Luego de que un juez federal otorgó una suspensión definitiva que frena por tiempo indefinido las obras del tramo 5 Sur del Tren Maya –de Playa del Carmen a Tulum, en Quintana Roo–, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) señaló que acudirán a otra instancia porque es un “asunto politiquero”, “no van a poder detenernos”.

Aseguró que se terminará en diciembre del próximo año la obra considerada prioritaria, “vamos a poder cumplir”, aseguró.

“Vamos a acudir a otra instancia o se van a presentar recursos para que no proceda el amparo porque no tiene fundamento, este es un asunto politiquero de quienes no quieren que se lleve a cabo la obra, son pseudoambientalistas financiados por grandes empresas, sobre todo del turismo, y también por gobiernos extranjeros, hay ambientalistas financiados por el gobierno de Estados Unidos”, expresó en el salón Tesorería de Palacio Nacional.

Dijo que la inconformidad es porque en el tramo 5 se encuentran intereses económicos.

“Estamos seguros de que la obra va a continuar, cómo no es mucho el tramo, aunque esté parada la obra ahora vamos a reiniciar y a recuperar tiempo”, aseveró.

Lee también: “Tren Maya continuará”: Gobierno de AMLO responde a amparos que detienen Tramo 5

AMLO recalcó que “no van a poder detenernos, no van a imponerse los intereses particulares, no van a estar por encima del interés general, del interés del pueblo, del interés de la nación, antes hacían y deshacían”.

Criticó que aunque se está realizando una catástrofe ecológica las empresas Xcaret y Vulcan, pero no hay oposición e incluso hay campañas en contra de su gobierno en la que recurren a actores.