“No tengo nada que ocultar”, dijo el dirigente nacional del Partido Encuentro Solidario (PES), Hugo Eric Flores Cervantes, luego de que se le captara tomando un vuelo de primera clase a la ciudad de Houston, Texas, para presuntamente recibir la vacuna contra COVID-19.

Aunque jamás negó que hubiera viajado a esa ciudad en primera clase, el dirigente publicó un video en sus redes sociales y argumentó que él trabaja “de manera honesta con un gran entusiasmo por fortalecer la institución familiar”.


“Nosotros sí vamos a dar la cara y vamos a seguir dándola por la vida y por la familia”.

Dijo estar convencido de que “la transparencia es lo mejor que puede darse, de cualquier líder político” y que él no tiene nada que ocultar, porque vive de manera modesta y trabaja para darle lo mejor que puede a su familia y sus hijos.


“Para eso hicimos el PES, para que nuestros hijos nos quieran y para tratar de fortalecer la institución familiar y yo lo voy a seguir haciendo”.

Acusó a “la derecha que no es derecha”, refiriéndose al Partido Acción Nacional (PAN) por aliarse con el PRI y el PRD y de orquestar ataques en su contra porque “ya les dolió” su campaña.


“La llamada derecha que no es derecha que se alió con el PRD, se alió con el PRI, ya son lo mismo, ya, pero afortunadamente otros sí damos la cara”.

Este martes, el dirigente político fue captado con su familia en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), donde ocupó lugares exclusivos en un avión del vuelo 1085 de United Airlines rumbo a la ciudad de Houston, Texas.

Tras los hechos, Flores Cervantes declaró a medios de comunicación que viajó a esa ciudad por negocios y no para aplicarse la vacuna anti-COVID, pues él ya recibió el fármaco dos meses atrás en esa misma localidad.

Los supuestos negocios que fue a atender, explicó, giran en torno a una empresa de la que es propietario en esa ciudad; por lo que viajó para asistir a una cena con sus socios.

Te puede interesar: Encuentro Solidario: registro ante el INE cuestionado