El precandidato de Morena a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, aseguró este lunes que su movimiento no es antirreligioso y respeta la diversidad sexual, luego que tabasqueño fue criticado unirse en coalición con el Partido Encuentro Social.

“Que quede claro para todos, de manera especial para la comunidad gay, no somos oportunistas, no luchamos solo por los votos, luchamos por principios, por ideales, y no tienen nada que temer; vamos a respetar la diversidad sexual”, expresó López Obrador ante sus simpatizantes durante un mitin en Tlalpan, en el que estuvo acompañado de Claudia Sheinbaum.

A las críticas hacia el también dirigente nacional de Morena, se sumó la escritora Elena Poniatowska y la actriz Jesusa Rodríguez, quienes han sido sus simpatizantes desde el 2006. El jueves, luego de que AMLO presentara al que será su gabinete de ganar la presidencia, ambas desplegaron un cartel que decía “No al PES”, con otras dos personas sosteniendo una bandera de la comunidad LGBTQ.

El miércoles, Encuestro Social se adhirió a Morena y al Partido del Trabajo para formalizar la coalición “Juntos Haremos Historia” con el propósito de impulsar la candidatura de López Obrador a la presidencia.

El rechazo en las redes sociales ha sido dirigido hacia la figura de Morena, que se define como un partido de izquierda y de pensamiento liberal. Por su parte, el PES en diversas ocasiones ha demostrado ser un partido de pensamiento conservador, y que ha manifestado una postura contraria hacia temas como el aborto, además de la adopción y los matrimonios entre personas del mismo sexo.