Los panistas Cesar Col Carabias y Juan Sánchez Aldana, exalcaldes de Guadalajara y Zapopan,   están en la mira de las autoridades jaliscienses, en específico la Auditoría Superior del Estado (ASEJ) por considerar que su participación dentro del Consejo de Administración del SIAPA atentó contra las finanzas del organismo.

En las irregularidades, una de las observaciones refiere que del Crédito por mil 200 millones de pesos –obtenido en 2008 con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), a través de Banobras–, se utilizaron  387.58 millones de pesos  en conceptos distintos a los señalados en las clausulas del contrato con la instancia internacional.

La ASEJ consideró que el ejercicio fiscal del 2008 del SIAPA solapó irregularidades en el manejo de los recursos públicos, mismas que no fueron solventadas –a la hora de aplicarse la auditoría– por el exdirector del organismo, Rodolfo Ocampo Velázquez, detenido el pasado viernes por el mismo asunto.

Son 12 las observaciones que lanza la ASEJ en contra del Consejo de Administración en el que participaron Ocampo, Col Carabias y Sánchez Aldana, éstos últimos en su carácter de representantes del gobierno del estado y alcalde de Zapopan.

En otra observación de la ASEJ, se atribuye un desfalco al organismo de poco más de  659.64 millones de pesos, por concepto de “cuentas por cobrar” en adeudos de consumidores.

Al respecto la auditoría considera que “no hay elementos de convicción suficientes para acreditar el inicio y/o seguimiento de procedimientos administrativos tendientes a la recuperación del importe”.

En tres observaciones más, la ASEJ detecta el pago de contratos con despachos externos para la cobranza de cuentas caídas por un monto que oscila los 9.6 millones de pesos. Sin embargo no se especifica cuáles son las empresas que incumplieron con sus obligaciones.

Otra de las observaciones revela irregularidades en el expediente de la empresa “Análisis Administrativo Scan S.C” en la contratación y cumplimiento de una campaña de socialización entre la población beneficiadas con el programa ‘Todos con Agua’.

Un programa fallido del SIAPA, para el cual se solicitó el crédito con el BID, y que pretendía dotar de agua a 230 colonias.

La ASEJ afirmó no haber recibido copia del contratos por 5.66 millones de pesos pagados a esa empresa.

En 2010, con la llegada de los priistas a las alcaldías metropolitanas de Guadalajara, el tema “Todos con Agua” resultó en un escándalo mediático –que el PRI supo capitalizar en su favor– y que orilló al exdirector del SIAPA Rodolfo Ocampo a comparecer ante autoridades federales por desvío de recursos. 

Ocampo Velázquez logró librar esa batalla legal, no obstante a nivel político perdió su capital. Pues de ser un cercano al exgobernador del estado Emilio González Márquez, tras su salida del organismo del Agua, cayó en desgracia.

No obstante y pese a que el control del SIAPA quedó en manos priistas  en la nómina organismo del agua se conservaron dos hermanos del exgobernador Emilio González: José Manuel González Márquez en la gerencia de saneamiento y María del Carmen González Márquez en la dirección de  cultura del agua.