La cantante Ana Lucía Salazar, la primera en denunciar el abuso sexual del sacerdote Fernando Martínez, en Cancún, Quintana Roo, advirtió que no pacta con delincuentes como es la congregación los Legionarios de Cristo.


Desmintió al vocero de los Legionarios, Pablo Pérez de la Vega, quien dijo en una reunión con gente Regnum Christi que mantiene un “constante contacto con las víctimas”.

“Eso es mentira! las víctimas coherentes no negociamos con delincuentes”, subrayó al tiempo de aclarar que el vocero y los Legionarios de Cristo jamás la han buscado para cumplir con una reparación del daño digna.

Advirtió que una reparación de daño digna sería quitarle la sotana a Fernando Martinez, presentarlo ante las autoridades mexicanas, entregarlo por sus delitos, entre otros, que estaría a la altura que merece el delito de violación sexual infantil.

“Nos usan en sus comunicados y en sus pláticas para calmar las aguas con la sociedad y con sus bienhechores, pero mienten”, subrayó.

Te puede interesar: Niega UIF relación de Martha Sahagún con Legionarios de Cristo