¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

ROSTROS2014

No los pierdas de vista…

Indigo Staff

Enrique Peña Nieto: Hora de consolidar

Enrique Peña Nieto tiene ante sí, el reto de pasar de reformador a ejecutor de sus reformas. La clave; consolidar lo alcanzado en la agenda legislativa.

Con la iniciativa energética aprobada –la gran apuesta de su gobierno– los pendientes quedaron atrás.

Ahora habrá que fortalecer al Pacto por México y concretar las leyes secundarias de las reformas aprobadas.


Ene 2, 2014
Lectura 25 min
portada post

"Un sector energético moderno, le dará a la economía mexicana mayores elementos de competitividad, pasando por los esfuerzos que se hicieron en materia de competencia en telecomunicaciones, educación, la reforma financiera y la reforma fiscal"

- José Antonio Meade

Secretario de Relaciones Exteriores

"Hoy nuevamente avanzamos aquellos que quisimos construir y atrás se quedaron los que no tienen otra cosa que ofrecer más que su amargura"

- Manlio Fabio Beltrones

Diputado PRI

"Trabajaremos para que las reformas y sus beneficios se sientan y se vivan en el día a día de todos los mexicanos"

Enrique Peña Nieto: Hora de consolidar

Enrique Peña Nieto tiene ante sí, el reto de pasar de reformador a ejecutor de sus reformas. La clave; consolidar lo alcanzado en la agenda legislativa.

Con la iniciativa energética aprobada –la gran apuesta de su gobierno– los pendientes quedaron atrás.

Ahora habrá que fortalecer al Pacto por México y concretar las leyes secundarias de las reformas aprobadas.

Ya no habrá excusas para enfrentar un nuevo año de desaceleración económica o subejercico del gasto sino de alcanzar las metas anunciadas y darle, como dice su slogan, “valor a México”.

Es por eso que el presidente de México tendrá doce meses para demostrar que el Mexican Moment no ha perdido impulso. 

Sin embargo la inercia reformadora deberá ir acompañada de un proyecto articulado para que no se diluyan los objetivos a la hora de aplicarse.

En pocas palabras, el mandatario tiene el desafío de transformar al país de fondo sin caer en la tentación del reflector mediático de la promesa eterna de cambios que nunca llegan.

No sera fácil pues el espíritu de cambio deberá impregnar también la estrategia política de su partido para los comicios que habrán de realizarse en 2015.

Y en ese contexto la negociación será el actor fundamental que regule las acciones del Pacto por México.

Beltrones y Gamboa: La dupla necesaria

Manlio Fabio Beltrones y Emilio Gamboa seguirán –como desde  hace años- en la palestra. Son coordinadores del grupo mayoritario en ambas cámaras del Congreso.

“El diablo está en los detalles”, es la frase común entre los expertos en materia legislativa. Y precisamente a los dos coordinadores priistas les toca este 2014 afinar los detalles de dos de las más ambiciosas reformas de Enrique Peña Nieto: la energética y la de telecomunicaciones.

En materia energética Beltrones logró desde el inicio de la legislatura poner como presidente de la Comisión de Energía a uno de sus incondicionales, el priista Marco Bernal.

Estas leyes secundarias tendrán que pasar por esa Comisión y en tanto por el visto bueno del sonorense. Los negociadores del Gobierno Federal tendrán que de alguna forma plegarse a la experiencia del coordinador de los diputados para sacar sus proyectos en medio de la oposición de la izquierda, la cual ya ha advertido que pretende impedir la aprobación de las leyes secundarias.

En cuanto a Emilio Gamboa es de todos conocido su entrañable relación con los dos consorcios televisivos en México. 

Las leyes secundarias en materia de telecomunicaciones pretenden establecer las bases para la licitación de dos nuevos canales de televisión abierta.

Gamboa fue Secretario de Comunicaciones y Transportes y conoce a detalle el sector. Será un actor fundamental para que el gobierno federal logre en el 2014 un acuerdo satisfactorio entre los capitanes de empresa que están interesados en invertir y competir con un nuevo canal de televisión.

Aurelio Nuño: El alfil en Presidencia

Uno de los más jóvenes e influyentes del gabinete peñista es Aurelio Nuño, jefe de la Oficina de la Presidencia, de formación política y con posgrado en Oxford, Reino Unido.

Aunque su carrera no inició en el Estado de México, como la mayoría de los llamados por Enrique Peña Nieto, Nuño ha tenido en sus manos las negociaciones más determinantes del Pacto por México, especialmente las más difíciles de la Reforma Energética. 

Inicio en el grupo parlamentario del Senado en el 2009, más tarde fue coordinador de asesores en la Cámara de Diputados.

En un rápido ascenso, Luis Videgaray quien lo integró a su grupo de asesores en la Cámara baja y formó parte del grupo que apoya a Peña Nieto para la campaña del 2012. 

Desde entonces su cercanía con el círculo presidencial lo ha mantenido en un papel destacado. 

Para muchos es considerado el alfil del tablero que podría llegar por impulso natural a cualquiera de los puestos del gabinete que pueda quedar libre.  Además goza de todas las confianzas de Peña Nieto, quien siempre lo tiene presente entre los hombre más fuertes y poderosos de su gobierno. 

Se dice, también, que su ascenso no ha estado basado en amistades sino en su formación y estrategias basadas en un método que el mismo llama “relación directa entre cultura y entendimiento”. 

Por ello sus formas de operar desde la jefatura de la Presidencia han sido siempre adaptadas a las circunstancias, sin forzar las formas para llegar al objetivo. 

Soltero y con 35 años, Nuño ha sido visto en las páginas de las revistas sociales con Sofía Aspe, hija de Pedro Aspe. 

Este año Aurelio Nuño podría ubicarse en un nuevo puesto clave para el Presidente. 

En las reuniones secretas del Pacto, como ha publicado Reporte Indigo, se le ha visto coordinando a Osorio Chong, Jesús Zambrano, Cesar Camacho, Gustavo Madero y Luis Videgaray. Habrá que seguirlo de cerca. 

José Antonio Meade: La ‘estrella’ del Gabinete

Economista doctorado por la universidad de Yale, José Antonio Meade ha tenido una bien apreciada carrera en el área de Hacienda y Banrural desde el inicio del sexenio de Felipe Calderón hasta 2011, cuando fue nombrado secretario de Energía. 

Bajo su mando Pemex realizó las primeras adjudicaciones de contratos integrales para exploración y producción.

Poco después, en septiembre de 2011, el potosino pasó a ser secretario de Hacienda, cargo en el que se desempeñó hasta su nombramiento como Canciller en la Secretaria de Relaciones Exteriores.

Sin embargo su nombramiento en la Cancillería fue sorpresivo, y se dice que podría regresar a Hacienda. De hecho hay quien sostiene que podría superar el trabajo de Luis Videgaray, quien orquestó  el llamado “frenón” de la economía que llevó a México a la cifra de crecimiento más baja en muchos años. 

Debido a la imagen que Meade ha construido en su trayectoria como economista y financiero, los analistas lo colocan también lógicamente como sustituto de Pedro Joaquín Coldwell, que por su nula experiencia en el área energética podría abrirle paso a Meade. 

Su papel llevando a Pemex a los primeros contratos compartidos lo colocan con ventaja en tiempos en que la paraestatal podría vivir una lluvia de contratos, licitaciones, esquemas de retorno y propuestas de inversión. 

Además, el ahora Canciller es de toda la confianza de Videgaray, quien, en el caso de que conservara su puesto en Hacienda, operaría  prácticamente al sector energético. 

Francisco Rojas: Transición en CFE

Al mismo tiempo que Lozoya lo hará en Pemex, la Comisión Federal de Electricidad deberá durante este año entregar el manejo de la industria eléctrica nacional y hacer su propia transición hacia una empresa pública estatal. 

El proceso estará comandado por Francisco Rojas Gutiérrez, veterano miembro del PRI, quien además es actualmente el suegro de Carlos Pascual, exembajador de Estados Unidos en México y Encargado Especial para Asuntos Internacionales de Energía del gobierno de Barack Obama.

Rojas ha sido diputado federal por el PRI, coordinador de su fracción parlamentaria, presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara baja y presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública.

Fungió como director general de Pemex entre 1987 y 1994. También dirigió la junta directiva del Instituto Mexicano del Petróleo. 

Emilio Lozoya: La promesa

El joven que llevará a Petróleos Mexicanos en la transición de paraestatal a empresa pública estatal, Emilio Lozoya, tiene como parte de sus méritos haber sido reconocido como “promesa” y “líder en sus 30”. 

A diferencia de muchos de sus compañeros en el organismo que hoy dirige, su conocimiento técnico de temas petroleros es casi nulo. 

Lozoya llegó a Pemex después de haber sido encargado de temas internacionales en la transición y de haberse manejado en los medios como el posible primer canciller del gobierno peñista. 

A pesar de que ninguna apuesta lo colocó en la tómbola de Pemex, este economista por el ITAM y abogado por la UNAM, que colecciona relojes y obras de arte según su propia declaración patrimonial, deberá comandar la pelea de Pemex por conservar sus yacimientos y conseguir nuevos para explotar. 

Lozoya estudió una maestría en Desarrollo Económico en la Universidad de Harvard, pero su vínculo que más ha figurado en el primer año de gobierno es la posición inmediata anterior que tuvo, antes de que fuera incluido en el equipo de Peña Nieto. 

Lozoya era parte del consejo de administración de la constructora española OHL, la misma que obtuvo un contrato millonario con Pemex sin licitación a unos días de su llegada a la paraestatal. 

El joven economista ha sido director en Jefe para América Latina del Foro Económico Mundial, Oficial de Inversiones en la Corporación Interamericana de Inversiones, parte del Banco Interamericano de Desarrollo y analista en el Banco de México.

Francisco Salazar: El nuevo influyente

El tercer organismo que tendrá mayor peso gracias a los cambios constitucionales aprobados en diciembre será la Comisión Reguladora de Energía (CRE), que dirige Francisco Salazar.

Este ingeniero químico es miembro del Partido Acción Nacional, por el que fue dos veces diputado federal. 

En diciembre de 2005 sustituyó a Dionisio Pérez-Jácome al frente de la CRE. Su nombramiento fue ratificado en 2006 por Felipe Calderón y ampliado en 2010 para un segundo periodo, que termina en 2015. 

Es maestro en economía actualmente preside la Asociación Iberoamericana de Entidades Reguladoras de la Energía.

Dirigía la Comisión de Energía en la Cámara de Diputados cuando fue nombrado al frente de la CRE. Antes había sido profesor de Finanzas Públicas en la Universidad Autónoma de San Luis Potosí y de Teoría Monetaria y Crédito en la Universidad Champagnat, en el mismo Estado.

De continuar en el cargo, sería una de las cartas con las que el PAN se adentraría en las nuevas regulaciones energéticas.

Juan Carlos Zepeda: El hombre fuerte

Quién se queda con cada campo, y en cuáles condiciones son puntos que serán supervisados por la Secretaría de Energía, pero recaerá directamente en otro funcionario: Juan Carlos Zepeda, presidente de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

Zepeda es la cabeza de un organismo sobre el que recaerá toda la presión de las petroleras sobre cuál tipo de contrato funcionará para cada área, los plazos, las condiciones y quién se queda con el proyecto. 

 A diferencia de Coldwell, Zepeda sí tiene experiencia en temas petroleros desde la perspectiva económica. 

Es economista por el Instituto Tecnológico Autónomo de México, maestro en Economía y Finanzas por la Universidad Warwick y maestro en Economía por la Universidad de Georgetown, en Washington.

En la Secretaría de Hacienda evaluó proyectos de inversión de Pemex, trabajó en el rediseño de su régimen fiscal y realizó el seguimiento de su presupuesto y finanzas. 

Luego fue Director General de Exploración y Explotación de Hidrocarburos en la Secretaría de Energía. 

Ha sido miembro de los Consejos de Administración de  Pemex Exploración y Producción, Pemex Refinación y Pemex Gas. 

En 2009 fue nombrado por el expresidente Felipe Calderón consejero de la Comisión Nacional de Hidrocarburos. 

Durante el cambio de gobierno se temió que su puesto pudiera encargarse a otra persona, pero Zepeda ha defendido públicamente la reforma energética peñista.

Pedro Joaquín Coldwell: El súper poderoso

El primer secretario de Energía de Enrique Peña Nieto llegó al cargo sin tener experiencia en temas petroleros, pero con un gran encargo bajo el brazo: cabildear e implementar la reforma energética. 

La elección no era fortuita. Pedro Joaquín Coldwell fue el hombre que desde la presidencia nacional del PRI salvó a Peña Nieto de una debacle interna durante el periodo electoral, luego de la salida forzada del exgobernador de Coahuila, Humberto Moreira. 

Al iniciar el sexenio debía empaparse de los temas medulares para defender la reforma e iniciar las conversaciones con las transnacionales que ya han puesto su interés en México. 

Este abogado originario de Quintana Roo tiene una gran experiencia en temas políticos, no energéticos. 

Durante su carrera ha sido diputado local, presidente del Congreso de su estado, diputado federal, dos veces senador, funcionario en el gobierno local, secretario de Turismo federal durante el salinismo, jefe de la delegación del gobierno de Ernesto Zedillo para el diálogo en Chiapas, embajador en Cuba. 

Este año que comienza, si continúa en el cargo, Coldwell deberá iniciar la recuperación de la información estratégica que hoy guarda Petróleos Mexicanos, que pasará a ser manejada por la Comisión Nacional de Hidrocarburos, el Centro Nacional de Control de Energía, el Centro Nacional de Control de Gas Natural y la Comisión Reguladora de Energía. 

Manuel Velasco: El ‘modelo’ de candidato

Sin duda, Manuel Velasco, gobernador de Chiapas, sera el paladín del sexenio peñista. El candidato modelo del Presidente para el 2018.

La desmedida publicidad que emprende el gobernador estatal en todo el país para mejorar su imagen, evidencia las preferencias.

El derroche en su marketing politico pretende disfrazar los traspies de su gobierno.

No sólo la impunidad con que se maneja la CNTE en la entidad sino la plena autonomía a los zapatistas en los municipios que controlan y donde la pobreza creció 80 por ciento.

La prematura campaña publicitaria de Velasco solo demuestra que en este sexenio, al menos para Peña Nieto, no habrá “tapadito”.

El script se repite, el modelo de peñiatización es parte ya del gobierno de Velasco.

Historias de amor de políticos con bellas actrices de televisión que aparecen en revistas y medios de comunicación.

Velasco lo sabe, y lo festeja con grandes espectaculares publicitarios en camiones, revistas y salas de cine de todo el país, a cargo del erario público.

Ya nadie se acuerda de los desfalcos del anterior gobernador Sabines, tampoco de la pobreza, de la CNTE, de los zapatistas o del trasiego de la droga.

Cuauhtémoc Cárdenas: La última defensa

Sin duda esta será la última batalla de Cuauhtémoc Cárdenas en el terreno político.

Prometió defender el petróleo. Aseguró que en su agenda la prioridad sería impedir la aprobación de la reforma energética. 

“Les digo que desde ahora dejaré otros asuntos y me lanzo de lleno a preparar esta campaña. Sé que muchos compañeros por todo el País acompañarán este esfuerzo”, dijo el 19 de agosto cuando el PRD presentó su proyecto de reforma energética.

“Recojamos firmas por toda la República, registrando al mismo tiempo los números de las credenciales de elector y buscando notarios que los certifiquen para llegar oportunamente al IFE y que estrenemos el artículo 32 constitucional, reformado en agosto del 2012, con la primera consulta popular realizada en nuestro País, apoyada en lo que dispone nuestra Constitución, misma Constitución que permitió la expropiación”.

Por el momento el cambio constitucional es ya un hecho pero falta conocer las leyes secundarias. Es ahí en donde el tres veces candidato presidencial tomará un papel vital. 

Ya el PRI y el PAN han echado por tierra la posibilidad de que la consulta popular tenga validez para echar abajo una Ley. 

Sin embargo esa será la nueva trinchera de Cárdenas. Su papel podrá tomar mayor relevancia en este año porque con los problemas de salud que ha tenido el otro excandidato de izquierda, Andrés Manuel López Obrador, el camino para el hijo de Lázaro Cárdenas se ensancha.

Andrés Manuel López Obrador: La única oposición

Este 2014 Andrés Manuel López Obrador tendrá que remar solo y a contracorriente.

Se opuso a las reformas presentadas por Enrique Peña Nieto con el respaldo del PRD y otros partidos de izquierda.

Hoy, está solo.

Sin Cuauhtémoc Cárdenas, Zambrano, Marcelo Ebrard o Miguel Ángel Mancera, el dos veces candidato a la presidencia se queda como oposición única.

Y desde esa posición presentará lucha para que se derogue el IVA en las fronteras y se defienda al petróleo de las arcas extranjeras.

Su reto; consolidar al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) como vehículo de acción y como partido politico.

El objetivo; competir en las elecciones intermedias de 2015 y buscar escaños en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) y las 16 delegaciones políticas para tener mayor presencia.

Pero el exjefe de gobierno capitalino necesitará aliados, sobre todo después de que el pasado 3 de diciembre fue operado por un infarto de miocardio, y su ausencia se notó en los cercos al Senado y la Cámara de Diputados para oponerse a la reforma energética.

La salud es uno de los desafíos de Amlo este año y la posibilidad también de fortalecer a su hijo Andrés Manuel López Beltrán como su posible sucesor.

Marcelo Ebrard  y Carlos Navarrete: La batalla por el PRD

No es que Carlos Navarrete sea el más capacitado, es que Marcelo Ebrard simplemente no logró convencer a las tribus internas de que él es el mejor para dirigir las riendas del PRD.

Para marzo próximo los perredistas tendrán que elegir al nuevo líder del partido con miras a las elecciones intermedias y también prepararlo para las presidenciales del 2018.

Sin embargo, pese a que Ebrard –cabeza del Movimiento Progresista– hace campaña basado en la reputación de “buen gobierno” que dejó al frente del Distrito Federal, simplemente no se ha convertido en puntero para dirigir al PRD.

No la tiene fácil. El autollamado líder de los progresistas disputa la presidencia nacional del PRD al exsenador Carlos Navarrete Ruiz, quien es el candidato de “Los Chuchos” y no están dispuestos a soltar el poder del partido que hoy dirige uno de ellos, Jesús Zambrano.

“Hicimos un buen gobierno en el Distrito Federal; podemos hablar con quien sea, no tenemos veto de nadie y seré incansable con el objetivo de que en 2018 tengamos una alternancia en el poder”, ha dicho Ebrard en diferentes foros sin encontrar la resonancia que él quiere… y necesita.

También maneja el discurso de que el exsecretario del Trabajo de Miguel Ángel Mancera, su oponente Carlos Navarrete, significaría más de lo mismo para el PRD y mantenerlo –a su criterio– como un partido satélite del PRI.

Pero al paso de los meses Marcelo Ebrard luce cada vez más solo. Muchos dicen que el ex jefe de Gobierno dejó ir su oportunidad de oro cuando, por encuesta, cedió a Andrés Manuel López Obrador la candidatura para contender por la presidencia de México.

Ahora Marcelo parece no estar bien ni con Dios ni con el Diablo.

Ayer, 2 de enero, Alejandro Sánchez Camacho, secretario general del PRD, anunció que la elección de la nueva dirigencia, prevista para marzo próximo, podría aplazarse debido a diversos trámites ante el IFE. 

Mientras se define la fecha definitiva los ciudadanos serán testigos de las ya épicas batallas internas del PRD en la lucha por el poder y Marcelo Ebrard no dejará de ser observado.

Fausto Vallejo: Su autodefensa

A Fausto Vallejo este 2014 le tocará establecer la paz y la seguridad en su entidad, para evitar que se generalice la inestabilidad.

Hoy tiene un estado dominado por la violencia generada por el cártel de los Caballeros Templarios, las guardias comunitarias y las protestas de maestros.

La desestabilización está en puerta y la amenaza de que se generalice y se convierta en el polvorín del actual sexenio, está presente.

Detener a los grupos de autodefensa en la cabecera municipal de Churumuco y la tenencia de Poturo en Tierra Caliente será el objetivo.

Incluso, el propio gobierno federal ha reconocido que en Michoacán está rebasado el estado de derecho.

Vallejo deberá pasar de los amagos y discursos políticos a las acciones.

Josefina Vázquez Mota, Gustavo Madero, Ernesto Cordero y Juan Manuel Oliva: La disputa azul

Pareciera que el PAN ya tocó fondo pero falta mucho por ver.

Para demostrar que puede revertir esa trágica tendencia que ha mantenido desde la llegada nuevamente del PRI al poder debe pasar una última prueba de fuego: la elección de su nuevo dirigente.

Y en eso intervendrán al menos cuatro personajes panistas que serán clave para el futuro del partido en el 2014: Gustavo Madero, Josefina Vázquez Mota, Ernesto Cordero y Juan Manuel Oliva.

La disputa puede ser cruenta. Pero eso solo les hundiría más. El actual dirigente Madero quiere reelegirse pero tiene en contra al bloque de los otros tres.

Y es que si bien Vázquez Mota, Oliva y Cordero no pertenecen al mismo grupo podrían al menos unir fuerzas para derrocar al actual líder. Además de que contarían con el apoyo del expresidente, Felipe Calderón.

Sin embargo Madero dará la batalla. Tiene de su lado a los coordinadores de ambas cámaras del Congreso y ha hecho una fuerte alianza con el gobierno federal a través del ya desaparecido Pacto por México.

Lo que suceda al interior del PAN es de pronóstico reservado. Pero sin duda recaerá en las decisiones de esos cuatro personajes y sus respectivos aliados el rumbo que tendrá en el 2014 el Partido Acción Nacional, el único organismo diferente al PRI que ha gobernado este País.

Ricardo Anaya: El joven maravilla

Se dice que el chiste no es llegar hasta arriba sino quedarse ahí toda la vida. Ese será el reto para el diputado panista Ricardo Anaya. 

El capital político del joven queretano subió como la espuma durante el 2013 cuando llegó a la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados.

Usualmente es un cargo que se le da a políticos experimentados y en un principio se dijo que estaría como presidente del Congreso solo por seis meses. 

Anaya proyecta una imagen fresca. Siempre sonriente y con el pelo siempre muy corto, como el de un militar. En el manejo de las sesiones no se exalta ni se enfrenta a sus adversarios.

Ya existen versiones de que podría terminar el período oficial que es de un año. Anaya logró sortear con pericia política la aprobación de la reforma energética. 

A pesar de la toma de tribuna y de que se hizo durante una sesión maratónica, el panista de 34 años sacó adelante el proyecto de reforma energética que era primordial para su partido y para la administración de Enrique Peña Nieto.

Si se mantiene al frente de la Mesa Directiva tendría que recibir las leyes secundarias en reforma energética y capotear todas las advertencias de los partidos de izquierda que aseguran que no permitirán que sean aprobadas.

Sin embargo el reto para este año que comienza para el diputado Ricardo Anaya será proyectar todo su capital político. Y es que en el 2015, justo cuando esté por terminar la legislatura serán las elecciones para gobernador en Querétaro.

Y desde ahora Anaya está entre los posibles candidatos de su partido para ese estado que es gobernado por al Partido Revolucionario Institucional.

Rafael Moreno Valle: El ‘madruguete’

De la mano de la maestra Elba Esther Gordillo llegó a ser mandatario del estado de Puebla.

Y gracias a uno de los primeros experimentos de alianza logró instalarse en la gubernatura mediante una candidatura común entre  el PAN, PRD y el Panal.

Sin embargo se dice que las aspiraciones de Moreno Valle no se limitan a mandar en un estado.

El joven político podría estar cocinando una estrategia que -desde ya– pretende perfilarlo a buscar una candidatura presidencial en el 2018.

Quizá por eso el poblano no ha estado exento de críticas. 

La construcción de una gigantesca rueda de la fortuna y su gasto en imagen y comunicación social lo han puesto en la mira de sus detractores.

¿Será muy pronto para pensar en nuevos puestos?

Margarita Zavala: Deshojando a Margarita

Aunque en un portal de la Presidencia de la República todavía aparece como “esposa del presidente Felipe Calderón”, Margarita Zavala ya no es la discreta primera dama que hizo descansar a los mexicanos del protagonismo de Marta Sahagún. 

Y todo indica que quiere regresar y retomar su carrera política. Zavala no pierde oportunidad para placearse por foros académicos o en eventos de apoyo a algún candidato del PAN.

Abogada por la Escuela Libre de Derecho, nació en la ciudad de México, ha trabajado en diversos bufetes jurídicos.

Muy cercana al PAN desde su matrimonio, para Zavala Martín del Campo no fue difícil llegar a diputada local en la Asamblea de Representantes del Distrito Federal (1994-1997) y Diputada Federal (2003-2006), de donde tuvo que pedir licencia para acompañar a su esposo en la campaña que la llevó a Los Pinos. 

Popular, a la vez que discreta y de bajo perfil durante la presidencia calderonista, Margarita Zavala es una carta fuerte para Acción Nacional, en donde no se le han escatimado apoyos en cada ocasión que regresa a alguna conferencia nacional o convención de partido. 

Sin embargo, el nombre de su familia ha sido cuestionado durante el sexenio de Calderón, ya que se encontraron relaciones familiares con la fatídica Guardería ABC y la firma de Diego Hildebrando Zavala Gómez del Campo, su hermano, que consiguió contratos millonarios durante el sexenio, por lo que fue acusado de conflicto de intereses y uso de influencias. 

Su compañía consiguió, entre otros, contratos con el IMSS a través de Carlos Castañeda Gómez del Campo, primo hermano de Diego Hildebrando y de Margarita Zavala. 

En el caso de la guardería en la que murieron 49 niños por negligencia, estuvo involucrada Marcia Matilde Gómez del Campo, socia fundadora de la guardería y prima de Margarita Zavala, que fue absuelta. 

Sin embargo, Margarita no logró deshojarse con los escándalos familiares, brilla por sí misma y es una estrella para el decaído panismo. Este año podría ser candidata a algún puesto de elección popular o, igualmente, aprovecharían su experiencia en las Cámaras para conseguir alguna posición plurinominal en las intermedias del 2015. 

El Chapo Guzmán: La ‘guerra’ no lo alcanza

El Chapo Guzmán no ha dejado de ser noticia.

Su mítica fuga de Puente Grande y su incorporación entre las listas de los más poderosos y ricos del mundo, le han dado una notoriedad que trasciende las fronteras mexicanas.

Hace apenas algunos días la DEA reveló que el líder del Cártel de Sinaloa ya dejó su huella en Filipinas.

La agencia antidrogas estadounidense dio a conocer la captura de dos narcotraficantes vinculados a la organización de Guzmán Loera.

Y es que el cártel comandado por el mexicano al parecer no se ha visto mermado por la llamada “guerra contra el narcotráfico” que se libra en México.

Por el contrario, de acuerdo a diversos reportes periodísticos, su influencia se acrecenta no solo en territorio nacional. 

A principios de 2013, la administración pública de Chicago llegó a calificarlo como el “enemigo público Número uno” de la ciudad.

Pero no solo se ha hecho “famoso” en Estados Unidos. Su presencia se siente en países como Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Cuba, Belice y Argentina, entre muchos otros.

Esto aunado a que las organizaciones rivales en México han recibido duros golpes y detenciones lo cual le ha abierto el paso a nuevos mercados.

 


Notas relacionadas

Ene 2, 2014
Lectura 8 min

ROSTROS2014

DF: No los pierdas de vista en 2014

Indigo Staff


Ene 2, 2014 Lectura 8 min

Ene 2, 2014
Lectura 8 min

Ene 2, 2014
Lectura 9 min

Ene 2, 2014
Lectura 8 min

ROSTROS2014

Latitud: No los pierdas de vista en 2014

Indigo Staff


Ene 2, 2014 Lectura 8 min

Comentarios