Niegan trato inhumano a poblaciones callejeras

La Secretaría de Bienestar en Inclusión Social afirmó que su tratamiento a poblaciones callejeras es conforme a derecho y en el albergue de Coruña se les atiende de manera integral

Sibiso afirmó que su tratamiento a poblaciones callejeras es conforme a derecho y en el albergue de Coruña son tratadas

Sibiso afirmó que su tratamiento a poblaciones callejeras es conforme a derecho y en el albergue de Coruña son tratadas

Comparte esta nota

Las poblaciones callejeras son tratadas conforme a derecho en la Ciudad de México, aseguró la Secretaría de Bienestar en Inclusión Social (Sibiso) capitalina.

“Todas las actividades de atención a personas en situación de calle se realizan conforme a la normatividad vigente para que las personas que sean atendidas por la Sibiso tengan garantía de sus derechos como lo plasma la Constitución de la Ciudad de México en su artículo 11”, indicó la dependencia a través de una tarjeta informativa proporcionada a Reporte Índigo.

Lo anterior, en relación a la nota “Albergue de Coruña, una pesadilla para poblaciones callejeras” publicada el 14 de junio pasado, donde se da a conocer la denuncia de diputados locales acerca de que los habitantes del albergue padecen condiciones inhumanas.

“Las actividades de atención a personas en situación de calle o abandono social se basan en el Protocolo Interinstitucional de Atención Integral a Personas que Viven en Situación de Calle en la Ciudad de México, y además, en cada espacio y etapa de los servicios se aplica un Modelo Integral de Atención”, detalló la Secretaría.

De acuerdo con la Sibiso existen Centros de Valoración y Canalización (CVC) donde las poblaciones callejeras pernoctan en espacios con cama y cobija; diariamente se sirven dos mil 100 raciones de alimento, con tres alimentos al día en modalidad caliente; se ofrece el servicio de regaderas, hay áreas de sanitarios para hombres y mujeres, espacios al aire libre, y áreas de consultorios y trabajo social.

“Las personas que aceptan los servicios pueden quedarse a pernoctar y hacer uso de todos o alguno de los servicios mencionados. Quienes aceptan voluntariamente recibir servicios de canalización y atención conforme al modelo de atención integral pasan a una etapa de valoraciones médicas, psicológicas y psiquiátricas y sobre adicciones”, explica la tarjeta.

También puedes leer: Albergue de Coruña, una pesadilla para poblaciones callejeras

Salir de la versión móvil