En la recta final de la temporada de premios, el Oscar ya está a la vuelta de la esquina, y de las 10 producciones que se encuentran en Mejor Película, hay una clara favorita a ganar, El poder del perro, de Jane Campion, película estrenada en Netflix.

De ganar este filme, sería la entrada oficial y por la puerta grande a la AMPAS del servicio de streaming, pese a que es bien sabido que la compañía audiovisual incomoda a los mayores estudios de Los Ángeles, California.

“Una directora mujer, haciendo western, me parece interesantísimo, y creo que Netflix siempre se agarra de las batallas que están sobre la mesa, recordar que el feminismo y el #MeToo hicieron un revuelo hace unos años en Estados Unidos, y ver ‘¿Qué agarro ahora?’ y suelen hacer cosas de calidad porque es su manera de entrar desde un lugar distinto, no solo le apuestan a lo comercial, sino que toman a autores que están hablando de temáticas que están en la boca de todos y de todas”, dice Gómez.

Elo no se atreve a vaticinar si es que realmente la película de Campion se logre llevar el Oscar más trascendental, pero sí reconoce que el largometraje protagonizado por Benedict Cumberbatch tiene todas las herramientas para ganar.

“Si lo va a impedir el hecho de que sea de Netflix o no, es algo que francamente no entiendo. Si tú haces una gran película y terminas por exhibirla en una plataforma o en una sala, ¿realmente importa?”, cuestiona el promotor de la cultura cinematográfica.

También puedes leer:

Industria filmica dividida entre tradición y plataformas

El orgullo se queda en casa para Pedro Almodóvar

TikTok: Comedia y diversión, con potencial de contenidos