Néstor Núñez se encuentra en el ocaso de su mandato en la alcaldía Cuauhtémoc. Sin embargo, las irregularidades siguen saliendo a flote.

Durante 2019 y 2020, Cuauhtémoc otorgó contratos por más de 20 millones de pesos a una empresa que ha sido investigada y sancionada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Se trata de Goiba Construcciones S.A. de C.V., la cual se dedica a realizar obras y la ASF detectó anomalías en sus trabajos como el incumplimiento de condiciones contractuales.

Sin embargo, Reporte Índigo ha documentado que no es la primera empresa con un historial opaco que la administración de la demarcación ha contratado y adjudicado montos millonarios; al parecer es una constante en la alcaldía.

Los contratos con Goiba

De acuerdo con una revisión realizada a los contratos firmados por la alcaldía Cuauhtémoc durante 2019 y 2020 que se encuentran disponibles en la Plataforma Nacional de Transparencia, el gobierno de la demarcación otorgó dos convenios comerciales a Goiba por un monto total de 21 millones 149 mil 300 pesos.

El primer acuerdo comercial, es el que se celebró durante 2019, tiene el folio AC/LPN/MER/016/2019 y el objeto es la “Rehabilitación del Mercado Martínez de la Torre”.

A su vez, el monto por los trabajos ejecutados se estipuló en 5 millones 65 mil 901 pesos, mientras que la vigencia se fijó del 30 de julio de 2019 al 21 de diciembre de 2019.

El segundo convenio es el que se puede identificar con el folio AC/LPN/MER/021/2020 y se le adjudicó a la compañía referida para la “Rehabilitación del Mercado Merced Mixcalco”.

En este caso el monto de pago al contratista se fijó en 16 millones 83 mil 399 pesos y el documento estuvo vigente del 24 de agosto al 31 de diciembre del año pasado.

Cabe destacar que ambos contratos se adjudicaron a través de un concurso de licitación pública; es decir, varias empresas compitieron y el área encargada de adquisiciones de la Cuauhtémoc determinó que Goiba Construcciones era la mejor opción.

Por último, el documento fue autorizado por parte de Cuauhtémoc por el alcalde, Néstor Núñez; el director de jurídico, Luis Alfredo Ortiz Pantoja; así como la directora de Finanzas, María Irma Ascensio López. Mientras que como representante legal figura Gerardo González Ibarra.

ASF detecta anomalías en administración de Néstor Núñez

Ambos contratos por más de 20 millones de pesos, le fueron adjudicados a la empresa pese a que la ASF encontró que en 2015, Goiba Construcciones incurrió en irregularidades al prestar servicios a la alcaldía Iztacalco.

El 20 de diciembre de 2019, el máximo órgano fiscalizador del país publicó un edicto en la Gaceta Oficial de la Federación en el que hizo público que varias empresas incurrieron en anomalías al recibir recursos de la Federación.

Según el documento, que se puede consultar en la página electrónica de la Secretaría de Gobernación (Segob), Goiba Construcciones es una de esas compañías.

La ASF, de acuerdo con el edicto, halló que Iztacalco firmó un contrato con Goiba para la “Rehabilitación de Escuelas Públicas de Nivel Básico de la Delegación Iztacalco (Etapa III)”, el día 20 de enero de 2015 con cargo a los recursos del Fondo de Pavimentación, Espacios Deportivos, Alumbrado Público y Rehabilitación de Infraestructura Educativa para Municipios y Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal del año 2014.

Sin embargo, Goiba Construcciones cobró conceptos de pagos no ejecutados; es decir, Iztacalco pagó por obras no entregadas, lo que representa un incumplimiento del contrato y la ASF lo consideró una violación a las leyes federales.

“Constituye una infracción a lo dispuesto en el artículo 55, párrafo segundo de la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas y Cláusula Novena, Forma y Lugar de Pago, párrafo segundo, fracción II del contrato de supervisión número DI-LP-FRESCIII-021-14”, detalla el edicto.

Ante esto, el órgano supervisor del gasto público a nivel federal requirió a la empresa a resarcir el daño patrimonial causado a la hacienda pública, el cual según la ASF asciende a 40 mil pesos.

Sin embargo, la autoridad fiscalizadora indicó que, además de la anomalía referida, no se pudo localizar a la empresa en el domicilio legal proporcionado cuando firmó el contrato con Iztacalco, por lo cual se publicó el edicto en el Diario Oficial de la Federación.

Pese al incumplimiento acreditado, el daño a la hacienda pública y que la Auditoría Superior de la Federación no pudo localizar a la empresa en su domicilio legal, la alcaldía Cuauhtémoc le otorgó los contratos referidos por más de 20 millones de pesos.

Constante en Cuauhtémoc

Los dos contratos con Goiba que firmó Cuauhtémoc, no son los únicos que el gobierno de Néstor Núñez ha otorgado a empresas con un historial de irregularidades.

El 20 de enero de 2021, Reporte Índigo publicó el texto “Irregularidades en alimentos de alcaldía Cuauhtémoc”, en el que se detalla que la demarcación otorgó diversos contratos en 2020 a la empresa Escore Alimentos S.A. de C.V. a pesar de que la Secretaría de la Contraloría General de la Ciudad de México halló que había incurrido en anomalías en servicios prestados a la administración pública local.

La contraloría encontró que Escore Alimentos simuló competir en una licitación con otra empresa asociada para ganar un acuerdo comercial en el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro durante 2015.

Además, incumplió con las condiciones de servicios acordados con el medio de transporte capitalino.

Reporte Índigo publicó “Irregularidades en alimentos de alcaldía Cuauhtémoc”, donde detalla que la demarcación otorgó contratos a Escore Alimentos a pesar de haber incurrido en anomalías.