La Universidad de Guadalajara (UdeG) recibirá en su Auditorio Metropolitano, también conocido como Telmex, al cantante Gerardo Ortiz, un exponente de los narcocorridos que tiene canciones dedicadas a capos del narcotráfico como el líder máximo del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), Nemesio Oseguera Cervantes.

El concierto se efectuará este 29 de noviembre, pese a que el intérprete fue señalado por la Fiscalía de Jalisco en el 2016 por ilícitos como apología del delito, delincuencia organizada y operación con recursos de procedencia ilícita.

A Ortiz se le ha cuestionado no solo por sus canciones donde exalta a las figuras del narcotráfico, sino por el contenido del video de la canción “Fuiste mía”, de 2016, que se consideró apología del feminicidio y de la violencia contra la mujer.

El video ameritó en su momento pronunciamientos reprobatorios tanto del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) como del Instituto Jalisciense de las Mujeres (IJM, hoy extinto), por la saña con que presentaba el asesinato de una mujer.

“El Inmujeres expresa su más enérgica condena por el video de la canción ‘Fuiste Mía’ del cantante, Gerardo Ortiz, porque hace una clara apología del delito, justifica el homicidio y el feminicidio”, dijo el organismo el 29 de marzo de 2016.

Jalisco es un estado con altas tasas de homicidios relacionados con el narcotráfico y la delincuencia organizada, así como de feminicidios y violencia contra las mujeres en sus distintas formas, pero nada de ello ha pesado en la determinación de la UdeG por prestarle sus instalaciones al popular cantante.

“El cantante de Regional Mexicano, Gerardo Ortiz llega nuevamente al Auditorio Telmex. Presenta un espectáculo lleno de energía, donde podrás disfrutar todos y cada uno de sus éxitos”, dice la publicidad del concierto que administra la casa de estudios.

“Fuiste mía”, la polémica detrás de Gerardo Ortiz

El cantante Gerardo Ortiz entró en conflicto con las autoridades de Jalisco luego de que se diera a conocer que en el video de la canción “Fuiste mía”, de 2016, participaron elementos de la Policía de Zapopan y se usaron patrullas de forma ilegal, es decir, sin ningún tipo de autorización para la utilización de esos recursos humanos y operativos del municipio.

Posteriormente se dio a conocer que en la finca donde se filmó el video, ubicada en la colonia El Mante, en Zapopan, hubo un enfrentamiento el 4 de noviembre de 2014 entre elementos de la Fuerza Única Metropolitana y civiles armados, que dejó 14 detenidos, algunos de relevancia en el mundo criminal.

“Cabe hacer mención que en el hecho del 2014 se acreditó en la indagatoria que al momento de la detención de varias personas, se encontraba en el domicilio Daniel Quintero Riestra y/o José Antonio Costa Ruvalcaba, detenido por la Policía Federal y quien es señalado en las averiguaciones previas relacionadas al homicidio del exsecretario de Turismo del Gobierno de Jalisco, Jesús Gallegos Álvarez y una modelo de origen venezolano”, informó el 21 de abril de 2016 la Fiscalía de Jalisco.

Ese mismo día, la dependencia entonces encabezada por Eduardo Almaguer Ramírez confirmó que había solicitado la intervención de la entonces Procuraduría General de la República (PGR), para que procediera en contra del cantante.

“Desprendido de las investigaciones realizadas a los hechos de una finca en la colonia de El Mante, donde el señor César Gerardo Ortiz Medina grabó un video musical, la Fiscalía General de Jalisco dio vista a la PGR para que continúe con las investigaciones pertinentes y lo investigue por los delitos de delincuencia organizada y operación con recursos de procedencia ilícita”.

Posteriormente, el 13 de Julio de 2016, la Fiscalía anunció que había obtenido una orden de aprehensión contra el intérprete por apología del delito, un ilícito que se procesa sin prisión preventiva.

Narcocultura

Los propios académicos de la UdeG han advertido que los contenidos culturales que exaltan al narcotráfico y a sus capos favorecen la reproducción de la violencia sin freno que se presenta en Jalisco todos los días.

“A través de todo lo que consumimos vamos trivializando la muerte, el homicidio, el robo, las ejecuciones y todas aquellas conductas que se presentan en una sociedad como la mexicana”, señaló Víctor Oswaldo Orozco Estrada, académico de la Licenciatura en Psicología, del Centro Universitario de Ciencias de la Salud, el pasado 12 de noviembre.

Aquel día el académico puso el ejemplo de 17 series televisivas cuyo tema principal es el narcotráfico, mientras que en la música mencionó el llamado Movimiento alterado, cuyas letras enaltecen el narcotráfico y a los capos de la droga.

“Los productos culturales que la gente consume desde sus casas o en espacios más íntimos ha normalizado la violencia y trivializado la muerte (…).


Estos contenidos llegan a niños, adolescentes y jóvenes, y generan una idea de que los narcotraficantes son héroes y ejemplos a seguir, y que el crimen organizado puede ayudarlos en sus aspiraciones de alcanzar el éxito y ganar dinero

Víctor Oswaldo Orozco Estrada

Profesor de la UdeG

La canción que Gerardo Ortiz le compuso al líder máximo del CJNG, por ejemplo, señala: “y me la quisieron voltear, poco me falta pa’ accionar, pa’ que aprendan a respetar, aquí yo mando en la ciudad, Nueva Generación Estado de Jalisco, pa’ los que no les guste y nomás peguen el brinco, aquí mismo los recibo”.

El académico de la UdeG señala que la masificación de este tipo de productos “da como resultado que los menores de edad sean presa fácil del reclutamiento del crimen organizado, y tengan una esperanza de vida de tres años a partir de que comienzan con actividades delictivas”.

También puedes leer: Terminar con la ‘narcocultura’, ofrece la Secretaría de Seguridad