¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

MUROFRONTERIZO

La vieja herida

J. Jesús Lemus

Tras la insistencia del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de construir un muro en los límites fronterizos con México, el senador por Chihuahua, Patricio Martínez García, lanza una propuesta nacional para busca llevar a revisión los límites de la frontera con Estados Unidos.

La intención del movimiento –que cuenta con simpatizantes dentro del Senado de la República– es recuperar una superficie territorial de casi 84 mil hectáreas de suelo, que fueron adjudicadas a Estados Unidos por un mal trazo de la línea fronteriza.


Mar 12, 2017
Lectura 6 min
portada post

“Ese error se reconoció desde el tiempo de Porfirio Díaz, pero nunca se le dio seguimiento (...) ahora estamos en posibilidad de revisar la extensión real de nuestro territorio”

- Patricio Martínez García

Senador por el PRI

La demanda integrada por el abogado Guillermo Hamdan Castro detalla que si los territorios solictados no son devueltos tendrían que ser pagados en oro o pesos

Tras la insistencia del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de construir un muro en los límites fronterizos con México, el senador por Chihuahua, Patricio Martínez García, lanza una propuesta nacional para busca llevar a revisión los límites de la frontera con Estados Unidos.

La intención del movimiento –que cuenta con simpatizantes dentro del Senado de la República– es recuperar una superficie territorial de casi 84 mil hectáreas de suelo, que fueron adjudicadas a Estados Unidos por un mal trazo de la línea fronteriza.

No sólo es la recuperación del territorio, que en términos generales es muy pequeño, pues representa menos de una décima parte de la Ciudad de México, explicó el historiador Fernando Tejeda Alvarado, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), sino que se trata de un tema de orgullo nacional.

“Tenemos una afrenta histórica, grabada en nuestra conciencia nacional, que es el robo del territorio por parte de Estados Unidos”, detalló Tejeda Alvarado.

Por eso, consideró que la propuesta de Martínez García para rectificar los linderos de la frontera con Estados Unidos es de gran acierto.

“Al menos para canalizar nuestro enojo nacional contra Trump”, remarcó.

De acuerdo al senador priista, la frontera entre México y Estados Unidos está mal trazada: en una parte de los estados de Chihuahua y Sonora –sobre una recta de más de 432 kilómetros lineales– el límite sur de Estados Unidos está “comiendo” suelo mexicano.

Y ahora que Estados Unidos insiste en hacer revisión de tratados, sería interesante revisar el tratado de límites fronterizos, a fin de subsanar el error del trazado de la línea.

El Tratado de Guadalupe Hidalgo fue firmado el 2 de febrero de 1848, al término de la guerra de invasión de Estados Unidos a México, y estableció los límites fronterizos entre los dos países.

Acelerar el trámite

La política de Trump mantiene su postura sobre el muro, tanto, que en Estados Unidos ya se lanzó la licitación pública para la construcción de la barda. En abril, se espera que el Departamento de Seguridad Nacional comience a dar los primeros contratos de la obra.

Martínez García insistió en la celeridad de los trámites de revisión a la frontera, a fin de que, si Trump insiste en la construcción del muro, lo haga suelo adentro de su territorio y no sobre la línea actual, la que se encuentra mal trazada y propiciaría un nuevo robo de territorio mexicano por parte de Estados Unidos.

Cárdenas alza la voz

El líder moral del PRD y uno de los actores sociales más importantes de la resistencia nacional frente a la política del presidente Donald Trump, Cuauhtémoc Cárdenas, también coincide en que los límites fronterizos actuales entre México y Estados Unidos no son los acordados en el tratado histórico de Guadalupe Hidalgo.

Por esa razón Cárdenas –quien ya se había manifestado abiertamente contra Trump al encabezar en Chihuahua un acto de protesta pacífica contra las deportaciones anunciadas– ahora anunció un movimiento nacional para pedir al presidente Enrique Peña Nieto que interponga una demanda contra Estados Unidos.

La propuesta de Cárdenas es solicitar al presidente de México, porque solo él tiene la facultad para hacerlo, que presente una querella ante cortes internacionales para reclamar la nulidad del tratado de Guadalupe Hidalgo, donde México cedió casi la mitad de su territorio a favor de Estados Unidos.

La demanda que pretende entregar Cárdenas es más ambiciosa que la iniciativa lanzada por el senador Patricio Martínez García, pues no solo pretende la corrección de los límites fronterizos entre los dos países, producto del tratado en cuestión.

También se reclama la devolución del territorio que comprende los estados norteamericanos de California, Nuevo México, Arizona, Nevada, Utah y una parte de Colorado, Wyoming, Kansas y Oklahoma, los que de no ser devueltos -expone la demanda integrada por el abogado Guillermo Hamdan Castro- tendrían que ser pagados en oro o pesos.

La demanda que plantea Cárdenas, será entregada en tres semanas, para lo que habrá de lanzar una convocatoria nacional a fin de que los ciudadanos se sumen en una marcha pacífica que llegará a la residencia oficial de Los Pinos, para hacer la entrega al presidente de la República.

Que los devuelvan

La demanda de Cuauhtémoc Cárdenas reclama la devolución del territorio que comprende los estados de:

California

Nevada

Utah

Arizona

Nuevo México

y una parte de Wyoming,
Colorado,
Kansas
y Oklahoma

Propuesta desde el Senado

En el frente propuesto por el senador Patricio Martínez García, no se ha dejado de lado la insistencia para que desde el Senado de la República se constituya una comisión de revisión a los límites fronterizos en la línea norte del país.

“Es que los meridianos y paralelos del Tratado son unos, y los que están tarazados son otros; ese error se reconoció desde el tiempo de Porfirio Díaz, pero nunca se le dio seguimiento, porque luego llegó la Revolución. Pero ahora estamos en posibilidad de revisar la extensión real de nuestro territorio”, insistió el senador Martínez García.

“El problema no es el muro, es la agresividad con la que se pretende levantar, la que niega todos los principios de trabajo en la que hemos estado trabajando en los últimos 20 años para construir una región común con Estados Unidos”, explicó el senador.


Notas relacionadas

Ene 29, 2020
Lectura 2 min

Ene 15, 2020
Lectura 2 min

Dic 4, 2019
Lectura 2 min

Oct 11, 2019
Lectura 6 min

MUROFRONTERIZO

Veteranos: sueños rotos por el muro

Imelda García


Oct 11, 2019 Lectura 6 min

Comentarios