Jesús Murillo Karam, exprocurador General de la República, fue trasladado por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México a la Torre Médica del Centro de Reinserción Social Tepepan.

Y es que, luego de varias semanas, el exfuncionario fue dado de alta del Hospital Belisario Domínguez, donde se encontraba internado desde el pasado 3 de noviembre.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSPC) informó que mejoró el estado de salud de Murillo Karam.

¿De qué está enfermo Murillo Karam?

Fue en octubre de este año cuando se informó que el exprocurador se encontraba en terapia intensiva luego de ser sometido a una cirugía de Endarterectomía Carotídea de alto riesgo en el Hospital de Cardiología.

De acuerdo con su abogado, José Javier López García, el exfuncionario padecía de una carótida obstruida, la cual elevaba el riesgo de un coágulo cerebral.

El 19 de octubre había sido trasladado de emergencia del Hospital de Xoco, en la alcaldía Coyoacán, por presentar elevados niveles de presión.

Previamente, su defensa alegó que su cliente padecía EPOC, hipertensión arterial e insuficiencia vascular cerebral para solicitar al juez la aplicación de la medida de prisión domiciliaria, pero este beneficio se le negó.

El exprocurador enfrenta 3 cargos

El procurador durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto fue detenido el pasado viernes 19 de agosto en la Ciudad de México por los delitos de desaparición forzada, tortura y contra la administración de justicia.

De acuerdo con la carpeta de investigación, Murillo Karam habría participado en la manipulación de pruebas en la investigación de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Además de fraguar la llamada “verdad histórica” para que el Gobierno de Peña pudiera dar carpetazo al tema y evitar así el descontento social; misma que ha sido desmentida por el actual Gobierno y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIE)