Después de que el Instituto Nacional Electoral (INE) desechó la queja de Morena, en contra de actores y actrices que realizaron un video de su pronunciamiento contra la construcción del Tren Maya, uno de sus consejeros comparó la situación con censurar a Damián Alcázar, reconocido partidario del gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador (AMLO). 

El organismo regulador de la actividad electoral en el país, aseguró que Rubén Albarrán, Eugenio Derbez, Natalia Lafourcade, entre otros, no violaron ninguna norma electoral. 

A través de redes sociales, el consejero del INE, Ciro Murayama, informó que desecharon la queja, y cuestionó cómo se vería que el INE censurara a Damián Alcázar, actor que habla a favor del presidente en varias de sus apariciones públicas. 

“¿Se imaginan al INE censurando a Damián Alcázar por apoyar al gobierno? Obvio que no. Es su derecho. Así de estrambótico sería que el INE censurara a los actores que se oponen al Tren Maya. La queja fue desechada porque los actores no violan ninguna norma electoral”, escribió Murayama. 

La denuncia

Después de que el video en el que Regina Blandón, Kate del Castillo, Omar Chaparro y otros actores y cantantes realizaran un video pidiendo evitar la construcción del Tren Maya, el presidente y Morena arremetieron contra ellos. 

Por ello, legisladores de la Cámara de Diputados presentó una denuncia ante el INE, contra integrantes del mundo artístico, del medio digital Latinus y de todos aquellos que hayan dado difusión a la iniciativa #SélvameDelTren.

Te sugerimos: Morena denuncia ante el INE a Derbez y otros artistas que lanzaron campaña contra Tren Maya

Alejandro Carvajal Hidalgo y Aleida Alavez indicaron que esa campaña en contra de la construcción del tramo 5 del Tren Maya, que va de Tulum a Cancún, viola lo establecido en el artículo 35, fracción IX, numeral 7, de la Constitución, artículo 33 de la Ley Federal de Revocación de Mandato, así como la convocatoria emitida por el INE en materia de Revocación de Mandato.

Carvajal Hidalgo dijo que desde el 4 de febrero inició un periodo de veda electoral y ninguna persona física o moral podrá contratar propaganda en medios de comunicación para influir en la opinión de los ciudadanos respecto de políticas sociales, obras o programas de gobierno.