Ciro Murayama, consejero del Instituto Nacional Electoral (INE) aseguró, debido al plan de austeridad para el organismo que propone el Gobierno, que la administración federal no manda en las decisiones del INE. 

Los dichos de Murayama se produjeron después de que este jueves fuera presentado, en la conferencia matutina, un plan de austeridad para el INE, con el objetivo de que pueda realizar la consulta de revocación de mandato. 

Te puede interesar: Gobierno de AMLO presenta plan de austeridad para INE; va por altos sueldos y fideicomiso

A través de Twitter, Murayama dejó en claro que el INE es un instituto autónomo y que el gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador no manda en sus decisiones. 

“Cuando las elecciones (mal hechas) las organizaba el gobierno (1988) ellos decidían el gasto. Hoy que hay un instituto autónomo, el INE, el gobierno no manda en sus decisiones”, escribió el consejero. 

En el mismo mensaje, el consejero llamó al gobierno a realizar bien su trabajo, en lugar de tratar de destruir al órgano electoral. 

“El gobierno debería hacer bien su trabajo en vez de querer destruir lo que sí funciona: el INE”, escribió.

Adán Augusto López, titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), en representación del presidente, quien se encuentra aislado, contagiado de COVID-19, presentó el plan que elaboró el gobierno federal para el INE. 

Te sugerimos: Gobernación advierte al INE: No hay posibilidades de dar más dinero para revocación

Según el titular de Segob, la aplicación de estas medidas le daría al INE una disponibilidad de dos mil 972 millones de pesos para llevar a cabo la consulta de revocación de mandato.

Victor Manuel Mójica Vilchis, subsecretario de Hacienda, señaló que el INE podría ahorrar en la cancelación de gastos médicos, arrendamientos, viajes, congresos y convenciones y telefonía, para que se realice este ejercicio democrático.