En el Congreso local existen varias iniciativas para modificar la Ley de Bienestar Animal y la Ley de Gobierno Municipal para que sea este nivel de gobierno el que se especialice en el tema al ser el primer contacto con las y los ciudadanos.

Se pretende no sólo lograr un cambio en la sociedad neoleonesa, sino crear una dependencia especializada en protección animal así como centros municipales que realicen políticas públicas para vivir de manera respetuosa y en armonía con estas especies.

El municipio de San Nicolás, a cargo del alcalde Daniel Carrillo, busca crear Casas de Control Canino y Felino. Por su parte, las y los diputados del Congreso local pretenden que este modelo, por ley, se replique en todas las entidades del país.

Mientras que el alcalde de Escobedo, Andrés Mijes, quiere crear una Unidad de Protección Animal con personal especializado en el tema que garantice el bienestar de perros y gatos. El morenista propone una iniciativa con proyecto de decreto para reformar por adición de una fracción los artículos 40, 92 y 110 bis de la Ley de Gobierno Municipal del Estado de Nuevo León y crear esta dependencia municipal.

“Para el estudio, la planeación y el despacho de los diversos asuntos de la Administración Pública Municipal Centralizada, el Ayuntamiento se auxiliará, por lo menos, con las siguientes dependencias: un área encargada de la Protección y Bienestar Animal”, dice la modificación del artículo 92 de la Ley de Gobierno Municipal del Estado de Nuevo León.

El alcalde sostiene que, al aprobar estas modificaciones, será una obligación tener una Comisión Permanente de Protección y Bienestar Animal en todos los municipios, la cual tendrá la facultad de aplicar sanciones a quienes maltraten a los seres vivos.

“El objetivo es buscar que haya, por parte de los municipios, la obligación de tener la Unidad de Protección Animal y sus atribuciones. Tenemos que ser incluyentes, sobre todo con ellos”, menciona Mijes.


México se encuentra en tercer lugar en maltrato o crueldad animal

Defensa animal

Eliza Martínez, presidenta del organismo Frente Animalista, considera que falta mucho por hacer en la aplicación de sanciones para quienes maltraten a un animal.

“Es una situación grave, porque no hay sanciones para las personas maltratadoras, pues no tienen castigo ni una sanción que realmente se merezcan, son sólo faltas administrativas que no merecen la pena. Faltan sanciones reales”, expresa en entrevista con Reporte Índigo.

Cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), señalan que México se encuentra en tercer lugar en maltrato o crueldad animal. En el país sólo 30 por ciento de los 18 millones de perros que existen en el país tienen dueño; el resto está en las calles porque fueron víctimas de abandono. En Nuevo León, cifras de la Fiscalía General de Justicia reportan que el maltrato animal va en crecimiento, pues en 2020 subió en 240 por ciento. El incremento fue de 5 a 17 denuncias.

La propuesta de creación de la Unidad de Protección Animal garantizará la protección y bienestar animal pero también podría mejorar la sanidad y salud pública. La clave está en sancionar a toda aquella persona que maltrate o cause sufrimiento a un animal, refiere la reforma al artículo 110 Bis VI.

Serán facultades de esta dependencia formular, conducir y evaluar la política en materia de protección, defensa y bienestar de los animales, conforme a los ordenamientos jurídicos aplicables.

“Recibir y atender denuncias por actos, hechos u omisiones que pudieran constituir incumplimientos, violaciones o falta de aplicación a los ordenamientos jurídicos en materia de Protección Animal”, establece la modificación.

El Congreso por el Bienestar Animal

El coordinador de la bancada del Partido Acción Nacional (PAN), Carlos de la Fuente, propone reformas a varios artículos de la Ley de Protección y Bienestar Animal para la Sustentabilidad del Estado de Nuevo León a fin de promover la cultura de convivencia y cuidado de los animales.

“Prácticamente en la pasada legislatura fue una realidad la Ley de Bienestar Animal y lo que buscábamos justamente es el cuidado y protección de los animales de convivencia. Hoy hacemos una solicitud para cambiar la palabra ‘podrán’ por ‘deberán’”.

El panista concuerda en que cada municipio cuente con un Centro de Bienestar Animal.

“En cada uno de los municipios deberán contar al menos con un Centro de Bienestar Animal y hoy estamos aquí en San Nicolás, fue el primer centro y es el que más avance ha tenido en estos tres años de implementación. Es lo que queremos promover para que todos los municipios tengan esta cultura de convivencia con nuestros animalitos”, explica Carlos de la Fuente.

También puedes leer: Atentado contra bienestar animal en Nuevo León