De cara a su congreso de relanzamiento el próximo mes de diciembre, dirigentes nacionales del Partido de la Revolución Democrática (PRD) tienen clara la necesidad de engrosar sus filas para revitalizarse.

Para esto, plantean estrategias para que el Sol Azteca deje de ser un “partido de masas” y se vuelva un “partido de causas”, teniendo como objetivos prioritarios a las mujeres y a la juventud del país.

En entrevista con Reporte Índigo, Luis Espinosa Cházaro, coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, explica que la idea del relanzamiento es:

“Crear una nueva forma de hacer política del partido, nuevos rostros en los estados, en lo nacional, nuevas candidaturas, candidaturas ciudadanas y creo que en eso estamos todos”.

Miguel Ángel Mancera, su homólogo en el Senado de la República, coincide en que el partido debe abrirse a nuevas generaciones.

“Es fundamental. Por eso estamos impulsando el programa ‘10 por México’ y cada una de las iniciativas que tienen que ver con los niños, niñas y jóvenes; es decir, ir teniendo los cuadros para que cuando lleguen los jóvenes, sepan que se hizo trabajo desde abajo y tengan bases también. Hoy por eso estamos capacitando en tareas parlamentarias”.

Por otro lado, el pasado 9 de octubre se realizó el denominado Congreso Nacional Feminista con el que, como explica Estephany Santiago, secretaria de Comunicación Política, inició la modificación de la vida interna del partido.

“Hicimos la modificación de nuestros documentos básicos armonizando todos y cada uno de nuestros preceptos con lenguaje incluyente y actualizándolo con todas las normas relativas a derechos humanos, sobre todo a la violencia política de género”.

En ese sentido, la coordinadora nacional de la corriente interna Nueva Izquierda, Verónica Juárez, postula que esta transformación del PRD pasa a cumplimentar las reformas que el partido ha impulsado, lo que significa tanto impulsar la participación de las mujeres en todos los órganos de decisión y combatir la violencia política en razón de género, como tener un cambio generacional en el que se intercambie la experiencia con las nuevas visiones de los jóvenes.

“Necesitamos ponernos a disposición de la sociedad y ser ese partido que necesita México desde la izquierda, desde la socialdemocracia y que nos lleven a reconstruir un partido con un ideario sólido y con propuestas claras. Que tenga que ver con las exigencias y lo que está necesitando la gente y, de manera particular, los y las jóvenes y las mujeres.

Aunado a estas prioridades, también postulan otras agendas como la ambiental, haciendo énfasis en materia de energías renovables; la del campo para garantizar apoyos a campesinos; la de las ciudades con el objetivo de facilitar el acceso a la vivienda; la de los derechos humanos particularmente en lo que respecta a la diversidad sexual; así como la de la transparencia, para lo que convocaron al diálogo con la sociedad civil y la academia.

También puedes leer:

La última refundación del PRD antes de las elecciones

Permanente conflicto interno en el PRD complica unidad