Ser mujer, ser una persona con menores ingresos y pertenecer a la población indígena de México siguen siendo los grupos que enfrentan mayores dificultades en el país en comparación con otros para alcanzar objetivos cruciales en sus vidas.

Lo anterior lo afirma un informe del Colegio de México denominado “Desigualdades en México 2018”, en donde se analizan factores como la educación, el ingreso y movilidad, así como el trabajo.

En el análisis se remarca que según la Constitución todos los mexicanos tienen el mismo derecho a tener acceso a la educación, al trabajo digno, a la protección social, entre otros, pero por azares y diversos factores muchos son favorecidos y otros no.

“Alrededor del mundo, hay evidencia para demostrar que las desigualdades pueden evitarse o subsanarse con una amplia gama de intervenciones públicas como impuestos o subsidios, cuotas de minorías en las asambleas legislativas o sistemas universales de protección social”, se indica.

Ejemplo del lo que sucede en México es el acceso al trabajo digno, según el estudio del Colmex, en el país el número de mexicanos que ganan menos de un salario mínimo ha aumentado en más de 50 por ciento y la fracción con seguridad social no ha crecido.