La tarde de este jueves, se desató una riña en el Centro de Reinserción Social del Estado de Tabasco (CRESET), en la que las autoridades confirmaron al menos seis muertos y 14 heridos como el saldo preliminar hasta el momento.

De acuerdo con las autoridades, al lugar llegaron varios miembros de la Policía Estatal y Federal, la Fiscalía General del Estado (FGE) así como de la Guardia Nacional, quienes rápidamente entraron al penal para finalizar la situación.

Fue aproximadamente a las 6 de la tarde que se reportó la violencia al interior del penal, por lo que se desplegó el operativo que buscaba retomar el orden.

Asimismo, los primeros reportes apuntan a que dos grupos antagónicos comenzaron a pelear por el control de la cárcel lo que desencadenó en un enfrentamiento.

Habrían decapitados

El Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Hernán Bermúdez Requena, rápidamente movilizó a los elementos policiacos para terminar con el conflicto y ordenó llevar a cabo el pase de lista de las Personas Privadas de la Libertad (PPL) y la revisión de todas las celdas.

“El hecho está siendo investigado por la Fiscalía General del Estado (FGE) para lo cual la SSPC colabora”, destacó la dependencia en un breve comunicado.

Al lugar igual llegaron al menos seis ambulancias de la Cruz Roja, del servicio forense, Protección Civil y del Instituto Nacional del Bienestar Social. Los heridos fueron enviados al hospital Gustavo A. Rovirosa.

También lee: Brasil: pelea en prisión deja al menos 52 muertos, entre ellos 16 decapitados

Algunos informes extraoficiales han indicado que entre las víctimas habría decapitados. Además, que los reos estaban armados con palos y machetes.

Los familiares reclaman que les sea proporcionada información o una lista de heridos y fallecidos para conocer si entre ellos están sus internos. Una señora, identificada como Silvia, logró evadir parte de la seguridad y se aproximó hasta el portón principal. Entre sollozos sonó las palmas en las puertas y gritó para que la dejaran entrar.

Otras personas están enojadas por la incertidumbre, gritaron a los agentes para informarse, pero no se sabe quiénes son los heridos ni se conoce la identidad de los fallecidos.