A pocos días de que inicie la LXV Legislatura del Congreso de la Unión y después de repartidas todas las curules de la Cámara de Diputados, el partido mayoritario Morena, y los otros partidos políticos comienzan a armar la estrategia, buscar lealtades y a definir temas prioritarios que legislarán en los próximos tres años.

De acuerdo con especialistas, esta nueva legislatura podría ser muy intensa y dividirse, nuevamente, en dos bloques. Por un lado Morena y sus aliados que contarán con 278 legisladores y por el otro la oposición que tendrá 222 curules.

Para los diputados de Morena, que realizarán su reunión plenaria, de hoy al 27 de agosto, estos días serán clave ya que además de definir agenda tendrán que organizar la estrategia para sumar aliados ya que de acuerdo con la conformación de la Cámara baja no alcanzarán la mayoría calificada (dos terceras partes) para realizar los cambios constitucionales que les ha pedido el presidente Andrés Manuel López Obrador y que necesita la autollamada Cuarta Transformación.


Sin contar con mayoría calificada Morena y sus aliados buscarán impulsar los cambios estructurales de la Cuarta Transformación; su prioridad será la reforma político-electoral

Los siguientes días serán de búnker para los próximos diputados de Morena que recibirán a su presidente nacional Mario Delgado y a los secretarios de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; Economía, Tatiana Clouthier; de Energía, Rocío Nahle; Hacienda, Rogelio Ramírez de la O; Salud, Jorge Alcocer, y de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez.

Entre las reformas prioritarias que impulsarán, comentaron legisladores del partido guinda, estará la político-electoral y la de energía eléctrica.

Pugnas internas en Morena

La tarea para el coordinador del grupo parlamentario, Ignacio Mier Velazco, será titánica, ya que además de negociar con los otros partidos de la alianza, tendrá que mantener a su grupo unido y presente.

La cohesión de Morena es complicada debido a la ruptura en dos grupos que dejó la definición de las candidaturas durante las elecciones pasadas y que se intensificará conforme se acerque el proceso electoral 2023-2024.

Al respecto, el profesor de política del Tecnológico de Monterrey, doctor Gustavo López Montiel, comenta que es muy probable que el Grupo Parlamentario de Morena entre en los próximos meses en un proceso de división.

“La Cámara de Diputados y el Congreso en general es muy probable que entren en un proceso de división porque por un lado están los integrantes que apoyan a Marcelo Ebrard, que tiene gran parte del control de los legisladores del Congreso porque tanto Mario Delgado como Ricardo Monreal son sus afines, del otro lado está el grupo de Claudia Sheinbaum que ha crecido mucho, por lo que va a haber divisiones”, dice.

El especialista además señala que conforme avance la carrera de sucesión de la Presidencia de la República, el mismo jefe del Ejecutivo federal, Andrés Manuel López Obrador, perderá poder sobre los integrantes de su partido en el Legislativo.

“Muchos de los diputados no solo están ahí por López Obrador, sino por los grupos que los impulsaron y van a apoyar a quien crean que será el candidato de Morena para el siguiente sexenio.

“El presidente, hasta ahorita, es capaz de movilizarlos e impulsarlos, pero la pugna por 2024 va a representar una pérdida de poder para el presidente, va a ser un momento complicado para Morena”, agrega.

Todavía no comienza la legislatura y ya nacieron disidencias dentro del grupo parlamentario guinda, un grupo de diputadas inconformes se quejaron de que no hay mujeres en los mandos de su fracción en la Junta de Coordinación Política ni en la Mesa Directiva de la Presidencia de la Cámara de Diputados.

Las legisladoras acusaron que la paridad en la 4T “sólo se queda en el discurso” y aseguraron que su jefe de bancada, sólo les ofreció la “morralla”.

¿El aliado perfecto?

Durante la reunión plenaria de los diputados electos de la coalición Va por México (PAN, PRI y PRD) los próximos coordinadores parlamentarios se comprometieron a conformar un bloque irrompible a amenazas y estímulos de Morena.

“Sé de presiones del gobierno, a veces de nuestros gobiernos. Pero estamos por un deber patriótico. El gobierno tiene muchos estímulos, promesas, el dulce o el garrote. Y va a buscar amedrentar, va a buscar perseguir y va a buscar detener a los opositores. Nosotros debemos de tener un bloque irrompible”, manifestó el presidente nacional del PAN, Marko Cortés, a sus compañeros de partido y alianza.

De acuerdo con el especialista en temas legislativos, López Montiel, el primero en salirse de la alianza podría ser el Partido Revolucionario Institucional ya que Morena lo intentará seducir después de que el Partido del Trabajo y el Partido Verde Ecologista de México quieran venderle muy caro su amor.


“No es un tema solo de estar sumando, porque también depende del momento. Lo que hemos visto en otros años y en otras partes del mundo es que los partidos como Morena, que no tienen la mayoría pero son grandes, buscan más bien el apoyo de otros partidos grandes para evitar que pequeños como el Verde o el PT les vendan caro el apoyo”

Gustavo López Montiel

Profesor de política en el Tecnológico de Monterrey

“Si a Morena se le une el PRI o algunos diputados del PRI, eso haría que el Verde y el PT tengan que ceder sin vender caro su apoyo. Eso va a estar pasando”, agrega.

El especialista comenta que el momento de ruptura con el PT y el PVEM podría llegar cuando Morena intente impulsar reformas que los perjudiquen como la político-electoral.

“Morena va a tener la mayoría para pasar leyes, pero no serán los suficientes para hacer cambios constitucionales, pero los grupos de oposición tampoco tienen la mayoría para impedir que Morena y sus aliados pasen leyes. Va a ser una legislatura complicada y va a haber reformas polémicas como la que busca disminuir el número de diputados (reforma electoral) o la que pretende disminuir el financiamiento de los partidos que no van a pasar porque ni siquiera el PT y el Verde, que son aliados de Morena, van a votar a favor.

“Vamos a ver un tipo de negociación distinta, ya tenemos el precedente de que no se aprobó el periodo extraordinario de sesiones en esta Legislatura porque no se cumplieron las dos terceras partes. Van a ser tres años complicados para Morena”, concluye el especialista.

También puedes leer: Definen agendas legislativas nuevos diputados de Morena