Morena se llevará carro completo en Sinaloa, donde, además de una contundente victoria por parte de Rubén Rocha Moya en la contienda por la gubernatura, se perfila que también consigan un número importante de presidencias municipales y, muy probablemente, la totalidad de los distritos de mayoría para la legislatura estatal.

Esto a reserva de que el Instituto electoral confirme los resultados en el cómputo final de la próxima semana.

Con 77.98 por ciento de las actas de casillas contabilizadas en el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), el abanderado de Morena y el Partido Sinaloense mantiene la delantera con el 56.7 por ciento de los votos. Lo que confirma el margen que arrojó el conteo rápido hecho público cerca de la medianoche de ayer, domingo 6 de junio, y que le estimó entre el 55.8 y el 58.4 por ciento.

Dicha ventaja representa para Rocha Moya superar por casi 25 puntos a su principal rival, el priista Mario Zamora, quien apenas abarcó 32 por ciento de la votación.

El margen de diferencia es similar al de las elecciones de 2018, cuando Rocha e Imelda Castro lograron las dos plazas de mayoría relativa en el Senado de la República con más de 425 mil votos, mientras que Zamora obtuvo la de primera minoría al conseguir casi 218 mil.

Aunque Zamora fue el primero en proclamarse triunfador, tanto él como su equipo de campaña y los partidos de su coalición han guardado silencio desde que Rocha refutó esta versión y se presentó en el conteo rápido.

En tanto, Sergio Torres, candidato de Movimiento Ciudadano, ofreció una rueda de prensa la mañana de ayer para reconocer la victoria del morenista.

Al resultado de Morena por el Ejecutivo estatal se suma la posibilidad de ganar 15 de las 18 presidencias municipales, más del doble de las que obtuvo en 2018, cuando logró solo seis.

Trece serían en alianza con el Partido Sinaloense y dos más en solitario. Esto según el PREP tras contabilizar 73.48 por ciento de las actas de casillas.

Entre los principales logros están la reelección de Jesús Estrada Ferreiro como alcalde de Culiacán y las victorias de Gerardo Vargas Landeros y Luis Guillermo Benítez en las contiendas de Ahome y Mazatlán, respectivamente.

Mientras que el PRI, que ostentaba ocho ayuntamientos, solo habría podido retener Sinaloa de Leyva.

Los partidos del Trabajo y Encuentro Solidario darían la sorpresa en Elota y San Ignacio.

Completa la avalancha la proyección de que Morena se llevará también las 24 diputaciones de distrito al Congreso de Sinaloa. Por lo que la coalición opositora “Vamos Por Sinaloa”, integrada por PRI, PAN y PRD, así como Movimiento Ciudadano quedan a la espera del reparto de las de representación proporcional.

El reparto de las plurinominales se efectuará en una semana, hasta el domingo 13 de junio, cuando el Instituto Electoral del Estado de Sinaloa lleve a cabo el cómputo final de la elección estatal.

Así lo afirmó la consejera presidenta Karla Gabriela Peraza Zazueta en conferencia de prensa. En donde también adelantó que ese mismo día se otorgará la constancia como gobernador electo al ganador de la contienda.

También puedes leer: Rubén Rocha se perfila en el Gobierno de Sinaloa