Luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) declaró este miércoles que se debería “hacer una pausa” en las relaciones entre México y España, José Manuel Albares, ministro de aquel país, mostró su sorpresa.

Precisó que debe verificar cuáles fueron las palabras exactas que utilizó el mandatario mexicano, ya que el gobierno de México no ha entregado a España ningún oficio que avale lo que dijo AMLO en la conferencia matutina.

A la salida de una reunión de ministros europeos, Albares declaró que habría que preguntar al presidente mexicano qué ha querido decir al pedir una pausa en la relación de México y España.

“El Gobierno español no ha hecho ninguna acción que pueda justificar una respuesta de este tipo” y que en caso de que AMLO lo sostenga lo dicho este miércoles se tendrán que “defender los intereses de España en cualquier circunstancia y ante cualquier país”, dijo el ministro de España.

El ministro español expresó que “la relación entre España y México es una relación estratégica que va más allá de declaraciones súbitas o palabras puntuales”, refiriéndose a las declaraciones del mandatario mexicano.

Lee: AMLO plantea “hacer una pausa” en la relación con España: “Antes eran dueños de México”

Finalmente, expresó que las declaraciones de este miércoles se contradicen con las efectuadas hace una semana por el canciller Marcelo Ebrad y el propio López Obrador.

Cabe señalar que apenas el pasado día 27 de enero, Albares y Ebrard sostuvieron un encuentro en Tegucigalpa, donde ambos coincidieron en la toma de posesión de la nueva presidenta hondureña, Xiomara Castro.

¿Qué dijo AMLO?

Durante la conferencia de prensa matutina, AMLO señaló que en los gobiernos neoliberales las empresas extranjeras, en especial las españolas, hicieron jugosos negocios en México.

“Antes eran dueños de México, es el caso de las empresas españolas, y ahora no es buena la relación y a mí me gustaría que hasta nos tardáramos en que se normalizaran, para hacer una pausa que yo creo que nos va a convenir a los mexicanos y a los españoles, desde el pueblo de México y al pueblo de España, hacer una pausa en las relaciones porque era un contubernio arriba, una promiscuidad económica, política en la cúpula de los gobiernos de México y de España, pero como tres sexenios seguidos y México llevaba la peor parte lo saqueaban”, expresó.