142

empresas mineras explotan los yacimientos que existen en el estado


La minería es la segunda actividad económica más importante del estado, después de la ganadería

Zacatecas podría ser el primer estado en México que grava la actividad minera con un impuesto especial por alto impacto ambiental.
De aplicarse el gravamen propuesto por la Secretaría de Finanzas, la entidad tendría fondos extraordinarios por más de 450 millones de pesos para el ejercicio fiscal del 2017.
Sin embargo, los directivos de dos de las principales industrias asentadas en la entidad –Industrias Peñoles y Fresnillo PLC– aseguran que sus mineras se encuentran certificadas como no contaminantes.
Esta es la primera vez en que la actividad minera es regulada por un Gobierno estatal desde el punto de vista ecológico.
El gobernador de Zacatecas, Alejandro Tello Cristerna, llegó a plantear el gravamen ecológico a las mineras tras el resultado del Estudio Previo Justificativo de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), con el que se busca obtener la declaratoria para el Semi Desierto Zacatecano, como Área Natural Protegida (ANP) en la categoría de Reserva de la Biósfera.
Dicho estudio, que se inició en el 2014, arrojó que en la zona que se pretende declarar como Área Natural Protegida existen al menos ocho sitios con alta contaminación producto de la actividad minera.
La zona comprende los municipios de Vetagrande, Sombrerete, Mazapil y Melchor Ocampo.
En esos lugares, a causa de la extracción de oro, plata, cobre, plomo y zinc, las mineras subsidiarias de Industrias Peñoles y Fresnillo PLC han dejado una huella ecológica negativa, en suelo y aire, que de acuerdo a especialistas de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) tardará más de 120 años en regenerarse.
Mejores proyectos
Jorge Miranda Castro, secretario de finanzas del Gobierno de Zacatecas, consideró que con la aplicación del llamado impuesto verde a las mineras, se permitirá mejorar las finanzas del estado y se podrán aplicar proyectos de mejora ambien tal en aquellos sitios devasta dos por la actividad minera. El activista Daniel Jiménez, del grupo ambientalista Zacatecas Vivo, detalló que este impuesto podría ser un ejemplo para otros estados del país.
“En donde las mineras reade acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), Zacatecas es el primer productor nacional de oro, plata y plomo, y se coloca como segundo productor de zinc en todo el país, lo que convierte a la minería en la segunda actividad económica más importante del estado, después de la ganadería.
Sin embargo, los efectos económicos de esa actividad no se ven reflejados en las comunidades en donde se asientan las 142 empresas mineras que explotan los yacimientos.
Los municipios donde se mantiene constante la actividad extractiva, están ubicados, por parte de la Secretaria de Desarrollo Social (SEDESOL), dentro delos más pobres de todo el país.
Minería y pobreza
Actualmente, Zacatecas tiene una superficie concesionada parta las mineras de más de 2 millones 940 mil hectáreas, lo que representa casi el 40 por ciento del territorio estatal, en donde en al menos en el 98 por ciento de las minas, el gobierno estatal ha detectado algún grado de contaminación o afectación ecológica.
Por esa razón se pretende la ejecución de un impuesto especial, a fin de aplicarse principalmente en proyectos de mejoramiento ambiental y de sustentabilidad del desarrollo urbano de las regiones mineras, las que a la fecha no alcanzan a atender sus demandas de equipamiento a la infraestructura con el Fondo de Desarrollo Minero que maneja el gobierno federal. lizan su actividad extractiva, con altos beneficios económicos, sin dejar nada a las poblaciones en donde se asientan, salvo pobreza y devastación ecológica”, destacó.