“Hemos logrado por cuarta vez detener un megaproyecto minero que amenaza nuestra agua y (...) nuestra calidad de vida”

Irina Trasviña

Vocera del Frente Ciudadano


Los Cardones era considerado el segundo proyecto de extracción de oro más importante de México

El proyecto minero Los Cardones de La Paz, Baja California Sur, fue cancelado indefinidamente por una orden judicial.

El juez federal que decidió posponer los trabajos de explotación reconoció que la empresa Desarrollo Zapal S.A. de C.V. falseó información en torno al estudio de impacto ambiental del proyecto que fue presentado a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

El plan estaba concesionado a la empresa Desarrollo Zapal, subsidiaria de la canadiense Invecture Group Inc., que a su vez es filial de la transnacional Frontera Mining Company y se pretendía la extracción de un millón 400 mil onzas de oro en un periodo de 10 años.

La cancelación de la mina que se encuentra en su etapa de exploración y es considerada el segundo proyecto de extracción de oro más importante de México deja a colgada a Invecture Group con una inversión de más de mil 200 millones de dólares.

La decisión del juez federal se dio tras el reclamo presentado por el Frente Ciudadano en Defensa del Agua y la Vida (Freciudav), que argumentaron la afectación ecológica que dicho proyecto traería para los vecinos de los municipios de La Paz, Todos Santos, San José del Cabo y Cabo San Lucas.

De acuerdo al presidente de la Freciudav, Antonio Trasviña, el proyecto minero que había sido avalado por el Gobierno Federal, con el respaldo de la administración estatal de Baja California Sur, era “un atentado de muerte contra la población”, pues pretendía consumir la poca agua que genera la reserva de la biosfera Sierra La Laguna.

De acuerdo al Frente Ciudadano, la empresa Desarrollo Zapal S.A. de C.V. señaló en su estudio de impacto ambiental, que la operación de la mina no afectaba a los escasos mantos freáticos del sur de la Península.

Pero eso es imposible, explicó el ingeniero Antonio Trasviña, pues la ubicación del proyecto Los Cardones se encuentra en la parte más alta de la Reserva de la Biosfera Sierra La Laguna.

“(Ahí) se capta, por lluvias, el 100 por ciento del agua que da sustento a las comunidades de los cuatro municipios de la zona sur del estado de Baja California Sur”, detalló Trasviña.

Además, la agrupación civil también demostró en su demanda de suspensión la inviabilidad del proyecto, “pues se trata de una mina de oro que generará empleo y riqueza solo durante diez años, mientras que los efectos contaminantes estarán vigentes durante cientos de años”.

Otro aspecto que fue considerado por el juez fue que el que se refiere a devastación ecológica de la zona, pues – de acuerdo a la impugnación de Freciudav – el proyecto planteado por la empresa contempla extraer 1.4 millones de onzas de oro, en donde cada gramo del metal representará la extracción de tres toneladas de tierra.

Esta no es la primera ocasión en que el proyecto Los Cardones se decreta en receso, pero sí que un juez federal determina la suspensión indefinida de los trabajos de explotación.

Antes, las suspensiones de la mina se habían dictado por disposiciones de la autoridad estatal y municipal, al negar permisos locales, pero ahora se vislumbra la posibilidad de la cancelación definitiva.

Solo para las comunidades

En la sentencia de amparo, el juez no solo ordena a la empresa Desarrollo Zapal S.A. de C.V. la suspensión de cualquier actividad dentro del perímetro donde se cubica la veta de otro, sino que establece que las “actividades productivas dentro de la zona de reserva de la Biosfera Sierra La Laguna, solo pueden ser realizadas por (miembros de) las comunidades que allí habiten”.

“Este es un hecho que marca un precedente a nivel nacional e incluso internacional, hemos logrado por cuarta vez detener un megaproyecto minero que amenaza nuestra agua y, por ende, nuestra calidad de vida”, explicó la vocera del Frente Ciudadano, Irina Trasviña.

La activista aseguró que esa situación motiva para continuar trabajando en la generación de instrumentos legales que blinden el Estado ante la amenaza de megaproyectos mineros.

La mina de oro

A pesar de la constante oposición, los inversionistas no quitan el dedo del renglón para explotar la vasta veta de oro que se extiende en la sierra de Baja California Sur.

>> 1995

Vista Gold Corp

Canadiense

A un año de que la región de la Sierra La Laguna se declarara Reserva de la Biosfera, la minera intentó poner en marcha el proyecto “Paredones Amarillos”.

Tras cuatro años de insistencia, fue rechazado por la autoridad local de La Paz, tras el reclamo de la sociedad civil.

>> 2010

Vista Gold Corp

Canadiense

Un año después, la minera canadiense volvió a insistir en la obtención de permisos para el proyecto de explotación, cambiando el nombre del plan a “Proyecto Concordia”, el cual también fue rechazado, esta vez por el Gobierno estatal, al considerar el grave impacto ambiental.

>> 2011

Invecture Group Inc. / Frontera Mining Company

Canadienses

Tras la negativa del permiso para la explotación de esa mina de oro, Vista Gold Corp vendió los derechos de la concesión a esas dos empresas y con el apoyo de la subsidiaria Desarrollo Zapal S.A. de C.V. pudo reactivar los permisos de los gobiernos local, estatal y federal.

Entre los principales socios de Invecture Group Inc está Ricardo Salinas Pliego, al que a la fecha se le considera como el principal interesado en este proyecto.