Militares para inseguridad y crisis hídrica en Nuevo León

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) llevar a cabo el Plan DN-III-E, que fue activado en Nuevo León por la crisis hídrica, y sus elementos también deben integrarse al operativo Monterrey Seguro

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) llevar a cabo el Plan DN-III-E, que fue activado en Nuevo León por la crisis hídrica

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) llevar a cabo el Plan DN-III-E, que fue activado en Nuevo León por la crisis hídrica

Comparte esta nota

Militares de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) recorren las calles de la Zona Metropolitana de Monterrey (ZMM). La misión: apoyar en las labores contra las crisis de seguridad e hídrica en Nuevo León.

Un total de 850 elementos se concentran en la Séptima Zona Militar, en Escobedo, para sumarse a las labores de vigilancia por la ola violenta relacionada con la delincuencia organizada.

En julio, Nuevo León llegó a 804 homicidios dolosos, reporta el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP). El día 14 fue el más violento, con 11 homicidios.

Volver a ver soldados armados por las principales avenidas de la metrópoli recuerda los tiempos más violentos en 2010, 2011 y 2012, durante la lucha contra el narcotráfico en el gobierno de Felipe Calderón.

Seis integrantes de Fuerza Civil fueron asesinados el 26 de junio en el municipio de Anáhuac en el ataque más mortal a la corporación desde su creación, en 2011. Según el nuevo secretario de Seguridad Pública del Estado, Gerardo Palacios Pámanes, el 26 de junio detuvieron en los límites de Tamaulipas a 44 personas que habrían matado a los policías.

La llegada de estos soldados tiene el objetivo de inhibir las actividades de la delincuencia organizada y atender la problemática de seguridad en el municipio de Monterrey al integrarse al operativo Monterrey Seguro.

“Para realizar la planeación y trabajos de inteligencia que fortalezcan el Estado de derecho en la entidad y llevar a cabo reconocimientos terrestres y disuasivos a inmediaciones de la Zona Metropolitana de Monterrey, así como colaborar con las autoridades en la detención de integrantes de la delincuencia organizada, actuando en todo momento con pleno respeto a los derechos humanos”, dice el comunicado de la Sedena.

Pipas militarizadas ante crisis hídrica

Para apoyar el reparto de agua a los neoleoneses, la Sedena envió 114 vehículos cisterna. El objetivo es llegar a familias que no tienen líquido en nueve municipios de la ZMM y la periferia.

Se trata de Apodaca, Salinas Victoria, Escobedo, García, Guadalupe, Santa Catarina, San Nicolás, Juárez y Pesquería, en donde es común ver las pipas militares recorrer las calles y avenidas de esta entidad.

Los vehículos cisterna llegaron desde el 2 de agosto. Hasta el momento han repartido 5 millones de litros de agua.

“Con el fin de sumarse al esfuerzo para abastecer de agua a la población afectada por la crisis hídrica en la entidad, aplicando el Plan DN-III-E,”, se lee en un comunicado de la Séptima Zona Militar.

No sólo por tierra los soldados atacan esta crisis hídrica, también vía área con el bombardeo de nubes utilizando el avión King Air, para estimular la lluvia. Todo es parte del Plan DN-III-E que se activó por la sequía.

La aeronave descarga yoduro de plata sobre las nubes que rondan por la Sierra Madre Oriental a la altura de los municipios de Linares, Montemorelos y Santiago. El agua que cae recorre diferentes ríos que desembocan en las presas La Boca y Linares.

Te puede interesar: Cerveceras, dueñas del agua que abastecería la ZMM

Salir de la versión móvil