¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

Migrantes mexicanos

Migrantes en Nueva York, La zona cero

Rubén Zermeño

Durante las crisis, en este caso por el Covid-19, los migrantes indocumentados suelen ser uno de los grupos poblacionales más afectados, pues no cuentan con apoyos de su gobierno ni del país donde residen


Abr 14, 2020
Lectura 3 min
portada post

Durante las crisis, en este caso por el Covid-19, los migrantes indocumentados suelen ser uno de los grupos poblacionales más afectados.

En promedio cada dos minutos muere una persona a causa del Covid-19 en Nueva York, entidad que se convirtió en el epicentro de contagios en Estados Unidos con más de 195 mil infectados y más de 10 mil muertes.

Según el departamento de Salud de esta ciudad, el 22.8 por ciento de los fallecidos por coronavirus son personas de origen latino, pero de acuerdo al canciller mexicano, Marcelo Ebrard, solamente 149 mexicanos han muerto en la Gran Manzana y solo 80 connacionales se encuentran contagiados en territorio estadounidense.

Las cifras otorgadas por Ebrard también contrastan con las de la asociación Fuerza Migrante, quienes estiman que por lo menos el 5 por ciento de las víctimas son de origen mexicano, muchos de ellos muertos en el anonimato y en el olvido de las autoridades de ambos países.

“Entre ellos mismos se están organizando para compartirse medicamentos y para cuidarse en casa porque los hospitales no los están recibiendo a menos de que estén listos para ser intubados.

“Incluso vemos escenas en las que el Ejército entra a las casas a recoger los cuerpos, estamos en el limbo, no contamos ni para México ni para Estados Unidos”, comenta Avelino Meza, secretario general de la Mesa Directiva del Consejo Binacional Fuerza Migrante.

El problema de salud se agrava para los migrantes debido a que es muy complicado, por el elevado precio, hacerse de un seguro de gastos médicos, por lo que deben de acudir a las clínicas públicas, sin embargo, debido a la pandemia se encuentran cerradas.

Según el Migration Policy Institute (MPI) en Estados Unidos hay por lo menos 12 millones de trabajadores migrantes que están en la primera línea de defensa contra la pandemia, sin contar a jornaleros o personas dedicadas a la limpieza que trabajan en los supermercados o repartiendo comida.

Por el elevado precio los migrantes no pueden hacerse de un seguro de gastos médicos, por lo que deben de acudir a las clínicas públicas, sin embargo, debido a la pandemia se encuentran cerradas

Sin embargo, estos individuos que sostienen la economía estadounidense, no recibirán apoyos.

El presidente Donald Trump anunció que el plan de rescate de 2.2 billones de dólares que el Congreso aprobó para ofrecer ayuda económica durante la pandemia no incluye a los migrantes indocumentados, pese a que pagan impuestos.

“Básicamente todos los pequeños negocios de indocumentados no van a poder acceder a los a apoyos. Al igual que en otras tragedias, la comunidad migrante es la que más difícil la tiene, pero también es la que da la cara para sacar adelante al país.

“La mayoría de los que están trabajando en los lugares que pueden estar abiertos, como supermercados, son migrantes quienes se están arriesgando a contagiarse. Están tomando sus precauciones, pero de todos modos se están exponiendo, dando la cara”, concluye Avelino Meza.

También puedes leer:

Migrantes indocumentados, crisis sin fronteras


Notas relacionadas

Dic 28, 2018
Lectura 3 min

Dic 11, 2018
Lectura 2 min

Comentarios