¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

POSTELECCIONES

Migajas de PAN

Félix Arredondo

En el 2000 ganaron el poder y ganó el partido. En 2012 perdieron el poder y están a punto de perder el partido. 

Después de las elecciones del primero de julio, el PAN se enfrenta al PAN. Y en medio de una profunda crisis, los albiazules se culpan, se enfrentan, se dividen, se pulverizan.

El PAN se desmorona, se hace migajas. Para algunos, como Germán Martínez, “está al borde del abismo” por culpa de Gustavo Madero.


Jul 26, 2012
Lectura 23 min
portada post

En el 2000 ganaron el poder y ganó el partido. En 2012 perdieron el poder y están a punto de perder el partido. 

Después de las elecciones del primero de julio, el PAN se enfrenta al PAN. Y en medio de una profunda crisis, los albiazules se culpan, se enfrentan, se dividen, se pulverizan.

El PAN se desmorona, se hace migajas. Para algunos, como Germán Martínez, “está al borde del abismo” por culpa de Gustavo Madero.

Para otros, como Javier Corral, “el proceso de reconstitución del partido no tiene que estar bajo el calendario del presidente de la República (…). Iríamos a un despeñadero ahora si después del desastre, el PAN no recupera su vida propia”. 

Y es que los panistas del gobierno imputan la responsabilidad de la derrota a los panistas del partido. 

Los del partido culpan al PRI y al gobierno. 

Pero los panistas de a pie culpan al PRI, a  los panistas del gobierno y a los del partido.   

Por eso ya no se puede hablar de un solo PAN. Sino de pedazos de PAN.  

Está el PAN de Gustavo Madero, el de Felipe Calderón, el de Josefina Vázquez Mota, el del Yunque, el del “Jefe” Diego, el de Javier Corral, el de Carlos Medina, el de Juan Manuel Oliva.

También el de “Volver a Empezar” de Manuel Espino, el del grupo de Germán Martínez, César Nava, Luis Felipe Bravo Mena y Luis H. Álvarez, y hasta el PAN de Vicente Fox. 

Y aunque casi nadie lo toma en cuenta, también está el PAN de los panistas de a pie. 

¿Por qué se está desmoronando el PAN? ¿Quién está contra quién? ¿Quién o quiénes son  los responsables de la derrota?

Las pugnas internas 

Es cierto que el PAN nunca fue un partido monolítico. Sin embargo, a pesar de grupos y desencuentros, los diferentes tipos de panistas han podido coexistir.

Aun cuando a lo largo de su historia se dieron cismas, expulsiones y renuncias.

Debido a estos desencuentros, dejaron de ser panistas. Lo hicieron por la vía de la renuncia o por la expulsión. 

Y la lista de personajes que salieron del PAN es extensa y muy respetable.

José González Torres,  Pablo Emilio Madero, Carlos Castillo Peraza, Manuel Espino, Luis Calderón Vega -papá de Felipe Calderón- Jesús González Schmall, Bernardo Bátiz, Jorge Eugenio Ortiz Gallegos, Gabriel Jiménez Remus, Javier Livas y Juan de Dios Castro. Aunque los últimos tres regresaron. 

En el episodio más reciente de sus conflictos, los panistas  llegaron al extremo de expulsar al ex dirigente Manuel Espino por criticar al presidente Felipe Calderón. Al más puro estilo de la disciplina priista.

El destino del partido blanquiazul nunca fue tan incierto como a partir de la derrota que sufrió el primero de julio.

Los panistas perdieron pisada y se les fueron por la coladera los dos sexenios que estuvieron en Los Pinos. 

No consiguieron que los ciudadanos les ratificaran el tercero.

Del primero al tercero

El primero de julio, el PAN perdió casi todo. Por primera vez en su historia, pasó a ser la tercera fuerza política a nivel nacional. 

Y como suele suceder cuando se pierde, ya sea en la política o en el futbol, alguien debe cargar con la ignominia de la derrota.  

Sin embargo, a diferencia de lo que sucedió en 2009, Felipe Calderón no encontró en Gustavo Madero la misma docilidad para renunciar que mostraron en el pasado Germán Martínez y César Nava. 

Contra todos los pronósticos, el chihuahuense Madero no renunció a la Presidencia del PAN después de haber acudido a Los Pinos el pasado 2 de julio, cosa que sí hizo Germán Martínez el 6 de julio de 2009.

Y aunque Felipe Calderón admite todo, menos haber tenido algo que ver con la derrota, culpó a Josefina Vázquez Mota y al presidente del PAN del fracaso electoral. 

A Josefina porque no “refrendó el apoyo a los que estaban en el gobierno (…) con un gobierno que tiene más del 60 por ciento, la estrategia de campaña no fue de continuidad, sino de cambio o diferencia”. 

Y a Gustavo Madero “porque el proceso fue errático, tortuoso, y costoso políticamente”. 

Esto lo declaró el propio Felipe Calderón en una entrevista publicada por el diario español  El País.

‘EL PRI GANÓ A BILLETAZOS’ 

La noche del primero de julio, la candidata del PAN, Josefina Vázquez Mota, y el presidente Felipe Calderón estuvieron más que prestos para aparecer en televisión y reconocer el triunfo de Enrique Peña Nieto. 

Hasta ahí todo apuntaba que si había conflicto después de las elecciones,  sería un asunto exclusivo de Andrés Manuel López Obrador. 

Y así parecía ser, hasta que dos días después de los comicios estalló el escándalo de la compra de votos a través de las tarjetas de Soriana. 

Los partidos del Movimiento Progresista denunciaron la compra de votos.  

Más grande fue el impacto el 4 de julio, cuando el senador petista Ricardo Monreal denunció públicamente que las empresas Operadora y Comercializadora Efra e Inizzio habrían adquirido 141 millones de pesos en tarjetas de Monex, las cuales supuestamente utilizó el PRI para obtener votos.

Se trataba de la misma operación que días antes de la elección había denunciado el PAN ante el IFE. Solo que esta vez, Monreal había presentado las facturas digitales que documentaban la operación. Había indicios para hacer una sólida impugnación. 

¿Podía el PAN hacerse de la vista gorda cuando el PRD estaba denunciando lo mismo? No. 

Quizá por eso Gustavo Madero convocó a una conferencia de prensa el viernes 6 de julio. Para declarar que el PRI había ganado a billetazos. 

“Cuando Vicente Fox decía: ‘Hay que apoyar al puntero’, total que nuestra democracia ya aguanta todo, pues no es cierto. Lo que estamos viviendo hoy, lo que estamos demostrando hoy, es que aunque tengamos resultados legales, pueden ser cuestionadas la equidad o la forma en que se obtuvieron esos resultados”, dijo el presidente del PAN.

“El PRI gana a billetazos y con engaños, y esto no debe ser la forma de obtener triunfos, ni una Alcaldía ni una diputación, una regiduría ni una Presidencia de la República”, puntualizó.

La declaración sorprendió a los priistas, que no contaban con la inconformidad del PAN en su mapa postelectoral. 

Y esa denuncia también sorprendió al presidente Felipe Calderón.

El lunes de 9 de julio empezó a circular entre los panistas una carta suscrita por ex presidentes del PAN: Felipe Calderón,  Luis H. Álvarez, Felipe Calderón, Luis Felipe Bravo Mena, Germán Martínez y César Nava.

Todos conminaban a Gustavo Madero a admitir la derrota.

“Es necesario que el partido asuma claramente la derrota del 1o. de julio como una oportunidad para refundarse desde los cimientos.

“Proponemos la realización de una iniciativa de una envergadura cercana a la emprendida por nuestros fundadores. 

“Pretender enfrentar la situación actual a través de reformas meramente superficiales lejos de resolver los problemas sólo serviría para seguirlos ocultando…”.

CRITICA LA CARTA DE CALDERÓN

El 9 de julio, el ex gobernador de Guanajuato Carlos Medina Plascencia declaró al periódico La Jornada: 

“Los factores de la derrota no son sólo los cinco que quieren analizar en la carta que entregan los ex dirigentes del partido a Gustavo Madero. 

“El PAN se ha desviado de su verdadero origen ciudadano y de su misión de formar ciudadanos. Me llama la atención que para hacer esta reflexión, quieren buscar por qué no se ganan las elecciones. 

“El partido no está para eso; por supuesto que es un objetivo acceder a puestos de elección popular, pero lo importante es tener un gobierno ciudadano”.

En el fondo, estaba cuestionando la actuación de los panistas en el gobierno, como lo hizo el primero de diciembre de 2010, cuando dijo: “En realidad (los panistas) no cambiamos nada. Solo nos dedicamos a administrar el viejo sistema”.

Y cuando llegó la hora de elegir al candidato del PAN, Medina no dudó en apoyar -junto con Ernesto Ruffo- a Josefina Vázquez Mota. 

Medina y Ruffo ganaron, pero pronto perdieron. Fueron relegados.

“Nos marginaron a algunos. A partir de marzo, cuando comenzaron a contenerse una serie de errores, hice observaciones al equipo más cercano de ella (Vázquez Mota) y al de Calderón, pero siguieron”, declaró Medina a La Jornada el 9 de julio.

Además de cargar con la derrota nacional, el PAN perdió en León, Guanajuato. Uno de los bastiones más antiguos del blanquiazul. 

Desde que Carlos Medina ganó la Presidencia Municipal de León en 1988, el PAN se mantuvo en el poder. 

Sin embargo, el primero de julio, la priista Bárbara Botello derrotó a Miguel Salim. 

Carlos Medina culpa al ex gobernador Juan Manuel Oliva. Y también al candidato que postuló su partido. 

“Hay ejemplos de los que se han desviado en mi tierra, acciones de un gobernador o de un alcalde. Y lo digo abiertamente. Por este gobernador sí doy la cara (Miguel Márquez), por el anterior (Juan Manuel Oliva) nunca la di”.

El PAN de Ramón Corral culpa a Calderón

“Si alguien empoderó a la empresa que fabricó a Peña Nieto fue el presidente de la República. ¿En función de qué lo hizo? No hay explicación”, dijo Ramón Corral el 22 de julio. 

“Para mí, la única explicación es que hasta este nivel llegará el compromiso de Calderón o que él sintiera un compromiso por la elección del 2006 de pagar los favores. 

“Pero si así fue, nos ha resultado un altísimo costo, no sólo al PAN, sino a la vida democrática de México”.

El PAN de Germán Martínez ataca a Madero 

“¿El PAN no asistirá a la toma de posesión del nuevo presidente de la República? ¿Qué desfiguro es ése? ¿Acaso los panistas ya mandamos al diablo a las instituciones del país? ¿Permutamos el diálogo con el PRI por compartir el berrinche con el PRD? ¿Vamos a declarar ‘presidente espurio’ a Enrique Peña Nieto?”.

Ésas son las preguntas que publicó el 23 de julio Germán Martínez, ex presidente del PAN.

“Esa intentona, ocurrencia o calculada estrategia de anunciar que el próximo Consejo Nacional panista deliberará el asunto de ‘la asistencia o no de los legisladores del PAN a la toma de protesta del nuevo gobierno’ (boletín de prensa, 16 de julio de 2012) no es un asunto menor, ni anécdota, ni chistorete de ocasión.

“Imaginar, escribir y publicar, oficialmente, desde el Comité Nacional del PAN, la posibilidad de sabotear al nuevo presidente de México es jugar con fuego. 

“Quienes lo hicieron, aunque en declaraciones ulteriores hayan matizado o corregido, confesaron su capacidad maquiavélica de colocar al partido al borde del abismo, con el fin, creo yo, de escurrir el bulto de su responsabilidad, mantenerse en el mando a cualquier precio y evitar una reflexión serena de las causas de la derrota electoral”. 

Germán Martínez agrega que algunos panistas ya olvidaron la reforma al Artículo 87 constitucional, que permite rendir protesta en la Suprema Corte de Justicia. 

‘PEÑA NIETO SERÁ PRESIDENTE’

El 14 de julio, el diario español El País publicó una entrevista con Felipe Calderón. En ella, el presidente sostenía que aunque hubiese habido compra de votos, no debería anularse la elección. 

“No soy de los que creen que una elección se puede decidir así como así por la compra de votos. No es un asunto de fe, es un asunto de pruebas y de decisiones judiciales”, explicó.

Y en esa entrevista, también se refirió al futuro del PAN.

“Hablo de la reconstrucción del PAN; una reconstrucción del discurso, de la estructura, de la militancia, de la dirigencia, en los procesos para elegir candidatos. En fin, hay mucho qué hacer y qué revisar, pero si el PAN recorre ese camino de reconstrucción, volverá a gobernar México mucho antes de lo que muchos piensan”.

Dos días después, en conferencia de prensa, Gustavo Madero volvió a acusar al PRI de haber ganado a billetazos, en un contexto en el que crecían las denuncias de los partidos de izquierda sobre la compra de votos e inequidad.

Pero el PAN  de Madero fue más allá. El comunicado de prensa del 16 de julio decía:

“La asistencia o no de los legisladores del PAN a la toma de protesta del nuevo gobierno será definida en la próxima reunión plenaria a realizarse en agosto”.

Tal declaración alarmó a los priistas. Parecía que los panistas tratarían de hacerle a Peña Nieto lo mismo que los perredistas le habían hecho a Calderón. 

Al día siguiente, el martes 17 de julio, Felipe Calderón recibió en Los Pinos a Enrique Peña Nieto. 

¿Había sido una trampa de Felipe Calderón para provocar un encuentro con Peña Nieto antes de que fuera declarado presidente electo por el Trife? 

Eso pudieron haber pensado los tricolores. 

Y el 19 de julio, la secretaria general del PAN, Cecilia Romero, le hizo segunda al presidente y a Peña Nieto.

“Felipe Calderón Hinojosa es presidente de este país hasta el día 30 de noviembre, y el día 1 de diciembre se hará cargo de la primera magistratura Enrique Peña Nieto”.

Durante los días siguientes, Felipe Calderón intensificó el cabildeo en sus giras. 

Gustavo Madero hizo lo mismo, pero para pedir que se investigaran las denuncias contra el PRI. 

LA EXPULSIÓN DE VICENTE FOX

Lo acusan de traición. De haber apoyado al candidato opositor. Y antier anunciaron el procedimiento para expulsar al ex presidente Vicente Fox. 

Y esto podría ser parte de la guerra entre panistas. Para nadie es un secreto que Fox se confrontó con su sucesor Felipe Calderón. 

Como consecuencia de esa confrontación, el guanajuatense no solamente cuestionó las acciones de gobierno de su sucesor, sino que terminó aliado con el priista Peña Nieto. 

Su Centro Fox se convirtió en un convento para preparar a priistas con rumbo a la elección presidencial 2012.

Al perder Calderón la contienda, se supondría que ganó Vicente Fox. 

Algunos albiazules se oponen a la expulsión. Creen que la salida de Fox debilitaría aún más al PAN. 

El PAN no tiene dueño … ¿o sí?

¿Y los panistas de a pie?  Parece que a ellos nadie los toma en cuenta.  

Muchos son como Rafael Guarneros Saldaña, presidente del PAN en la Delegación Miguel Hidalgo. El único que pudo dar saldo a favor de Acción Nacional en el DF.

Panistas como él quisieran tener respuestas sobre el influyentismo, el dedazo, y los atropellos de sus dirigencias. 

Las mismas prácticas que en su momento el PAN le criticó al PRI. 

Según ellos, es  lo que trajo “como consecuencia el debilitamiento del PAN en el DF, la corrupción de la moral interna, la pérdida de la identidad y los pésimos resultados en esta elección”. 

¿Se repondrá el PAN de esta crisis? 

LA CARTA DE LOS EX LÍDERES

Extracto de la carta que enviaron cinco ex dirigentes nacionales del PAN al Comité Ejecutivo Nacional del partido. Está fechada el 9 de julio de 2012.

— I. ¿Por qué es necesario reconstruir al PAN?

Los resultados electorales del pasado 1 de julio nos obligan a reflexionar no sólo sobre los errores cometidos en este proceso electoral sino también sobre el rumbo que, en general, ha tomado el PAN en los últimos años.

Para hacerlo, debemos evitar dos extremos perniciosos: el que nos lleve a convertir la derrota en un desastre en medio de recriminaciones estériles que sólo abonarían a la división del partido y el que nos conduzca a negar problemas, esconderlos bajo la alfombra y evitar las medidas necesarias para darles solución de fondo. Eso sólo nos llevaría a seguir el camino descendente que hemos iniciado.

Es necesario que el partido asuma claramente la derrota del primero de julio como una oportunidad para refundarse desde los cimientos. Para ello proponemos asumir los diagnósticos ya realizados, especialmente el derivado del proceso electoral de 2009, incorporando nuevo elementos de juicio surgidos de las experiencias electorales más recientes (…).

(…) es claro que se trató de un proceso marcado por la inequidad, en el que se dieron abusos en los gastos y en los presupuestos por parte de los gobiernos de otros partidos. Fuimos testigos una vez más de las prácticas autoritarias del PRI y del PRD, así como de la injerencia de los medios de comunicación. Y, qué duda cabe, también sufrimos traiciones que nos hicieron gran daño.

— II. Un nuevo modelo para el PAN

Proponemos iniciar cuanto antes la tarea de reconstruir y replantear al partido. decidir juntos: 

1. Una manera de abrirnos a la ciudadanía (…) 

2. Una nueva forma de elegir a nuestros candidatos, que nos permita postular a los mejores, a quienes la ciudadanía espera que presentemos; 

3. Un nuevo modelo de organización (…) 

4. Una nueva vía para la aplicación de sanciones, que nos permita excluir con rapidez y eficacia a quienes con su conducta trastocan la identidad del PAN; y 

5. Una nueva manera de administrar el financiamiento público y privado (…) 

— III. Por una reforma estatutaria

Como primer paso para avanzar en esa dirección, proponemos al Presidente Gustavo Madero la emisión de la convocatoria por el Comité Ejecutivo Nacional para la realización de una Asamblea Nacional Extraordinaria antes de la terminación del año, de ser posible. Proponemos la conformación de una comisión responsable de llevar a cabo la consulta que prevén los estatutos y elaborar el proyecto de reformas correspondiente (…).

Emprendamos nuestra reconstrucción en la unidad que nace de sabernos parte de una comunidad de principios e ideales que ha hecho y que hará del PAN la mejor opción para México.

Fundemos una nueva tradición con la mirada puesta en el futuro, como nos invitaba Castillo Peraza, quien nos recordaba que “la tradición no es nada más la conservación de algo que se hereda, sino la capacidad de traducirlo para que pueda ser tradición otra vez en el futuro. Sólo fundan tradiciones los que, desde su propios ayer, son capaces de ver hacia delante”.

Por una Patria ordenada y generosa

Luis Héctor Álvarez, Felipe Calderón, Luis Felipe Bravo Mena, Germán Martínez y César Nava Vázquez.

GUARNEROS: ‘A DAR LA CARA’

Por Raúl Tortolero

Rafael Guarneros Saldaña es un panista libre, de a pie, que no pertenece a ningún grupo dentro del PAN.

Por esta misma condición, sus palabras llevan fuego: “Antes estábamos por la dignidad de la persona, y ahora tenemos un voto corporativo”.

Con estadísticas en mano, señala que Josefina Vázquez Mota obtuvo un porcentaje de votación más alto que Felipe Calderón en 2006.

Opina que no es justo que aquellos que dejaron morir sola a la candidata, ahora quieran quedarse con las migajas de un PAN destruido.

Y ha concebido un documento en el que invita a los “libres” a reflexionar sobre las reformas que necesita el PAN. Lo harán en mesas de trabajo que se realizarán en la calle Ometusco 93, Colonia Hipódromo, a partir del sábado 28 de julio.

Para Guarneros, “una reforma estatutaria sin tomar en cuenta a la militancia solo va a favorecer la consolidación de estos grupos en el poder”.

Señala que pedir que se corten las cabezas de los dirigentes no cambia nada, porque el consejo que se creó en torno a este equilibrio de grupos es el mismo que elegiría a los nuevos.

“Lo que necesitamos es no estar cobijados en el anonimato los militantes, sino dar la cara y pedir cuentas de las decisiones que se tomaron”.

Critica que la definición de liderazgos y candidatos recaiga en un  supuesto equilibrio de poderes entre las cúpulas, cuando se debería tomar en cuenta a sus miembros activos.

‘AQUÍ NO HAY CALDERONISTAS, SOMOS PANISTAS’

El presidente del PAN recomienda no utilizar las crisis para ‘recuperar espacios de poder’. No se debe  privilegiar la agenda de ningún grupo, dice

Por Raúl Tortolero 

“No hay dueños del partido”. Éste es el mensaje que Gustavo Madero Muñoz, presidente del PAN, transmite en alusión a los grupos internos, pero con especial dedicatoria a uno de ellos: “Aquí no hay calderonistas, todos somos panistas”.

El líder del PAN y el presidente Calderón se encuentran inmersos en una batalla subterránea por el control del partido luego del desastre electoral del primero de julio, cuando pasaron a ser la tercera fuerza política del país.

Entrevistado por Reporte Indigo, el líder azul nacido en 1955 aconseja a quienes rondan el CEN con guadañas, “que no busquen venganzas” exigiendo que rueden las cabezas de todos, menos las de ellos. Algunos de estos “exigidores” pertenecen al círculo más íntimo del presidente Felipe Calderón.

A ésos, Madero les advierte: “No hay que usar las crisis para recuperar espacios de poder”. Como tampoco se debe privilegiar la agenda de ningún grupo del PAN sobre el conjunto del partido. “Eso es mezquindad”.

El dirigente –quien en diciembre de 2010 triunfó ante Roberto Gil, el elegido de Calderón para estar al frente del PAN– ha visitado varios estados, se ha reunido con liderazgos panistas y con consejeros nacionales buscando fortalecerse y sentar las bases para reconstruir su instituto político. 

Estuvo en su natal Chihuahua el 16 de julio, en Nuevo León, Sonora y Sinaloa el 17, en Jalisco y Guanajuato el 18, y en Baja California el 24.

La prensa de estas localidades refleja la calurosa aceptación que ha tenido el chihuahuense.

A la par de los viajes de Madero, están los de Calderón Hinojosa, quien compite para ganar los favores de los consejeros. Incluso no ha tenido empacho para organizar comidas y eventos con ellos en varias entidades.

Algo que no se le vio haciendo al jefe del Ejecutivo durante la campaña para apoyar a Josefina.

–Parece paradójico que el calderonismo, habiendo no participado lo suficiente, no apoyando a la candidata Josefina, a los candidatos en las elecciones pasadas, ahora busque quedarse con posiciones de poder, con el partido, o lo que queda de éste –le comento.

–Creo que no son actitudes que nos distingan a los panistas, el querer utilizar las crisis para recuperar espacios de poder. 

Y sigue: “No podemos tratar de privilegiar una agenda  de una fracción del partido sobre el resto, porque eso sería un fracaso”.

–Da la impresión de que el calderonismo no está asumiendo su responsabilidad plenamente en los resultados electorales. 

–Mira, no comparto el diagnóstico. Todos los que tenemos un interés superior por el partido sabemos que necesitamos a todos. Aquí no hay dueños del partido.

Josefina Vázquez Mota… ¿seducida por Calderón?

El 19 de julio, Gustavo Madero le ofreció a Josefina Vázquez Mota fungir como coordinadora de Acción Política del PAN. 

Aparentemente, ella había aceptado ese cargo. El cual, por cierto, no tiene una base jurídica en el organigrama de Acción Nacional, como tampoco lo tienen muchos otros puestos.

Se trataba de tender un puente que convenía a Madero y a Josefina, quien podría moverse con libertad y amparada por la institucionalidad.

Pero ella, quien no acaba de regresar de sus interminables vacaciones en Europa, ahora parece rechazar la oferta.

Y una explicación posible para no aceptar el cargo es que esa expresión del panismo le hubiera ofrecido algo a cambio de formar un bloque “anti-Madero”.

–¿Josefina por fin aceptó o no el nombramiento que usted le ofreció? –le inquiero.

–Lo hemos platicado, lo hemos analizado. Tiene el ofrecimiento, y ella va a definirlo a su regreso, para ver en qué ánimo y cuál es la decisión que toma finalmente. 

Y continúa: “Es un liderazgo  (el de Josefina) muy vigoroso, y necesitamos sumar a todos los liderazgos, que entre más crezcan, más grande será nuestro partido”.

–¿No le parece que a lo mejor Josefina se está dejando seducir por el calderonismo para hacer un bloque?

–No, no lo percibo así. Yo lo que digo es que esta situación nos va a poner a prueba a todos, en lo individual y en lo colectivo.

11 de agosto: rediseño del partido

Respecto a la agenda para la asamblea del próximo 11 de agosto, a la que asistirán los 381 consejeros nacionales, Madero señala que habrá un ambiente muy positivo. No hay refundación del PAN. Él prefiere llamarlo sólo un “reencuentro, una rectificación”.

 ¿Por qué no es refundación? 

Porque no se tienen problemas doctrinarios con los valores. Solo es una cuestión de reflexión, análisis, propuestas. De rectificar, pero de continuar. Y no desde cero.

Para el senador, uno de los aspectos que falló en la campaña fue la comunicación. Porque no supo dar a conocer suficientemente bien a la población los logros del gobierno federal en este sexenio. Que son muchos, opina. 

El 11 de agosto se celebrará el Consejo Nacional Ordinario. Se analizarán los resultados de todo. De finanzas, los electorales. 

También se revisará el rediseño del partido, que consiste en cuatro puntos.

“Son cuatro grandes apartados”, dice Madero, para una reflexión profunda que termine en una asamblea nacional próxima, para reformar los estatutos.

‘Vamos con todo en el caso Monex’

El reciente acercamiento del PAN y Madero con el PRD y su líder Jesús Zambrano en torno al tema de Monex, seguirá adelante.

“Claro, y vamos con todo”, dice efusivamente el líder nacional del PAN. 

“Es fundamental coincidir en eso y que se aclare, se sancione y corrija”.


Notas relacionadas

Nov 22, 2012
Lectura 4 min

POSTELECCIONES

‘Estoy trabajando …no vivo del erario’

Alicia Guzmán


Nov 22, 2012 Lectura 4 min

Oct 25, 2012
Lectura 4 min

POSTELECCIONES

La neurosis del PRD

Adriana Amezcua


Oct 25, 2012 Lectura 4 min

Oct 24, 2012
Lectura 3 min

POSTELECCIONES

El resquicio de las izquierdas

Adriana Amezcua


Oct 24, 2012 Lectura 3 min

Oct 17, 2012
Lectura 22 min

POSTELECCIONES

La izquierda sin rostro

Adriana Amezcua


Oct 17, 2012 Lectura 22 min

Comentarios