La obsesión por comer bien en el contexto de tener un padecimiento de ortorexia puede llegar a desarrollar una fuerte culpa en caso de comer algún alimento impuro, alerta Ana Sofía Guerra, profesora de la Escuela de Medicina del Tec de Monterrey.

“La ortorexia es un problema que se describe cuando queremos comer saludable o cosas puras que consideramos nutritivas todo el tiempo, y cuando no consumimos todo el tiempo cosas nutritivas, es decir, comemos un alimento ultraprocesado, tenemos una culpa desmedida y nos consideramos hasta impuros y tenemos que tener una medida compensatoria, como ayunar o hacer ejercicio”, afirma la especialista.

Considera que la pandemia por COVID-19 y la necesidad de consumir mejores alimentos para tener un sistema inmunológico más fuerte vino a promover, en tanto, esta conducta tendiente a la ortorexia.

“Hablamos de un incremento en el consumo de alimentos ultraprocesados que aumentan el riesgo de diabetes, hipertensión, síndrome metabólico, están relacionadas con mayores complicaciones por enfermedad de COVID-19. Entonces, ¿qué decimos? Come saludable, y la gente comienza a tratar de controlar su alimentación, querer comer saludable 100 por ciento del tiempo y esto puede terminar en una obsesión”, explica.

Esta llega a ser tal, que las personas optan por dejar de consumir incluso algunos alimentos naturales.


“Al padecer ortorexia es común sentir culpa desmedida al ingerir alimentos no saludables, por lo tanto se busca tomar una medida compensatoria, como ayunar o hacer ejercicio”

Ana Sofía Guerra

Profesora de la Escuela de Medicina del Tec de Monterrey

También puedes leer:

Ortorexia, la búsqueda de una pureza obsesiva

Angustia al comer afecta la salud física y mental