La llegada de la caravana migrante proveniente de Honduras a la frontera sur de México es inminente y ante la amenaza que hoy lanzó el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al gobierno para que la frene y no tenga que “militarizar” la frontera sur de su país, autoridades pidieron la intervención de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Te recomendamos leer: TRUMP EXIGE A MÉXICO DETENER ‘ATAQUE’ DE MIGRANTES HONDUREÑOS

Mediante un comunicado, el gobierno de México reveló que solicitó el apoyo de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), para que en coordinación con las autoridades competentes de Honduras, Guatemala y El Salvador, y en conjunto con el Instituto Nacional de Migración (INM) y la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), acompañe la atención de posibles solicitantes de refugio que pudieran presentarse en la frontera sur de México.

Será el secretario de Relaciones Exteriores (SRE), Luis Videgaray Caso, quien formalice el pedido durante esta tarde en el encuentro que sostendrá con  el Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, en Nueva York.


A decir del gobierno, esta medida tiene como objetivo contribuir a una solución de carácter humanitario, apegada al marco legal, respetuosa de los derechos humanos, transparente y con el concurso de la comunidad internacional, a través de las instancias correspondientes de la Organización de las Naciones Unidas.

De la misma manera, informó, la medida  busca garantizar la seguridad e integridad de los migrantes, particularmente la de los menores de edad, los adultos mayores y las mujeres, y evitar que las personas sean engañadas por organizaciones criminales internacionales dedicadas al tráfico de personas, que ponen en peligro sus vidas.

México ha informado que no permitirá el acceso al país de aquellos migrantes que no tengan sus papeles en regla y cuenten con una visa; además de que atenderá a quienes soliciten el reconocimiento de refugiado, mismos que deberán realizar el papeleo institucional y esperar la determinación de las autoridades mientras son retenidos en las oficinas de migración de la frontera.

También puedes leer: AUTORIDADES MEXICANAS FRENARÁN CARAVANA DE MIGRANTES HONDUREÑOS

Por su parte, el Instituto para las Mujeres en la Migración (IMUMI) destacó que los integrantes de la caravana migrante tienen derecho a solicitar asilo en México y pidió, mediante una carta pública, enviar a la frontera sur oficiales de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), hecho confirmado por las autoridades y de la Procuraduría Federal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes.

Aquí puedes consultar la carta íntegra: