Las fallas en el Estado de Derecho en territorio mexicano quedaron reflejadas en el índice realizado por la organización World Justice Project; el cual muestra que el país cayó cuatro lugares respecto a la última medición.

De acuerdo al Índice de Estado de Derecho 2017-2018, México consiguió una calificación de 0.45 (en una escala del o al 1, donde 1 significa la mayor adhesión al Estado de Derecho), lo que coloca al país al mismo nivel de naciones africanas como Sierra Leona, Liberia y Kenia.

El país obtuvo malas calificaciones en varias ramas como orden y seguridad, pero la peor calificación la obtuvo en el tema de justicia penal, donde se colocó debajo de países como Honduras, India, Perú y Vietnam, entre otros.

México se ubica en el lugar 92 de 113 países evaluados por el World Justice Project en el Índice de Estado de Derecho 2017-2018, con lo que cayó 4 posiciones respecto al mismo índice de 2016.

A nivel Latinoamérica, los tres mejores países son Uruguay, Costa Rica y Chile. México se ubica en el lugar número 25 de 30, sólo por arriba de naciones como Guatemala, Nicaragua, Honduras, Bolivia y Venezuela.

Dinamarca, Noruega, Finlandia, Suecia, Holanda, Nueva Zelanda, Austria, Canada, Australia y Reino Unido, en ese orden, son los países mejor calificados.

Estados Unidos cayó un lugar en el ranking, lo cual coincide con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.

El índice califica el desempeño de 113 países con base en ocho criterios: límites del poder gubernamental, ausencia de corrupción, gobierno abierto, derechos fundamentales, orden y seguridad, cumplimiento regulatorio, justicia civil y justicia penal.