Tras desconocer el proceso electoral en el que fue reelecto Nicolás Maduro en Venezuela, el Gobierno mexicano anunció que considera disminuir la cooperación militar y la colaboración en actividades culturales.

La Secretaría de Relaciones Exteriores informó que citó a la Embajadora de Venezuela, María Lourdes Urbaneja Durant, para transmitirle la posición respecto al proceso electoral del pasado 20 de mayo.

El Subsecretario para América Latina y el Caribe, Luis Alfonso de Alba, fue quien le informó a la diplomática la postura de México ante una elección que no cumplió con los estándares internacionales de un proceso democrático.

 “Le informó sobre las medidas específicas que adoptará nuestro país para reducir el nivel de las relaciones diplomáticas con el gobierno venezolano que considera entre otras, la disminución o cancelación de actividades culturales y de cooperación incluida la militar”, informó en un comunicado.

La Cancillería señaló que se mantendrá atenta a los acontecimientos en el país que gobierna Nicolás Maduro y seguirá buscando, en el ámbito bilateral, contribuir a la restauración de la institucionalidad democrática y el respeto a los derechos humanos.

México se unió a 13 países más en la Declaración del Grupo de Lima para desconocer el proceso electoral y reducir las relaciones diplomáticas con Venezuela.

Dichos países son integrantes del Grupo de Lima y son: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía.

El Grupo también decidió presentar en el marco del 48 periodo de sesiones de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) una nueva resolución sobre la situación en Venezuela.