Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, descartó un conflicto con Estados Unidos por el asilo que le otorga México a Evo Morales, expresidente de Bolivia.

En la conferencia de prensa matutina y ante el presidente Andrés Manuel López Obrador, el canciller informó que Morales llegará a la ciudad de México alrededor a las 11:30 horas.

Manifestó que el ex mandatario se encuentra bien de salud, aunque ha mostrado cansancio. Lo acompañan dos personas.

Ebrard dijo que Evo Morales decidirá si ofrece un mensaje a medios, y aclaró que no ha hablado con el presidente López Obrador.


De la reacción que pudiera tener el gobierno de Donald Trump, manifestó que la relación no se basa en la sumisión sino en el respeto. Aseveró que no hay razón para que México se confronte con  países de América Latina.

El canciller descartó que hubiera estado en peligro la vida el ex mandatario. Explicó que al otorgar el asilo se cumple lo establecido en el artículo 11 de la Constitución para proteger la vida  de los que son objeto de persecuciones políticas.

Ebrard realizó una detalla explicación de cómo la aeronave de la Fuerza Aérea Mexicana logró llegar a Bolivia luego de que se negó el uso del espacio aéreo de Perú, Bolivia y Ecuador.

Agradeció el apoyo de diversos cancilleres y del presidente electo de Argentina.

El secretario de Relaciones Exteriores dijo que tras el periplo la aeronave de la Fuerza Aérea Mexicana logró salir a las 2:00 de la madrugada tiempo del centro de México con el ex presidente Evo Morales. Destacó la sangre fría del piloto para enfrentar la situación.

Relató que en Bolivia el permiso de salida lo otorgó el Comando de la Fuerza Aérea, lo que demuestra quien tiene el poder en ese país.

Ebrard dijo que por el momento no se informará del lugar en donde vivirá Evo pero se garantizará su seguridad.

De las pertenencias que trae, bromeó no trae ni cartera ni dinero.

TAMBIÉN PUEDES LEER: FERNÁNDEZ DE CEVALLOS Y EL PRI APOYAN ASILO A EVO MORALES