México amaga con represalias si Senado de EU aprueba subsidios a vehículos eléctricos

La “propuesta sería discriminatoria de las exportaciones mexicanas y las pondría en desventaja”, señaló la funcionaria

Comparte esta nota

El gobierno de México manifestó que actuará en defensa del sector automotriz nacional, por lo que advirtió que alista represalias en caso de que el Congreso estadounidense apruebe una serie de estímulos y créditos fiscales para vehículos eléctricos.

Así lo declaró la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, quien manifestó su preocupación ante la posibilidad de que el congreso de EU apruebe la iniciativa de ley Build Back Better Plan.

“Para defender a nuestra industria automotriz y el compromiso regional tomaríamos represalias comerciales; eso lo haríamos porque no se vale que estemos jugando a somos socios cuando me conviene y cuando no, te aplico por la vía oscura, y digo oscura porque no se nota, porque estamos hablando que esta medida entraría en vigor en 2027”, dijo Clouthier, en una conferencia de prensa virtual.

La Secretaría de Economía dijo que se están evaluando todo tipo de represalias.

“Tenemos que plantear algo importante y estratégico, para aquellos productos y lugares donde duele, dar tiros de precisión”, agregó poco después.

Lee: Se adelantan Ebrard, Clouthier y López-Gatell a EU para Cumbre con Biden y Trudeau

La funcionaria explicó que esos créditos violarían los compromisos internacionales al condicionar a los productores a comprar vehículos ensamblados en Estados Unidos.

En su redacción actual esta iniciativa es inconsistente con las obligaciones de Estados Unidos en el T-MEC y con los acuerdos en la Organización Mundial de Comercio
Tatiana ClouthierSecretaria de Economía

De aprobarse la iniciativa, las plantas productoras automotrices podrían abandonar el país y trasladarse a EU para obtener los beneficios de su país. Esto provocaría una significativa pérdida de empleos en el país.

Clouthier explicó que la reforma contiene una propuesta que otorga un monto de crédito fiscal, que llega hasta 12 mil 500 dólares para vehículos eléctricos ensamblados en Estados Unidos y otro apoyo de 500 dólares para las baterías realizadas en ese país.

Salir de la versión móvil