¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
CDMX
imagen principal

MOVILIDAD

Metrobús sin autorización

David Martínez

El nuevo trazo de la ampliación de la línea 5 del Metrobús promete ser más ecológico y con mayor aceptación vecinal; sin embargo, una solicitud de información revela que la modificación no cuenta con el estudio de impacto ambiental requerido


Jun 11, 2019
Lectura 6 min
portada post

La decisión de la ampliación de la Línea 5 del Metrobús por el puente de Muyuguarda, en Xochimilco, no está sustentada debido a que no tiene un estudio de impacto ambiental, proyecto ejecutivo ni conceptual.

De acuerdo con la solicitud de información 0112000133019, –realizada a través del sistema InfomexDf–, la ampliación de la Línea 5 del Metrobús de San Lázaro, en la alcaldía de Venustiano Carranza, a la Preparatoria 1, en Xochimilco, no cuenta con manifestación de impacto ambiental.

Se hace de su conocimiento que la Dirección General de Impacto y Regulación Ambiental cuenta con un estudio de impacto ambiental para la realización del proyecto ‘Construcción del Corredor Vial para el transporte público Línea 5 Metrobús, segunda etapa sobre el Eje 3 Oriente en el tramo San Lázaro a Glorieta de Vaqueritos’ el cual no contempla el tramo del puente de Muyuguarda hasta la Preparatoria 1 (…) Informo a usted que por parte de la Secretaría del Medio Ambiente no se genera, obtiene, adquiere, transforma ni posee la información solicitada”, informa el texto.

El 3 de mayo, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, informó que la ruta de la ampliación se modificaría. Las obras irían desde San Lázaro por Eje 3 Oriente hasta la Preparatoria 1, por el puente de Muyuguarda

“Estamos trabajando con los vecinos para poderles informar de este cambio de trazo. Revisamos los trazos que había previamente y consideramos que es importante que llegue a Xochimilco, incluso pasando por el puente de Muyuguarda y se están haciendo los estudios”, declaró.

No obstante, vecinos de la zona recriminaron que se tomó la decisión sin conocer el impacto ambiental ni tener un proyecto definido.

“No tienen el proyecto ni la manifestación de impacto ambiental, tampoco saben dónde van a quedar las estaciones. Hay mucha desinformación y ha generado molestia”, afirmó una vecina de Barrio 18 quien prefirió guardar el anonimato.

Los inconformes son habitantes de las colonias La Cebada, Barrio 18, Ampliación San Marcos, Paseos del Sol y Potrero de San Bernardino.

Además de que no hay estudios de impacto ambiental, señalaron que temen que sus casas, que presentaron fisuras por el sismo del 19 de septiembre, sufran daños por el peso del Metrobús.

La vecina antes citada dijo que el Metrobús no les ha dado a conocer dónde quedarán las estaciones y si recuperarán predios para ello.

“Hay mucha desinformación y ha generado molestia”, declaró.

Al respecto del tema ambiental, la mandataria aseguró que se iban a talar menos árboles que en el proyecto anterior y que incluso habrá estaciones con árboles.

El diputado local, Efraín Morales, coincidió con los vecinos e indicó que la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse) y Metrobús no han transparentado información al respecto.

En ninguna página hay información sobre el proyecto completo, para ese tipo de obras se deben hacer estudios de ingeniería

- Efraín Morales

Diputado local

Añadió que está a favor del transporte público y que se incentive el uso de la bicicleta, pero la ampliación de la línea 5 del Metrobús tampoco informa sobre lo que pasará con los microbuses concesionados.

“No se está haciendo de manera integral, yo no sé qué va a pasar con los microbuses, en lugar de hacer un Metrobús paralelo al Metro, mejor fortalecer el servicio del Metro”, explicó.

El diputado mencionó que las dependencias deben de transparentar la información para que la ciudadanía conozca el proyecto.

Además, la ampliación presenta un retraso de seis meses. Inició en agosto de 2017 y supuestamente iba a estar terminada en diciembre de 2018.

Entre las principales razones del atraso figura la oposición de los vecinos de la Calzada de Las Bombas, por donde se definió el cambio de trazo en lugar del Hueso, quienes consideraban un peligro que los autobuses pasaran por ahí por la presencia de ductos de Petróleos Mexicanos (PEMEX).

También, en el mes de abril pasado ya se acabó la línea de crédito que le otorgó a la Banco Interamericano de Desarrollo.

Colonos en contra

Los vecinos inconformes son los habitantes de las siguientes colonias

  • La Cebada
  • Barrio 18
  • Ampliación San Marcos
  • Paseos del Sol
  • Potrero de San Bernardino

Rechazo vecinal

Esta no es la primera oposición vecinal que enfrenta el Metrobús, pues a lo largo de los 14 años que lleva en la capital, ninguna línea se ha salvado de cuestionamientos.

Durante la construcción de la primera línea, que va de Indios Verdes al Caminero, comerciantes afirmaron que la construcción de un carril confinado iba a afectar sus negocios porque los automóviles no se iban a poder estacionar sobre la avenida.

Mientras que en Línea 2, que cubre el trayecto de Tepalcates a Tacubaya, colonos de la Narvarte denunciaron la tala de 944 árboles sobre Eje 4 Sur Xola, lo que consideraron un ecocidio.

En el caso de la 3, Tenayuca-Etiopía, fueron concesionarios del transporte público de la ruta 1, 3 y 88 quienes se opusieron a la implementación del Metrobús por considerar que los iba a dejar sin empleo.

En el caso de la 4, que va de San Lázaro a Buenavista y atraviesa el Centro Histórico, comerciantes se opusieron porque supuestamente iban a bajar sus ventas mientras que vecinos argumentaban daños al patrimonio histórico.

La línea 5, de Río de los Remedios a San Lázaro, enfrenta los problemas por su ampliación hasta Xochimilco; mientras que la 6, de Aragón al Rosario, también padeció acusaciones de ecocidio por parte de vecinos de Lindavista.

Por último, la 7, que cubre la ruta de Campo Marte a Indios Verdes, pasó por lo misma situación que el Centro Histórico respecto a la conservación del patrimonio histórico y también de una tala excesiva de árboles sobre Misterios.

Además, la 7 enfrenta actualmente un litigio contra las empresas de publicidad porque violaron los permisos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) por la colocación de anuncios.

Te puede interesar: Envejece Metrobús


Notas relacionadas

Nov 19, 2019
Lectura 2 min

Nov 15, 2019
Lectura 6 min

MOVILIDAD

Los Claroscuros de Mibici en Jalisco

Luis Herrera


Nov 15, 2019 Lectura 6 min

doPlay

Nov 15, 2019

Nov 7, 2019
Lectura 6 min

Comentarios