¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

CASOÁNGELES

Mentiras de ‘testigos’ lo liberan

Carolina Hernández

Ayer, tras casi medio año de prisión, el general Tomás Ángeles Dauahare salió libre luego de que el titular de la PGR, Jesús Murillo Karam, confirmó que no existen pruebas en su contra y ratificó las conclusiones no acusatorias para el exsubsecretario de la Defensa Nacional.

“El Ministerio Público presentó unas conclusiones no acusatorias porque las pruebas no fueron suficientes o los testimonios de los testigos no acreditaron la responsabilidad”, explicó un vocero de la PGR.


Abr 17, 2013
Lectura 7 min
portada post

En ese mismo operativo fue asegurado el general brigadier Roberto Dawe González

Ayer, tras casi medio año de prisión, el general Tomás Ángeles Dauahare salió libre luego de que el titular de la PGR, Jesús Murillo Karam, confirmó que no existen pruebas en su contra y ratificó las conclusiones no acusatorias para el exsubsecretario de la Defensa Nacional.

“El Ministerio Público presentó unas conclusiones no acusatorias porque las pruebas no fueron suficientes o los testimonios de los testigos no acreditaron la responsabilidad”, explicó un vocero de la PGR.

Cuatro declaraciones ministeriales habían sido las pruebas de la presunta culpabilidad de Ángeles Dauahare, detenido el 16 de mayo del año pasado, por sus presuntos vínculos con el cártel de los Beltrán Leyva. 

Dos acusaciones de “Jennifer”, una de “Mateo”, y una llamada anónima.

Las cuatro, absolutas falsedades, según argumentó en su momento el abogado defensor, Ricardo Sánchez Reyes Retana. 

“Falsedades” que bastaron para que el general de División Diplomado del Estado Mayor en retiro, fuera detenido, arraigado y después encarcelado acusado de colaborar con el cártel de los hermanos Beltrán Leyva, principalmente brindando protección a cambio de millonarios pagos. 

En ese mismo operativo fue asegurado el general brigadier Roberto Dawe González, comandante jefe de Estado Mayor adscrito a la 20/a. Zona Militar.

“Es inaceptable que ante la falta de pruebas contundentes la PGR se ponga a darle validez a denuncias anónimas que cualquiera puede hacer. ¿Cómo podemos certificar que sea una llamada real? Eso nunca lo sabremos”, cuestionó en ese momento el penalista Sánchez Reyes Retana.

Apenas unos días antes a su detención, el exsubsecretario de la Defensa Nacional había participado en un foro organizado por la fundación Luis Donaldo Colosio en San Luis Potosí en el marco de la campaña de Enrique Peña Nieto.  

Ahí, el general Ángeles Dauahare expresó una fuerte critíca a la estrategia seguida por el gobierno de Felipe Calderón en su lucha contra el narcotráfico. 

“Yo me atrevería a decir que no tenemos estrategia de seguridad nacional, no tenemos un apropiado marco de referencia sobre seguridad nacional, no tenemos una base de partida,  yo creo que habría que empezar por ahí, dijo quien había sido subsecretario de la Defensa y uno de los mas fuertes aspirantes a ocupar el cargo de Secretario en el gobierno de Calderón.  

La captura de Ángeles Dauahare estuvo entre las de mayor rango que realizó la pasada administración federal, cuya presidencia estuvo marcada por un supuesto combate contra los cárteles narcotraficantes que incluyó un amplio despliegue del Ejército.

El día de su detención, la secretaría de la Defensa Nacional, inusualmente  emitió un comunicado que parecía prejuzgar sobre la detención del general Angeles Dauahare.  

“La Sedena reitera su compromiso con la sociedad mexicana que de ninguna manera tolera actos contrarios a la leyes, y cuando alguno de sus elementos no se conduce conforme a derecho, sus actos se investigan y en su caso se sancionan con estricto apego a la ley, sin importar jerarquía, cargo o comisión, ya sea que se encuentren en activo o en retiro.

“Y sin permitir cualquier aspecto de impunidad u opacidad, colaborando estrechamente con las instancias encargadas de la Procuración de Justicia del país”, destacó la dependencia tras la detención.

Luego, tras casi 80 días de arraigo en la Colonia Doctores, y a pesar de las evidentes falsedades que ya desde entonces se advertían en los dichos de los testigos, y que Reporte Indigo hizo públicas, el juez tercero de Distrito en Materia de Procesos Penales Federales en el Estado de México,  con sede en Toluca, libró la orden de aprehensión contra el militar y varios presuntos operadores del cártel de los Beltrán Leyva, de acuerdo a la averiguación previa AP/PGR/SIEDO/UEIDCS/112/2010.

Pero ayer, el Consejo Federal de la Judicatura informó que toda vez que el procurador general de la República “ratificó el escrito de conclusiones no acusatorias” el juez Tercero de Distrito, Raul Valerio Ramírez, decretó “el sobreseimiento en la causa penal” a favor del general Ángeles Dauahare, y ordenó su inmediata libertad. 

Ángeles Dauahare se une a la lista de quienes han sido puestos el libertad tras determinar que los “testigos protegidos” sirvieron para fabricar pruebas.

A penas el lunes, un juez absolvió por falta de pruebas al exfiscal antidrogas Noé Ramírez Mandujano, quien también fue detenido en 2008 bajo cargos de colaboración con jefes de la organización de los Beltrán Leyva.

El juez que absolvió a Ramírez Mandujano advirtió de las deficiencias de la acusación, incluidas algunas mentiras provenientes del principal testigo protegido, “Jennifer”. 

El magistrado dio cuenta de una “posible fabricación de pruebas” y pidió a la PGR que investigue a funcionarios de ese mismo organismo que recabaron ese testimonio.

Otros casos que no derivaron en sentencias condenatorias fueron las aprehensiones de más de 25 presidentes municipales y funcionarios locales de Michoacán a mediados de 2009 un episodio conocido como el “Michoacanazo”.  

Cuatro acusaciones

1. Una llamada anónima recibida supuestamente el 17 de marzo de 2010 en la SIEDO. En ella un hombre acusa a Ángeles Dauahare de apoyar a los BeltránLeyva y por “bajar aviones” con droga en el DF y en Cancún, de forma rutinaria. El que hace la denuncia menciona el nombre de “Tomás Álvarez Dauahare”, no Tomás Ángeles Dauahare, como es el nombre correcto. 

2. Efectuada el 11 de noviembre de 2010, y atribuida a un testigo protegido escondido tras el alias de “Jennifer”, cuyas palabras, por cierto, han servido antes para hacer caer a funcionarios de la misma PGR. Por ejemplo, a Noé Ramírez Mandujano, otrora subsecretario de la SIEDO, quien se quejó de las acusaciones falsas de “Jennifer” en su momento y quien esta semana también salió libre.

Destacan los señalamientos que el general estaría recibiendo dinero de “la Barbie” a cambio de protección y de información sobre operativos, y que éste le proporcionó al militar la ubicación de “El Chapo” Guzmán, líder del cártel de Sinaloa. 

3.  La ratificación de “Jennifer” sobre lo vertido en la acusación 2. Hecha supuestamente el 12 de diciembre de 2010, en la ciudad de Tijuana, Baja California, ante el Ministerio Público Juan Gabriel DomínguezEspinoza. Aquí el acusador encubierto, dice textualmente: “No me reuní directamente con el general Dauahare”. 

4. Las declaraciones de “Mateo”, otro “testigo colaborador”. Fueron hechas el 22 de mayo de 2012. En ella se narra que “Mateo” pertenecía al cártel de los Beltrán Leyva. Que el general Ángeles Dauahare, cuando era subsecretario de la Defensa Nacional, era “amigo personal” de Juan José Esparragoza Moreno, alias “El Azul”,  y que incluso eran “compadres”. No se aporta prueba alguna que respalde estas palabras.

Además se enuncia que el general tenía nexos con Joaquín  “El Chapo” Guzmán Loera, de quien habría recibido dinero, y con Ismael Zambada, alias “El Mayo” Zambada. 

Según “Mateo”, la causa de que el general Ángeles Dauahare haya salido de su cargo de subsecretario de la Sedena, fue porque informó que en un operativo iba a detener a Nacho Coronel, pero no fue así. 

Momento histórico

Ángeles Dauahare presidió en el 2002, durante el Gobierno del expresidente Vicente Fox, el Consejo de Guerra de un histórico juicio que condenó a 15 años de prisión a los generales Arturo Acosta Chaparro y Francisco Quirós Hermosillo por proteger al cártel de Juárez.

En junio del 2007 un tribunal absolvió a Acosta Chaparro y quedó libre, pero en abril de este año fue ejecutado en calles de la Ciudad de México por un solitario asesino que huyó en una motocicleta.


Notas relacionadas

May 1, 2013
Lectura 5 min

CASOÁNGELES

Complot contra el general

Indigo Staff


May 1, 2013 Lectura 5 min

Comentarios