"Pemex paga entre dos y tres veces lo que pagan de ISR todas las empresas privadas de México juntas. Pero eso nadie lo sabe”

Adolfo Hellmund

Secretario de Hacienda en el gabinete de AMLO


"En nuestro proyecto la inversión pública directa debe duplicarse, para dar cabida a proyectos de desarrollo”

Rogelio Ramírez de la O

Secretario de Hacienda en el gabinete de AMLO


Al dar a conocer quiénes estarán en el Gabinete de AMLO, se puede conocer el estilo de gobierno que implementaría en caso de ganar

La propuesta económica de Andrés Manuel López Obrador ha estado en medio de un debate intenso.

Su idea de recortar los salarios a funcionarios federales para generar ahorro ha sido muy rebatida. 

Es por eso que a pocos días de la elección se vuelve indispensable conocer a fondo las propuestas de los candidatos a la Presidencia.

Y no solo las que se refieren a la economía. Existen otras agendas igual de importantes que hay que analizar.

Más importante aún es conocer el enfoque que presentan los hombres que rodean a los presidenciables. 

En ese rubro Andrés Manuel López Obrador parece llevar ventaja. Y es que al dar a conocer quiénes serán las principales figuras de su Gabinete se puede conocer el estilo de gobierno que, en caso de ganar, implementarían. 

Dos de los hombres importantes del Gabinete de López Obrador dieron a conocer a Reporte Indigo sus propuestas y puntos de vista sobre cómo manejarían su administración.

Rogelio Ramírez de la O sería el Secretario de Hacienda en caso de que AMLO resultara ganador. 

Estudió la licenciatura de economía en la UNAM y posteriormente obtuvo su doctorado en economía en la Universidad de Cambridge en Inglaterra.

Ha sido director de Ecanal, una consultora que realiza análisis económico de México para oportunidades empresariales y para políticas de gobierno.

En general su idea para manejar las finanzas públicas es lograr desarrollar un sistema más eficiente. Tanto de recaudación de impuestos, donde se busque eliminar algunos regímenes especiales; como en el gasto público donde intentará recortar el gasto corriente y enfocarse en inversión productiva. 

Por otro lado está Adolfo Hellmund, ingeniero Industrial y de Sistemas con acentuación financiera. 

Él sería el Secretario de Energía si López Obrador obtuviera el triunfo. 

Ha laborado en instituciones bancarias como Serfín e IFI de México. 

Además estuvo involucrado con el sector público en la Secretaría de Hacienda, y de 1993 al 2008 fue socio y director de Fondo Pymex.

En entrevista, Helmutt enfatizó la urgente necesidad de reformar el sector energético del país.  

Considera que Pemex, a pesar de ser una de las empresas más rentables del mundo, no es aprovechada al máximo por la corrupción y derroche sus gastos, así como los altísimos impuestos que paga.

ROGELIO RAMÍREZ DE LA O 

— Gasto público 

“El actual nivel de gasto público total, de 25.5 por ciento del PIB es demasiado alto y por ello en el mismo cabe un aumento significativo de inversión pública, así como mayores recursos a inversión social, siempre y cuando se recorte el gasto improductivo”.

— Inversión pública 

“En nuestro proyecto la inversión pública directa debe duplicarse, para dar cabida a proyectos de desarrollo regional que son indispensables, por un lado para solucionar problemas graves hoy”.

— Impuesto 

“Lo que planteamos en materia de impuestos es, primero, demostrar a los contribuyentes que su dinero se gasta bien. Y luego, simplificar el sistema de impuestos, mejorar la recaudación con medidas de eficiencia y contribuir a crear el clima idóneo para mayor crecimiento económico”.

— Recaudación 

“Tenemos una meta de aumento de recaudación de 200 mil millones de pesos. Esta es una meta razonable, pues se puede cumplir cancelando algunos regímenes especiales que no se justifican en el interés de la economía nacional”.

— Deuda

“(…) el candidato López Obrador ha hecho el compromiso de que no habrá endeudamiento más allá de lo que hoy existe y que asciende a 2.5 P por ciento del PIB. Esto es porque a partir de 2009 se contabilizó como parte del Presupuesto el pago de la deuda de pidiregas de Pemex, que asciende a 2  o 2.5 por ciento del PIB. Es decir, para el resto del Presupuesto, el endeudamiento ha sido muy menor y así queremos que siga”.

— Contingencias

“Cualquier choque que venga del exterior o del interior y que no haya sido previsto en nuestro Presupuesto tendría que ser enfrentado con un programa especial de ajuste. Esto significa que trataríamos de no dañar los programas de inversión pública ya en marcha”. 

ADOLFO HELLMUND

— Privatización 

“A nosotros nos parece riesgosísimo que un insumo tan importante para la competitividad de un país quede sujeto a prácticas oligopólicas que se traducirían en precios altos y pérdida de competitividad de la industria nacional”.

— Precios de gasolina

“Proponemos que puedan operar con autonomía de gestión y presupuestal, como verdaderas empresas, como ya lo hacen con mucho éxito las empresas públicas de energía en Brasil, Francia o Noruega”.

— Reformas a Pemex

“En el caso de Pemex, algunas de las principales acciones serían: fusionar los diferentes corporativos, con el consiguiente ahorro; reorientar la inversión de zonas improductivas, como Chicontepec o Burgos, a zonas más productivas; construir las refinerías para dejar de importar 30 mil millones al año de gasolina;invertir en exploración lo suficiente para ir subiendo gradualmente las reservas probadas de crudo”.

— Finanzas de Pemex 

“Pemex, a pesar de la corrupción y mala administración que lo aquejan, es una de las 10 empresas más rentables del mundo, antes de impuestos. 

Claro, después de que le cobran impuestos superiores a su utilidad, termina perdiendo, pero eso le ocurriría a cualquier empresa que tuviera ese régimen fiscal.

De hecho, Pemex paga entre dos y tres veces lo que pagan de Impuesto sobre la Renta todas las empresas privadas de México juntas. Pero eso nadie lo sabe”.

— Negocio de la refinería

“Nosotros hemos hecho corridas financieras, y con la inversión requerida para una refinería de 150 mil barriles diarios, que es de 3 o 4 mil millones de dólares, y con los márgenes de refinación actuales, la refinería se paga en 3 ó 4 años a partir de su puesta en marcha”.

— Estancamiento de la tecnología 

“Una de las mayores perversidades de la política neoliberal y de destrucción de valor de las empresas públicas de energía ha sido el desmantelamiento de las capacidades tecnológicas de las mismas. 

Incluso, empresas privadas, como Bufete Industrial, con miles de ingenieros mexicanos en su nómina, desaparecieron, por adjudicarse contratos a compañías extranjeras.

Lo peor es que en gran medida esto se debió a que se exigía financiamiento de los contratos, que los extranjeros podían ofrecer, apoyados por sus bancos, mientras que los mexicanos no, por carecer de ese apoyo”.