El resto de las cuentas públicas están bajo la lupa por los diputados del Partido Acción Nacional, quienes están convencidos de revisar las finanzas 

El gobernador Rodrigo Medina termina en crisis un sexenio que comenzó con crisis.  

Hoy presentará su último informe de Gobierno ante el Congreso en medio de una transición que evidenció irregularidades financieras en su administración.

Esta transparencia destapó en casi 90 días lo nunca imaginado.

Y es que salió a relucir un desorden de las finanzas públicas, la falta de vagones para la Línea Tres del Metro, déficit de aportaciones económicas al Isssteleón y crisis en Fomerrey, entre otras irregularidades.

Este efecto negativo trajo consecuencias adversas al mandatario en el último tramo de su administración. Y raspó su carrera política.

 Y es que en su primer año y medio de gobierno enfrentó su primera crisis: la inseguridad.

Balaceras, narcobloqueos, secuestros, robo de autos y el ataque el Casino Royale, debilitó su gobierno ante la opinión pública, la posibilidad de recuperar un estado sin violencia se veía lejana.

Eran tiempos difíciles para la ciudadanía.

Y esto, incluso puso en duda la continuidad de Rodrigo Medina al frente de la administración estatal, pero continuó gobernando el estado de Nuevo León.

Otro punto negativo para la administración de Medina llegó con el Huracán Alex.

Nuevo León vivió momentos de caos.

La infraestructura vial colapsó, cientos de personas perdieron su patrimonio y terminaron decenas de familias damnificadas.

La poca respuesta de reacción de la administración estatal para enfrentar el desastre natural, puso sobre la mesa de nueva cuenta en duda la continuidad de Rodrigo Medina como mandatario.

Los recursos federales salvaron su mandato.

Con el apoyo del Gobierno federal, en ese entonces en la figura del expresiente Felipe Calderón y de empresas regias, el Estado logró salir del bache provocado por Alex. 

Aunque a cinco años del fenómeno natural, aún no se ha podido rehabilitar al 100 por ciento la vialidad dañada.

“Fue una administración con cambios muy drásticos. Si recordamos desde candidato se le criticó por su falta de experiencia”, consideró Gilberto Miranda, politólogo egresado del Tecnológico de Monterrey.

“Se conjuntaron crisis como la inseguridad, en donde se tambaleó su carrera política”.

Efecto papá Medina

Los audios que revelan la participación de Humberto Medina Ainslie, padre del gobernador, en asuntos de la administración estatal complicaron el panorama.

En la grabación difundida se escucha a Medina Ainslie ordenar nuevas “líneas” y “efectos” a un supuesto funcionario estatal.

Esto dio un vuelco  en el escenario electoral, que posiblemente influyó en el resultado final de los comicios del pasado 7 de junio.

La jugada de “Los Medina” para cubrir el desorden financiero estatal estaba puesta en la figura de la candidata Ivonne Álvarez.

Aunque había otro candidato en la persona de Ildefonso Guajardo, con alta aceptación entre el empresariado regio, el PRI nacional se decidió por Álvarez.

Pero la candidata perdió por mucho margen en la contienda contra el ahora gobernador electo Jaime Rodríguez Calderón. 

Para muchos priistas la debacle electoral del PRI estatal tiene que ver con la difusión a nivel nacional de la riqueza inexplicable de Humberto Medina Ainslie.

Una fortuna que Reporte Indigo había revelado en junio del 2012 con el reportaje “Los Medina cabalgan en Texas”, donde se detallaban las empresas inmobiliaras de los Medina en ese estado de la Unión Americana. 

Ante esto, organismos civiles recolectaron cientos de firmas para que se investigue la fortuna inexplicable de Medina Ainslie.

Y también exigen que el gobernador electo, Jaime Rodríguez Calderón, inicie una investigación legal sobre la administración de Rodrigo Medina.

La única investigación oficial que hasta este momento existe en la Procuraduría General de la República es en contra de Humberto Medina Ainslie.

Por lo pronto, el futuro político de Rodrigo Medina es incierto, pues aunque varias veces se le ha mencionado con posibilidades de integrarse al gabinete federal en el área de seguridad, no entró en los últimos cambios que hizo el presidente Enrique Peña Nieto.

Los claroscuros

A unos días de concluir su mandato, estos son algunos de los aspectos relevantes y cuestionados del sexenio de Rodrigo Medina:

CLAROS

> Centros comunitarios
Ante la crisis de inseguridad, el Gobierno estatal construyó dos centros comunitarios en la colonia Independencia y sector San Bernabé para alejar a los jóvenes de la delincuencia organizada a través de cursos y talleres.

> Inversión extranjera
Aunque en este año no se ha revelado la cifra de inversión extranjera en Nuevo León, el año pasado, según el Gobierno estatal, empresas de varios países invirtieron un estimado de 5 millones de dólares. 

> Fuerza Civil
La filtración del crimen organizado en la Policía estatal obligó al gobernador Rodrigo Medina a crear Fuerza Civil, corporación que hoy en día está calificada como una de las mejores de México y replicada en otras entidades. 

> Ecovía
Ante el grave problema de transporte público en el área metropolitana, el gobierno construyó la Ecovía para tratar de mejorar en este tema, pero en su inicio tuvo deficiencias en su operación a través de las avenidas Lincoln-Ruiz Cortines.

> Al cuidado de las montañas
El gobernador, a través de la Secretaría de Desarrollo Sustentable, entregó una iniciativa de ley para la preservación de las montañas, que fue aprobada por el Congreso local; cuenta con artículos para regular y aprovechar los recursos naturales.

OSCUROS

> La deuda
La deuda pública directa del Estado de Nuevo León al cierre del 2014, considerando pasivos de corto y largo plazo, se situó en 36 mil 472 millones 874 mil pesos, reflejando un crecimiento de 6.6 por ciento respecto al año pasado, cuando registró 34 mil 206 millones 648 mil pesos.

> La familia
La riqueza inexplicable de Humberto Medina Ainslie, papá del gobernador Rodrigo Medina, fue severamente criticada por sus adversarios políticos, incluso fue el eje central de las pasadas elecciones para desacreditar a la candidata priista Ivonne Álvarez.

> Isssteleón
Este instituto presenta una deuda de 28,000 millones de pesos en siete años, además de los 66,000 millones de deuda pública; este pasivo podría afectar al sistema de pensiones. El gobierno estatal deberá cubrir las pensiones estatales de este año, que ascienden a 3,400 millones de pesos.

> Metro
De acuerdo con los reportes del organismo descentralizado Metrorrey, el Metro presenta una crisis por la falta de vagones, ingresos y mantenimiento en la infrastructura de las vías, que aparentemente tienen desgaste.

> Fomerrey
Este organismo presenta una cartera vencida por 258 millones de pesos por la falta de una estrategia eficaz en los cobros a los dueños de terrenos. Y según el equipo de transición del gobernador electo, Jaime Rodríguez, Fomerrey podría desaparecer.

> Logra resurgir
Y aunque la popularidad del gobernador Rodrigo Medina estaba desgastada, a mitad de su sexenio resurgió.

Medina logró en los últimos tres años de mandato construir una nueva corporación policial: Fuerza Civil.

“Le alcanzó a darle ‘la vuelta a la tortilla’ con Fuerza Civil ante la opinión pública, creo que fue el mejor momento del gobernador. Y no lo supo capitalizar”, señaló Gilberto Miranda, experto en temas de política. 

Esta Policía consiguió en poco tiempo una nueva percepción de la seguridad ante la mayoría de la sociedad, junto con la disminución de ejecuciones del crimen organizado en calles del área metropolitana.

Aunque la integración de este cuerpo policial se hizo junto con grandes empresas de Nuevo León, Rodrigo Medina colocó a Fuerza Civil como la mejor de todo México, y actualmente cuenta con aceptación en otras entidades que han adoptado este modelo.

Se estima que hoy en día hay unos 4 mil policías, que fueron buscados en otras entidades federativas, pero la meta que se trazó el gobierno de Medina era llegar a 7 mil para este año.

Tras más de 100 mil entrevistas se logró el reclutamiento de estos 4 mil, con una deserción de apenas el 3 por ciento, dijo públicamente el vocero de seguridad Jorge Domene.

Sin embargo, aún no se han dado a conocer públicamente las cifras oficiales de cuántos uniformados tiene esta policía estatal.

Otro acierto que tuvo el mandatario estatal en el tema de inseguridad fue la construcción de dos centros comunitarios en la colonia Independencia y sector San Bernabé para alejar a los jóvenes de la delincuencia organizada.

En estos proyectos se realizan talleres y cursos para los jóvenes de colonias con alto grado de vulnerabilidad ante el crimen.

Sin embargo, aunque ha bajado la tasa de homicidios relacionados con la delincuencia organizada, aún se continúa arrestando altos índices de jóvenes involucrados en delitos de alto impacto.

Otro punto a favor de la administración de Rodrigo Medina, explica el especialista, está en la obra de la Ecovía.

“Se habló poco de esto, pero la Ecovía es un buen proyecto. También está la regulación en Desarrollo Sustentable para regular el cuidado de las montañas”, aseguró Miranda.

¿Y cuál es su futuro?

Ante las irregularidades señaladas por la opinión pública en la administración de Rodrigo Medina, su futuro político no está claro.

A principio de año trascendió que podría incorporarse al gobierno de Enrique Peña Nieto en el área de seguridad, respaldado por la aceptación de Fuerza Civil, su modelo emblema. 

Incluso, en diferentes medios  se llegó a mencionarlo como el futuro responsable del proyecto de Mando Único.

Pero en los recientes cambios de funcionarios en el gabinete del presidente Peña Nieto, Rodrigo Medina ya no figuró ni siquiera como candidato.

Esto a pesar de que Medina apoyó incondicionalmente la campaña de Peña Nieto en Nuevo León.

Aunque en su momento no logró operar para que el entonces candidato del PRI ganara en el estado.

¿Qué pasará con Rodrigo Medina? Es la pregunta que muchos priistas se hacen. Y hasta el momento ninguno tiene la respuesta.

El riesgo de las cuentas

La apuesta del gobernador es que las cuentas públicas sean aprobadas sin revisar en el Congreso local y que no lleguen a un procedimiento legal.

Y es que Medina movió sus piezas en el recinto legislativo para que las finanzas públicas no fuera revisadas, y ese trabajo estará en manos del diputado priista Eugenio Montiel, presidente de la Comisión de Hacienda.

Montiel anunció el pasado lunes la aprobación de 72 cuentas públicas, que no presentan observaciones.

El resto de las cuentas públicas están bajo la lupa por los diputados del Partido Acción Nacional, quienes están convencidos de revisar las finanzas del estado a como dé lugar.

La imagen desfavorable de Medina se remonta desde que inició su camino como candidato a la gubernatura, en el 2009.

Aunque sus adversarios  criticaron la falta de méritos para ocupar la gubernatura, su equipo de campaña supo revertir la situación.

Hoy en su comparecencia en el Congreso local enfrentará por última vez a los diputados de oposición, quienes tendrán 10 minutos para cuestionar todo su sexenio.