¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
CDMX
imagen principal

Medicinas a cambio de árboles

Laura Islas

Farmacias del Ahorro ha talado cientos de árboles de manera ilegal y sistemática para construir cajones de estacionamiento, reveló una investigación de las organizaciones civiles Los Supercívicos, Tojil y Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad


Abr 3, 2019
Lectura 5 min
portada post

Un reporte ciudadano en la colonia del Valle de la Ciudad de México dio paso a una investigación que reveló la tala ilegal y sistemática por parte de Farmacias del Ahorro en todo el país.

Para construir cajones de estacionamiento en sus sucursales, la empresa ha talado de manera ilegal mil 805 árboles en 407 sucursales en 26 entidades, concluyó la investigación elaborada por Los Supercívicos, Tojil y Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

Tan solo en la Ciudad de México se tiene un registro de 103 árboles derribados para la instalación o ampliación de al menos 32 de sus tiendas, de los que solo cinco ejemplares tenían permisos: tres de poda, uno de trasplante y uno de tala, dieron a conocer las organizaciones ayer.

“En la Ciudad de México hay un poco más de 90 farmacias y son 32, es decir, una tercera parte, en las cuales se presentan este tipo de problemas y es lo que nosotros con herramientas ciudadanas hemos logrado acreditar, falta ver qué investiga la autoridad”, señaló Gerardo Carrasco Chávez, director de Litigio Estratégico de MCCI

Del total de árboles derribados en la capital sin tener permisos para ello, 21 fueron talados en la alcaldía Benito Juárez, 20 en Tlalpan, 17 en Iztapalapa, 13 en Coyoacán, 13 en Iztacalco, 6 en Álvaro Obregón, 5 en Tláhuac, 3 en Cuauhtémoc, 2 en Miguel Hidalgo, 2 en Azcapotzalco y uno en Magdalena Contreras, de acuerdo con la información proporcionada por MCCI.

Por esa situación y las afectaciones, el pasado lunes las tres organizaciones interpusieron una demanda en la Fiscalía Especializada en Delitos Ambientales y Protección Urbana de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México contra Farmacias del Ahorro y quien resulte responsable por los delitos de corrupción y contra el medio ambiente.

Apoyo ciudadano

La investigación tuvo su origen con una denuncia ciudadana el 24 de diciembre de 2016 que llegó a Los Supercívicos a través de su aplicación, la cual permite hacer reportes geolocalizados de cualquier punto del país que son canalizados a la autoridad. El ciudadano acusó que Farmacias del Ahorro construyó una sucursal con cajones de estacionamiento enfrente de 6 árboles que terminaron siendo talados. Tras la denuncia, Arturo Hernández, de Los Supercívicos, acudió a la entonces delegación Benito Juárez y ahí le dijeron que no había permisos de tala, sino de poda.

“Esa misma noche me puse a buscar con una herramienta tecnológica que es Google Maps y encontré 40 Farmacias del Ahorro con ese mismo modus operandi con el antes y el después”, explicó Hernández.

La denuncia se viralizó y provocó que personas de todas partes del país mandaran denuncias acusando a Farmacias del Ahorro de talar árboles sin permisos. Los estados más afectados son Jalisco, con 252 árboles talados en 53 sucursales; Veracruz con 200 ejemplares derribados en 36 sedes; y Estado de México con 132 en 41 lugares.

En el caso de la Ciudad de México, para blindar la evidencia fotográfica con procedimientos legales, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad presentó solicitudes de acceso a la información en las alcaldías donde se detectaron estos casos para ver qué permisos se habían dado por parte de la autoridad local y hallaron que sólo existían 5, de los cuales solo uno era de tala.

“Uno no pude talar un árbol ni en la banqueta ni siquiera dentro de su propio inmueble si no tiene el permiso en primera instancia otorgado por parte del municipio o la delegación o alcaldía correspondiente”, dijo Gerardo Carrasco Chávez, director de Litigio Estratégico de MCCI

Al revisar la situación se dieron cuenta de que podría ser una conducta delictiva, es decir, crímenes contra del medio ambiente en la Ciudad de México y posiblemente relacionados con hechos de corrupción porque las autoridades no hicieron nada durante la tala ilegal de los 103 árboles derribados, dijo.

“Se vale crecer un negocio, por supuesto que se vale. Sin embargo esto no puede hacerse a costa del medio ambiente de la Ciudad de México y no puede ser a costa de la comisión de delitos de corrupción”, agregó.

Talar o podar un árbol sin permiso en el país es un delito y las sanciones para las personas físicas pueden llegar a ser hasta de 5 años de prisión, mientras que para la empresa puede representar la suspensión de sus actividades o negocios por el mismo periodo, explicó Estefanía Medina Ruvalcaba, de Tojil, asociación experta en litigio penal estratégico anticorrupción.

En caso de que se logre acreditar que efectivamente hubo hechos de corrupción como un cohecho, es decir, entregar dinero a cambio de hacerse de la vista gorda, las sanciones pueden ir hasta nueve años de prisión, dijo Medina.

El lunes, las organizaciones civiles Los Supercívicos, Tojil y Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) presentaron una denuncia en contra de Farmacias del Ahorro, así como de sus socios, directivos, gerentes e incluso servidores públicos que estaban a cargo de verificar qué se debería de hacer si alguien sin permisos talaba un árbol.

“Queremos que realmente se investigue qué fue lo que ocurrió y en caso de que se necesite se apliquen las sanciones necesarias y no quede nada más como una triste historia de notas. Bajo esta lógica exhortamos a la Procuraduría a que haga bien su chamba para la cual están designados y dejemos de generar malas prácticas durante este proceso”, dijo

Comentarios