Isabel Arvide Limón, titular del Consulado de México en Estambul, fue captada en audio mientras maltrataba a una de las empleadas de la oficina emplazada en la capital de Turquía.

En una grabación filtrada se escucha decir a Arvide “van a hacer lo que yo diga…Me encargo que no te vuelvan a dar trabajo” o la frase “no me vuelven a utilizar la cocina para comer porque no tenemos ninguna obligación”.

El audio parece haber sido grabado mientras Arvide sostenía una discusión con una asistente administrativa.

-“Esa es la orden, ese es tu trabajo y vas a hacer lo que yo diga”, dice Arvide, a lo que una trabajadora responde:

-“Sí pero en mi contrato, mi trabajo no es…”

La cónsul interrumpe a la joven a quien le pregunta “¿Y qué dice tu contrato, tarifo, qué dice tu contrato?”, a lo que la joven responde “asistente administrativo”.

TE SUGERIMOS: Defiende AMLO nombramiento de Isabel Arvide: “Yo pensé que les iba a gustar”

“Pues, ahora el asistente administrativo está en la puerta”, le indica Arvide a la mujer, quien replica que entonces, la orden deberá ser puesta por escrito.

“Más problemas vas a tener, menos te voy a pagar, más problemas vas a tener en la vida”,  se oye decir a la también periodista como argumento final.

En otra grabación se escucha Isabel Arvide, nombrada como titular del Consulado de Estambul por el presidente Andrés Manuel López Obrador diciéndoles a los empleados que no usen la cocina, que no se les pagará dinero extra de la comida y que no usen “su baño”.

“No me vuelven a utilizar la cocina para comer porque no tenemos ninguna obligación de dársela. No se les vuelve a pagar el dinero extra de la comida y haces favor de venir decentemente… ¿Queda claro? Mi baño no lo utilizan por favor”, menciona.

También menciona que como en el contrato dice que solamente se trabaja hasta las 5 de la tarde, se comprará un reloj checador para aquellos que lleguen 9:15 horas, se le descuenta la mañana.

Arvide se defiende

La periodista lanzó una serie de tuits en los que se defendió de los audios en los que se le escucha maltratar al personal del Consulado de Estambul.

Según Arvide, el material se encuentra editado y mencionó que ya hay en proceso 23 quejas formales de su parte contra este grupo de empleados “y sus majaderías”.

“Son jovencitos molestos porque no trabajaban y a mi llegada hubo otra dinámica. Los tres empleados querían ganar mas dinero”, aseguró.

Ante respuestas a su defensa, la cónsul explicó que hay que tres baños en el consulado que los empleados pueden usar y que se encuentra disponible para aclarar “ todas las veces que me agredieron, gritaron y se negaron incluso a contestar el teléfono”.

Arvide asegura que lo único que hizo “sencillamente” fue pedirle a la asistente administrativa que trabajara, a lo que la empleada se negó. También aclaró que no puede despedirla debido a que la legislación turca prohibe despidos en tiempo de pandemia.

“Lo que yo diga era… sencillamente trabajar. La jovencita se negaba y me gritaba, como informè oficialmente, que no podía correrla (la legislación turca prohibe despidos en este tiempo de pandemia) y que yo no era nadie para ordenarle. Dí testimonio de esto 23 veces”, detalló.

Entre las quejas a los empleados, la cónsul menciona que iban “en fachas”, entraban a su baño, llegaban tarde y no querían trabajar.

“Iban vestidos en fachas, entraban a mi baño y lo ensuciaban, llegaban tarde, no me respondían, no querían trabajar. Yo llego temprano y trabajo hasta tarde. Se encerraban horas en la cocina”, afirmó.