Las curules del Congreso de Nuevo León podrían ser redistribuidas días previos al arranque de la 74 Legislatura debido a una impugnación de Movimiento Ciudadano, que señala al PAN de estar sobrerrepresentado.

La puerta quedó abierta luego de que la Sala Superior del Trife dictaminó que el INE tiene que volver a contar los votos para determinar si el PT conserva o pierde su registro a nivel nacional.

Pero en esta ocasión, ordenan que se considere como votación válida emitida el total de los votos, sin restar los sufragios nulos y los generados por candidatos independientes, como se hizo al final de las pasadas elecciones del 7 de junio.

De esta manera, los porcentajes se estarían modificando y el PT alcanzaría un promedio superior al 2 por ciento, requerido para que un partido conserve su registro.

Y en base a esta misma medida es que la Sala Superior tendría que notificar a la Comisión Estatal Electoral que vuelva a distribuir las curules del Congreso local, tomando en cuenta la sobrerrepresentación del PRI y del PAN en el legislativo, denunciado por los diputados locales electos de MC.

“Con ese criterio se confirma nuestro argumento en cuanto a que votación emitida es la votación depositada en urnas, o la total, sin quitar independientes.

“Y de esa manera es muy probable que hoy se determine una reconfiguración del Congreso, alegando que está sobrerrepresentado el PAN y el PRI”, dijo Samuel García, diputado electo del partido naranja.

La Sala Superior estaría restando tres diputados al PAN y dos al PRI. De estos cinco, cuatro corresponderían a Movimiento Ciudadano y uno al Partido Verde.

De esta manera Movimiento Ciudadano aumentaría su presencia en el Legislativo local, al pasar de tres diputados a siete.

“Van a resolver de igual manera con nosotros. Ya es un hecho, pero sólo es cuestión de tiempo, para que en unos días se modifique el Congreso.

“Ya hemos ido a platicar con los magistrados y nos decían que así como resolvieran lo federal iban a resolver lo local”, dijo García.