El sistema que el exalcalde Mauricio Fernández asignó directamente a Protección Urbana serviría para su supuesto ‘blindaje’ de San Pedro, pero todavía hoy no entra en marcha
http://www.youtube.com/watch?v=5RHBM9j-4Dg

La Auditoría Superior del Estado hace una observación contra la cuenta pública del exalcalde de San Pedro por un dinero del erario que seguramente terminó en los bolsillos de la mafia italiana.

Así de variadas son las observaciones que hace la Auditoría Superior en Nuevo León.

Y es que la revisión a las cuentas de Mauricio Fernández de 2012, detectó un contrato del Municipio por un monto de 5.8 millones de pesos, con la empresa Protección Urbana S.A. de C.V.

Acuerdo incumplido que podría continuar así por tiempo indefinido, porque esta compañía está ligada a Bolman de Monterrey S.A. de C.V., empresa que se volvió famosa entre los regios por una investigación y un video que la Policía italiana grabó en Europa.

En la imagen un tráiler con la leyenda:”Bolman de Monterrey” recorría los suburbios de Roma mientras los policías lo seguían, porque la compañía estaba involucrada en el narcotráfico y el lavado de dinero entre San Pedro Garza García y una banda de Palermo y de Nápoles, Italia.

En mayo de 2012 la Policía detuvo a 31 italianos y a tres polacos relacionados con esa banda que operaba en San Pedro, en el área metropolitana de Monterrey.

El contrato entre el Municipio de San Pedro con Protección Urbana S.A. de C.V. fue realizado el 13 de diciembre de 2011, mediante asignación directa, para que la compañía instalara y pusiera en marcha el sistema de identificación vehicular inmediato.

De acuerdo al contrato entre el Ayuntamiento y la empresa Protección Urbana, el sistema sería entregado para funcionar a más tardar el 31 de mayo de 2012, pero hasta la fecha no existe tal identificación vehicular.

Y esta compañía, Protección Urbana, tiene al menos un personaje relacionado con Bolman, la empresa que fue desmantelada por la Policía Italiana por narcotráfico y que tiene como domicilio Guerrero 206-A, Zona Centro, en San Pedro.

Publicaciones señalan a Gustavo Gámez Castillejos como integrante del consejo de administración de Protección Urbana y además apoderado legal de la compañía Bolman.

Esta empresa también tiene como socio a Giuliano Baragiotta Bonasegale, quien vivió en San Pedro y tenía oficinas en las calles Bolivia 168, y Terranova 502, ambas en la colonia Vista Hermosa, en el Municipio de Monterrey.

Otro italiano a quien se le giró orden de aprehensión es Bruno Girardi Poggioli y al regio Reynaldo Oyervides Jaime, relacionados con la compañía Ceramitec Italia, también investigada por narcotráfico.

Otros socios de Bolman de Monterrey son Tecnología Assul y José de Jesús Ortuño, promotor de San Pedro Meters, la empresa a la que San Pedro rescindió el contrato de los parquímetros.

El sistema que el exalcalde Mauricio Fernández asignó directamente a Protección Urbana serviría para su supuesto “blindaje” de San Pedro, pero todavía hoy no entra en marcha.

Se trata de 100 mil chips, que según el Ayuntamiento de San Pedro sí recibió, los cuales serían vendidos a los automovilistas particulares para recuperar la inversión municipal.

Estos chips que serían colocados en los automóviles, estarían acompañados de un equipo para darles lectura.

Y también un software para que cuando se leyera el chip, pudiera traducirse y rastrearse en los registros de una computadora y comparar el vehículo con una lista de autos robados.

Así, podría encenderse un sistema de alertas para detener aquel automóvil que tuviera el chip y coincidiera con un auto reportado como hurtado.

Pero a más de un año y medio de que tendría que haber entrado en operación el sistema, no hay nada.

La Auditoría Superior del Estado hace la observación número 3, en el apartado de “Otros equipos de Administración”.

Señala: “Se registraron pagos a la empresa Protección Urbana S.A. de C.V., por valor de $5,800,000 devengados por la adquisición, instalación y puesta en marcha del sistema de identificación inmediato para detectar vehículos robados…

“…Este sistema está basado en cuatro elementos principales: Dispositivo de identificación por radio-frecuencia, tarjetas de identificación, unidades de detección y sistema informático en línea, que permite leer a distancia un folio de identificación vehicular único para cada unidad…

“Observándose que a la fecha el sistema de identificación vehicular inmediato para detectar vehículos robados, no se ha implementado…”.

El argumento del Ayuntamiento de San Pedro, por el extitular y el actual titular del Municipio, fue que no se había iniciado con la implementación del sistema porque el Cabildo no había fijado aún las cuotas de recuperación de la aplicación de los chips.

Literalmente respondieron a la Auditoría Superior del Estado: “Cabe hacer notar que el pasado 29 de julio de 2013 en la Sesión No. 38 de la H. Comisión de Hacienda y Patrimonio Municipal se aprobó por unanimidad una cuota de recuperación de  de $100 pesos por unidad…

“El dictamen aprobatorio será ratificado en futura sesión del pleno del R. Ayuntamiento”.

Pero finalmente el dictamen de la Auditoría Superior del Estado señala que los argumentos del Municipio de San Pedro no solventan los observado y que subsiste la irregularidad.

“Ya que lo manifestado y la documentación soporte exhibida no desvirtúan el incumplimiento al fundamento señalado (Artículo 13 del Reglamento Orgánico Municipal) considerando que de acuerdo al contrato suscrito con el proveedor la entrega del sistema para su funcionamiento era a más tardar el 31 de mayo de 2012…”.