Al reunirse este jueves en Palacio Nacional, el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal y el presidente André Manuel López Obrador abordaron temas relacionados con los proyectos del Tren Maya, la ampliación del Puerto de Altura de Progreso y la reubicación del Aeropuerto de Mérida.

También analizaron nuevos proyectos de infraestructura que atiendan las necesidades de los yucatecos, como generar empleos en las carreteras dañadas por tormentas tropicales y huracanes, así como la construcción del hospital de Ticul y la posibilidad de edificar un nuevo nosocomio en Yucatán.

El gobernador agradeció al presidente su disposición para escuchar las necesidades de las y los yucatecos, así como su interés en desarrollar importantes proyectos para detonar el desarrollo del estado, pues significan muy buenas noticias para Yucatán.

En el tema de la ampliación del Puerto de Altura de Progreso, revisaron los tiempos y detalles de ese proyecto, para el cual se ha autorizado la ampliación de alrededor de 40 hectáreas, con la posibilidad de que se pueda incrementar a más, pero antes haciendo los estudios pertinentes.

También, Vila Dosal comentó con el presidente sobre la llegada a Yucatán de la empresa italiana Fincantieri, que tan solo con su proyecto para la construcción de un astillero podría ocupar aproximadamente 40 hectáreas y representará la inversión de 3 mil millones de pesos, la cual sería adicional a lo que invertirá en la modernización y ampliación del Puerto.

Sobre los avances de los tramos del Tren Maya en Yucatán, hablaron sobre las estaciones contempladas en territorio yucateco, así como la posibilidad de dar un buen uso a terrenos donde se ubican estaciones de tren antiguas; en ese sentido, también dialogaron sobre los planes a futuro para el rescate y aprovechamiento del terreno de la ex-estación de trenes “La Plancha”.

Por su parte, la reubicación del Aeropuerto de Mérida es un proyecto que se dará a conocer próximamente y, a través del cual, se realizará una importante inversión privada que contribuirá a la reactivación económica del estado con la generación de más de 8 mil nuevos empleos durante su construcción y traerá diversos beneficios a la población yucateca.

Cabe recalcar que el gobierno estatal no va a poner un solo peso para que se pueda realizar la reubicación de la terminal aérea meridana, por lo que, tras dos años de gestiones ante el Gobierno federal, en las próximas semanas se anunciarán los pormenores del proyecto, el cual permitirá eliminar la barda de 6 kilómetros del aeropuerto, que ha contribuido a crear la zona de más alta marginación de toda la capital yucateca.

Vila Dosal reiteró a López Obrador su disposición y completo respaldo a los proyectos que la administración federal realiza en Yucatán, así como la apertura del gobierno del estado para trabajar en equipo y llevarlos a buen término.