Reporte Indigo

LGBTTI+

Matrimonio igualitario en el olvido

Marcha por la Igualdad.

Han pasado ya tres años y dos gobiernos desde que la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitió una sentencia para que el matrimonio igualitario fuera legal en Jalisco, pero a la fecha, las autoridades siguen poniendo oídos sordos y dándole la vuelta al tema.

El 26 de enero del 2016 se publicó en el Diario Oficial de la Federación la sentencia de la SCJN en la cual considera que “sí es un acto de discriminación y no de igualdad, prohibir el acceso a las parejas del mismo sexo que contraigan matrimonio”

Lo que busca el fallo de la Suprema Corte es reformar el Título Cuatro del Código Civil del Estado de Jalisco en que se estable que el matrimonio debe de ser entre un hombre y una mujer.

“El matrimonio es una institución de carácter público e interés social, por medio de la cual un hombre y una mujer deciden compartir un estado de vida para la búsqueda de su realización persona y la fundación de una familia”, señala el Artículo 258 del Código.

El en artículo 60 del Capítulo II “De los requisitos para contraer matrimonio” se vuelve a establecer que para contraer matrimonio es necesario que  los contrayentes sean hombre y mujer.

Al no reformarse el Código Civil las parejas del mismo sexo pierden los derechos que establece la ley como: tener derecho preferentes sobre los bienes propios del otro y el derecho a ser registrados a la seguridad social.

La asociación Unión Diversa de Jalisco A.C. exigió a la nueva legislatura a modificar la ley.


“A tres años de emitirse esta sentencia que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo en el estado de Jalisco, el código civil sigue sin modificarse, la nueva legislatura del estado y en específico la comisión de puntos constitucionales debe armonizar ó de lo contrario se estaría cayendo en desacato”, denunció la asociación proderechos de la comunidad LGBTTIQ+ en un comunicado de prensa

Finalmente, la asociación pidió al gobernador, Enrique Alfaro y al Congreso armonizar la ley y cumplir la sentencia de la Suprema Corte.

Exit mobile version