La resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SJCN) que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo en Nuevo León exhibió la resistencia de los diputados del Congreso para legislar este derecho.

La diputada de la bancada de Morena en el órgano legislativo local, Claudia Tapia, presentó una iniciativa de reforma al Código Civil del Estado, para hacer cumplir la invalidez de los artículos 140 y 148 que impedían el matrimonio entre personas del mismo sexo.

“Esta iniciativa de reforma busca cambiar las porciones normativas del Código Civil del Estado que han sido declaradas inválidas por nuestra Suprema Corte”, pronunció Tapia.

De acuerdo con el documento presentado, la definición de matrimonio, en lugar de considerar fines reproductivos, sería una unión entre dos mayores de edad para procurarse ayuda mutua, guardarse fidelidad y para crear una comunidad de vida permanente, lo que implicaría, también, una reforma al artículo 147.

Ante la ausencia de Marco Antonio González Valdez, presidente de la Mesa Directiva, el vicepresidente de la cámara, el morenista Juan Carlos Leal Segovia, convocó a una votación para decidir si la propuesta se turnaba a la Comisión de Desarrollo Social y Derechos Humanos, como Tapia solicitó.

Esta comisión la preside el diputado de Movimiento Ciudadano, Luis Donaldo Colosio Riojas.


El presidente de la Comisión de Desarrollo Social y Derechos Humanos, Luis Donaldo Colosio, reconoció que existe resistencia para legislar

Pero las bancadas del PAN y del PRI, en complicidad del diputado del partido guinda, Leal Segovia, querían que se discutiera en la Comisión de Legislación, que preside Félix Rocha, legislador panista.

Colosio, incluso, propuso que se turnara a ambas comisiones. Pero estos desacuerdos ocasionaron un receso momentáneo en la sesión, tras los gritos de activistas y diputados que señalaban un conflicto de interés y sostenían que la ley se tiene que acatar y no votar.

El morenista Leal Segovia ha sido criticado por el discurso de odio que difunde a través de su cuenta de Twitter. Incluso, enfrentó una comparecencia en la Comisión Nacional de Honor y Justicia de su partido a nivel federal, por recibir denuncias de activistas de la comunidad gay.

Minutos después, los diputados reanudaron la sesión con la llegada del presidente Marco González. La iniciativa, finalmente, se turnó a la Comisión de Legislación, con 22 votos en contra y sólo 12 a favor de que estuviera en la de Derechos.

El Congreso y, sobre todo, los activistas, esperan el plazo de 15 días establecido por el presidente de la Mesa Directiva para que la Comisión de Legislación realice el dictamen. Sin embargo, ésta tiene más de un asunto pendientes de resolución.

La Suprema Corte de Justicia se adelantó al Congreso local, órgano que ahora deberá modificar la ley para garantizar este derecho a la comunidad LGBTTTIQ+, pues los cambios publicados en el Periódico Oficial del Gobierno Constitucional del Estado Libre y Soberano de Nuevo León, tendrán que actualizarse tras la declaratoria de invalidez, de igual forma en el Diario Oficial de la Federación (DOF) y en el Semanario Judicial de la Federación, así como en su Gaceta.

Jennifer Aguayo, activista de la asociación Movimiento por la Igualdad en Nuevo León, consideró que existe una resistencia del grupo parlamentario Acción Nacional por legislar lo que ya es una realidad, es decir, los matrimonios igualitarios.


“Claro que esperábamos esta resistencia, el Congreso está polarizado: tenemos aliados pero también tenemos grupos opositores muy fuertes, quienes tienen la Comisión de Legislación, son los del PAN. Se resiste y mandó el tema a los magistrados”

Jennifer Aguayo

Activista gay

¿Desconocimiento o resistencia?

El coordinador de la bancada del PAN, Carlos de la Fuente, expresó que aún no ha recibido la resolución de la SCJN que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo en Nuevo León.

“No hemos visto la resolución, la hemos leído y escuchado en los diferentes medios de comunicación, nada más. Es un tema que no compartimos, pero nosotros acataremos lo que la máxima autoridad nos dicte”, señaló el panista.

De la Fuente agregó que no había necesidad de sacar una iniciativa adelante si aún no ha llegado la resolución de la Corte a notificarles.

“No entiendo para qué hicieron la iniciativa, si ya la Corte lo acaba de sacar en resolución, a lo mejor querían la nota. Cuando recibamos la resolución de la Corte tomaremos una decisión”, dijo el legislador.

En tanto, el coordinador de la bancada de Movimiento Ciudadano, Luis Donaldo Colosio Riojas, reconoció que existe una resistencia en materia de derechos humanos por legislar los matrimonios igualitarios.

“Hay una resistencia, yo entiendo, esto va más allá de las posturas, este es un tema de respeto al derecho, respeto a la Ley, respeto al mandato de la Suprema Corte. Si vemos que ese es el sentido de la Corte ¿Por qué esperar que llegue la notificación, por qué nos esperamos a llegue esta orden? Eso da a entender que el Congreso no quiere acatar una orden judicial”, expresó.

El emecista criticó que en el Congreso local no se esté priorizando la defensa de los derechos humanos, como quedó exhibido al momento de legislar la garantía que tienen las personas del mismo sexo de casarse.


“Es un Congreso que se dice promotor de los derechos humanos, pero al momento que se presenta una iniciativa que pretende protegerlos se queda ahí, como vieron en la votación”, lamentó el emecista Colosio Riojas