La empresa de extracción de materiales pétreos, Matrimar S.A de C.V (Materiales Triturados Martínez), amenaza el acuífero Agualeguas-Los Ramones en la Sierra de Picachos.

Matrimar dinamita la zona para la extracción de material para la construcción, una práctica que debilita el subsuelo. Esto afecta que se mantenga el flujo superficial del Río Salinas porque no corre el agua, acusa Aristeo Benavides, activista por el medio ambiente.

“Todos los días se ven las emisiones de polvo y lo más grave es que están dañando el acuífero”
Aristeo BenavidesActivista por el medio ambiente

El documento de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) sobre la Disponibilidad de Agua del Acuífero Agualeguas-Los Ramones, en el apartado de coordenadas, evidencia que Matrimar está operando justo en el acuífero, de donde saca agua para su operación.

Esta empresa es propiedad de los hermanos José Santos e Ignacio Martínez Gutiérrez, los cuales tienen parentesco con el exalcalde y alcalde de Movimiento Ciudadano en Cerralvo, Baltazar Martínez Montemayor y su hijo Baltazar Martínez Ríos, respectivamente.

Benavides ha solicitado vía transparencia a la Secretaría de Medio Ambiente, a cargo de Alfonso Martínez, el estudio hidrológico-hidrometeorológico para regularizar la actividad de Matrimar en la Sierra Picachos. Pero la dependencia no ha respondido y solicitó una prórroga de 10 días más para poder entregar la petición ciudadana.

“Solicita una ampliación de 10 días más, lo anterior, debido a la cantidad y tipo de documentación que está solicitando, motivo por el cual la misma aún se está recabando por parte de esta auditoría, a fin de dar respuesta a su solicitud”, dice la contestación con número de oficio SMA-UTAI/150/2022.

Matrimar es propiedad de los hermanos José Santos e Ignacio Martínez Gutiérrez, que han gobernado Cerralvo

Además, esta empresa tiene un sinfín de señalamientos por el desvío de agua de un arroyo.

“Cada vez que dinamita el agua se cae por donde están los mantos acuíferos y luego ellos tienen un pozo de extracción de agua, que tiene un permiso, pero también tienen el agua que ya está emanando del suelo, porque ya escarbaron en donde está la cuenca hidrológica”, señala Benavides.

Habitantes del municipio de Cerralvo denuncian que se están quedando sin agua por la operación de Matrimar. La Secretaría de Medio Ambiente ha clausurado tres pedreras por supuestamente utilizar agua de pozos sin tener concesión.

Materiales y Servicios de Cerralvo, S. A. de C. V., y Extracciones Basálticas, S. A. de C. V., fueron clausuradas. También la empresa Triturados y Procesos de Caliza, ubicada en el municipio de Los Ramones, fue clausurada por extraer de manera ilegal agua del Río Pesquería. Pero Matrimar no ha tenido inspecciones.

Matrimar opera en una porción de la Sierra de Picachos que fue decretada área natural protegida el 22 de septiembre de 2021

Sin respuesta de Medio Ambiente por Matrimar

La Secretaría de Medio Ambiente, a cargo de Alfonso Martínez, guarda información sobre el estatus de las denuncias que tiene la empresa Matrimar S.A. de C.V. por no cumplir con el límite de emisiones.

Vía transparencia se han solicitado cuántos monitoreos de cumplimiento a los niveles máximos permisibles de emisiones ha habido en Matrimar, compañía que tendría que estar sometida a un proceso de regularización.

También se ha pedido el seguimiento a denuncias que tiene esta empresa desde 2019 y si existen multas o sanciones por contaminación. Matrimar ha sido señalada por utilizar equipos como las tolvas donde guarda el material y las bandas por donde las transporta no eran las adecuadas.

Las moliendas primaria y secundaria donde se descarga el material pétreo tenían tolvas con láminas oxidadas, con dobleces y abolladuras. En febrero de 2012, Matrimar fue sancionada por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), con una multa de 550 mil pesos por causar un impacto ambiental y de 730 mil pesos por daños forestales.

Hoy esta empresa opera en una porción de la Sierra de Picachos que fue decretada área natural protegida el pasado 22 de septiembre de 2021 por el gobierno estatal. Y pasó de tener una superficie protegida de 99 mil 432.49 hectáreas a una superficie de 175 mil 305.04 hectáreas.

Te puede interesar: Sierra de Picachos, protección en manos de la Corte