La revisión fiscal de la cuenta pública 2019 que la Auditoría Superior del Estado de Nuevo León (ASENL) realizó revela que el organismo Parques y Vida Silvestre, a través del Parque Zoológico La Pastora, violó la Ley de Protección y Bienestar Animal para la Sustentabilidad de Nuevo León.

El órgano fiscalizador refutó los argumentos que este zoológico dio para justificar que sacrificó tres borregos muflón europeo y tres venados cola blanca para consumo animal.

“Se analizó la respuesta y documentación proporcionada por el Ente Público y Extitulares, la cual no solventa la observación, debido a que sí se requirió su sacrificio para alimentar a dos tigres de bengala en periodo de gestación que presentaban deficiencias de nutrición con la finalidad de estimular su sistema inmunológico y promover la buena salud tanto en las hembras como en sus crías, sin embargo, se debieron tomar otras alternativas de alimentación o medicamentos”, dice la auditoría.

La Pastora contravino el artículo 2 fracción III de la ley y argumentó que sacrificó a los seis ejemplares porque contaba un excedente de inventario de borregos muflón europeo y venados cola blanca.

“Y dentro de lo que mencionan en su respuesta que contaban con excedente de inventario de los ejemplares sacrificados, se deben buscar para estos el intercambio o venta y no proceder a su sacrificio para que sirva de alimento a otras especies”, señala la auditoría.

21

observaciones no solventadas en gestión financiera tuvo La Pastora

La ASENL no reveló ni el mes ni el día en los que los animales fueron sacrificados para determinar qué directivo tomó esta decisión. Sólo menciona que el 9 de diciembre de 2020 Emma Judith Tabllats Salazar, quien es la coordinadora del Parque Zoológico La Pastora, envió la documentación requerida.

Del 13 de abril hasta el 11 de agosto de 2019, cuando renunció, la dirección de Parques y Vida Silvestre estuvo a cargo de Roberto Chavarría Gallegos. Y de esta fecha a los primeros días de noviembre Alfonso Rodríguez quedó como encargado del despacho.

Humberto Maldonado ocupó el cargo en noviembre y durante su comparecencia ante diputados del Congreso local, el 24 de marzo, la entonces diputada del Partido Acción Nacional (PAN), ahora con licencia, Claudia Caballero, reveló la muerte de más de una decena de ejemplares.

“El antes y el después, por ejemplo, cuando estuvo Roberto Chavarría, en cuatro meses muere Pancha, el halcón Harris, un capibara, dos flamingos y una cebra; y de julio a la fecha muere una jirafa, dos flamingos, un venado temazate, una leona, una guacamaya, un ñandú, un tucán, dos antílopes y todo esto de julio a la fecha, en la administración de Alfonso Rodríguez, cuando fue encargado de despacho”, reveló la legisladora.

Alimento irregular en La Pastora

La ASENL cuestionó la compra de alimento para los ejemplares de La Pastora porque el parque zoológico no proporcionó la documentación requerida.

El órgano fiscalizador exhibió que el zoológico compró una parte del alimento a un proveedor ajeno al quien había cotizado la adquisición por casi un millón de pesos, por lo que consideró que no solventó la compra.

Mezclados y Procesos, S.A. de C.V. no solventa ya que aún y cuando anexan tres cotizaciones, éstas no corresponden al proveedor al cual se le realizó la compra por 934 mil 997 pesos”, señala la auditoría.

Además, evidenció al proveedor Juan Antonio Garza Cantú por no solventar la venta de alimentos por 2 millones 290 mil 204 pesos, pues no proporciona documentos como las bases de la convocatoria pública, actas de apertura de propuestas, dictámenes de fallo, el acta de junta de aclaraciones, los dictámenes, el escrito de excepción al procedimiento de licitación, cotizaciones e invitación a proveedores que acrediten que la selección de este estuvo precedida por alguno de los procedimientos enumerados en el artículo 25 de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Contratación de Servicios del Estado de Nuevo León.

“Y que acorde con el monto o naturaleza de la negociación, aseguraron al Ente Público las mejores condiciones disponibles en cuanto a precio, calidad, financiamiento y oportunidad”, menciona la auditoría.

En total el Parque Zoológico La Pastora gastó 5 millones 364 mil 693 pesos en alimentos, que no fueron suficientes para evitar matar ejemplares para consumo de otros animales.

También puedes leer: Profepa denunciará a Zoológico de La Pastora