Aunque en México el desarrollo humano es alto, a nivel municipal la desigualdad persiste.

Por ello, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) urge a atender a los municipios con mayor rezago.

“Se debe buscar que los recursos se asignen a los municipios con menor nivel de bienestar, y para que esta asignación sea efectiva para reducir las brechas, debe ser monitoreada por instituciones anticorrupción sólidas y acompañada de condiciones de transparencia que permitan conocer el manejo de recursos tanto a nivel federal como estatal”, aseguró Marcia de Castro, representante residente del PNUD.

La también coordinadora residente del Sistema de las Naciones Unidas en México refirió que la reforma fiscal es clave para la asignación progresiva del gasto público que promueva la igualdad.

El “Índice de Desarrollo Humano Municipal en México: nueva metodología”,  que ahora es más sensible a la desigualdad, muestra que la desigualdad a nivel municipal persiste.

El Índice de Desarrollo Humano (IDH) considera para su cálculo tres dimensiones básicas: 1) la posibilidad de gozar de una vida larga y saludable; 2) la capacidad de adquirir conocimientos; 3) la oportunidad de tener recursos que permitan un nivel de vida digno.

El análisis presentado en esta publicación permite identificar a los municipios que experimentan los mayores rezagos y que requieren atención prioritaria.