La Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) señaló, entre otras cosas, la exposición excesiva e innecesaria del bebé de cinco meses al que Mariana Rodríguez Cantú extrajo de DIF Capullos. La Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León (CEDHNL) inició una queja de oficio por la salida del menor de edad para conocer detalles del procedimiento.

La organización Save The Children, que promueve y defiende de los derechos de niñas, niños y adolescentes, también se pronunció sobre el permiso de convivencia para que un niño que se encuentra bajo tutela permaneciera por unos días con el gobernador del estado de Nuevo León, Samuel García, y con la titular de la Oficina de Amar a Nuevo León, Mariana Rodríguez.

“Las niñas y niños que están en acogimiento residencial, es decir, que viven en centros de asistencia social, han perdido los cuidados familiares debido a situaciones graves como violencia, orfandad, abandono, negligencia, entre otros. Se trata de niñas y niños que han atravesado o están atravesando por una situación de vulneración de sus derechos, lo que requiere que el Estado les proporcione todas las medidas de protección especial para garantizar la restitución de los derechos que les han sido vulnerados, incluyendo su derecho a vivir en una familia, y evitar que sean revictimizados”, menciona en un comunicado.

El permiso de convivencia familiar se da a la familia de origen, extensa o ajena de una niña, niño o adolescente que haya sido referido al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF). Sin embargo, ni Mariana ni Samuel son parte de su familia.

“El hecho de que alguna persona que no tiene una relación familiar con ellas y ellos, los lleve a su casa o los tenga bajo su cuidado sólo por un fin de semana o por unos cuantos días, puede representar un impacto emocional negativo ante las expectativas que generan los pequeños desde muy temprana edad, pues las niñas y niños necesitan estabilidad, apego, y construir vínculos afectivos con las personas con las que conviven”, sostiene Save The Children.

La organización que tiene presencia en 120 países y trabaja en México desde 1973 incluso habló de la posibilidad del delito de trata de personas con fines de explotación comercial. En esto coincidió el Sistema Nacional Para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

“Al mostrar en un video el rostro del niño de cinco meses de edad en las redes sociales del mencionado matrimonio y luego de que éste fuera replicado por algunos medios de comunicación, además de revelar su nombre y los problemas de salud que enfrenta, existe una clara vulneración de derechos“, evidenció el DIF nacional en un comunicado.

Por su parte, el diputado del Partido Acción Nacional (PAN), Eduardo Leal, aseguró que el gobernador y su esposa están lucrando con los menores del DIF Capullos.

“Yo creo que se están brincando todas las trancas, es decir, no están respetando la privacidad de las imágenes de los menores y no hemos encontrado en los códigos el argumento legal en el que se están basando para extraer a un menor. Es para que el gobernador y su esposa salgan en la foto para den de qué hablar a los medios, lo que creemos es que están lucrando con los menores”, expresó el legislador a pregunta de Reporte Índigo.

También puedes leer: Reclaman a Mariana Rodríguez “¡Con las infancias no!”