La primera mujer en gobernar el estado más grande del país, Chihuahua, aseguró que es momento de pasar de las promesas de campaña a los hechos.

“La propuesta que hicimos en campaña ahora hay que desagregarla y ponerme a trabajar con los organismos de la sociedad civil, con los sectores empresariales por región en el estado para generar líneas estratégicas.

“En cuanto llegue el mes de septiembre, comenzar a ejecutar los programas a los que nos comprometimos para desarrollar este gobierno”.

A sus 45 años de edad, María Eugenia Campos Galván, mejor conocida como “Maru Campos”, aseguró a Reporte Índigo, que ser la primera mujer en gobernar Chihuahua es un gran reto que al mismo tiempo se convierte en una gran oportunidad.

“Para decirle a las mujeres, jóvenes y niñas que sí se puede, las mujeres podemos cumplir nuestros sueños, metas y objetivos; no hay que dejarnos vencer por retos o por obstáculos que se pudiesen presentar”.

No obstante, en el tema de la paridad de género, Campos Galvan, dijo que no habrá un gobierno paritario, pues cree en las capacidades no en las cuotas.

La originaria de la Ciudad de Chihuahua dice que su equipo de transición y del actual Gobierno, que encabeza Javier Corral Jurado, tendrán que iniciar los trabajos de entrega-recepción de manera urgente, ya que necesita conocer el estatus del Gobierno estatal para arrancar.

“Ahorita urge reactivar la economía, urge ponernos a trabajar en materia de seguridad, educación y salud”.

Durante su administración, Javier Corral emprendió una cacería en contra de su predecesor César Duarte Jáquez e involucró a Maru Campos en una investigación cuando era diputada del congreso local; sin embargo, el actual titular del Poder Ejecutivo estatal, reconoció el triunfo de quien será su sucesora.

Por su parte, Campos aseguró que una vez que asuma la titularidad del Ejecutivo estatal, no habrá una cacería de Brujas.

También señaló que con el Gobierno federal que encabeza Andrés Manuel López Obrador, será una relación de comunicación y gestión.

“Ojalá que haya disposición del Gobierno federal para que sea una relación de confianza. En materia ideológica, digamos que no hay que intercambiar con el Gobierno Federal porque no nos hemos entendido”.

También puedes leer: Chihuahua se perfila a ser conservada por el PAN