¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Reporte
Nacional
imagen principal

MARIOVILLANUEVA

El regreso del ‘narcogobernador’

J. Jesús Lemus

A casi 19 años de que iniciara el llamado Maxi Proceso, el proceso penal más grande en la historia de México y primero en incluir a funcionarios públicos en su relación con el trasiego de drogas, está a punto de cerrar con la repatriación del exgobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva Madrid.

El procesado más mediático de la acción penal emprendida por el entonces procurador de la república, Jorge Madrazo Cuellar, en el gobierno de Ernesto Zedillo, fue repatriado hoy tras cumplir una sentencia de 9 años y cuatro meses en una prisión federal de Estados Unidos, en Kentucky.


Ene 18, 2017
Lectura 7 min
portada post

De los 83 capturados por la PGR, indiciados dentro de la causa penal 12/98, solo quedan tres procesados: Arturo Hernández, Alcides Magaña y Mario Villanueva 

A casi 19 años de que iniciara el llamado Maxi Proceso, el proceso penal más grande en la historia de México y primero en incluir a funcionarios públicos en su relación con el trasiego de drogas, está a punto de cerrar con la repatriación del exgobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva Madrid.

El procesado más mediático de la acción penal emprendida por el entonces procurador de la república, Jorge Madrazo Cuellar, en el gobierno de Ernesto Zedillo, fue repatriado hoy tras cumplir una sentencia de 9 años y cuatro meses en una prisión federal de Estados Unidos, en Kentucky.

El Maxi Proceso aludió a una red de funcionarios públicos y narcotraficantes al servicio del Cártel de Juárez, liderado por Amado Carrillo Fuentes.

De los más de 100 involucrados y perseguidos a partir de marzo de 1998, la mayoría de ellos hoy se encuentran absueltos, muertos o en su defecto nunca fueron detenidos.

De los 83 capturados por la PGR, indiciados dentro de la causa penal 12/98, solo quedan tres procesados: Arturo Hernández “El Chacky”, Alcides Ramón Magaña “El Metro” y Mario Villanueva Madrid, que fue el primer gobernador en México en ser llevado ante la justicia por su relación con el crimen organizado.

Pide prisión domiciliaria

De acuerdo a la PGR, Villanueva arribó a México hoy, pero no quedará en libertad pues aún tiene pendiente un proceso penal en el país acusado de delincuencia organizada y fomento al narcotráfico.

Su defensa cuenta con un amparo para que Mario Villanueva pueda pagar en prisión domiciliaria los 13 años de cárcel que aún le restan en nuestro país, beneficio que ya fue otorgado por un juez y que solo falta ser validado por la Procuraduría.

El exmandatario de 68 años de edad padece una enfermedad pulmonar que en los últimos dos años lo ha mantenido encamado en un hospital con tratamiento especializado, dentro de la prisión de Lexington, Kentucky.

El argumento de la defensa se finca en que en ninguna de las prisiones federales de México se le puede garantizar el tratamiento médico requerido.

Una vez que llegue a México, tras ser recibido por personal de la PGR será internado en una prisión federal para esperar el plazo en que el Ejecutivo federal determine si avala o no la prisión domiciliaria.

Su saldo pendiente

Por normatividad interna de los Centros Federales de Readaptación Social, Mario Villanueva no podrá ser ingresado a la cárcel federal de Almoloya, pues ya fue recluso en ese lugar.

De acuerdo a fuentes de la PGR, podría ser trasladado a cualquiera de las prisiones federales en Durango, Chiapas o Morelos.

Villanueva fue detenido por elementos de la PGR el 23 de mayo del 2001, luego de dos años de mantenerse en calidad de prófugo.

Fue sentenciado por delitos contra la salud en sus modalidades de introducción, transportación, extracción de narcóticos denominados cocaína y fomento para la realización de dichas conductas ilícitas.

Recibió una sentencia de 36 años de prisión, que en segunda instancia se redujo a 22 años, siete meses y 11 días, pero luego fue requerido por el gobierno norteamericano, en donde se reconoció culpable de lavado de dinero y obtuvo una sentencia de 9 años y cuatro meses, los que cumplió en diciembre.

Todos los amigos, libres

Al exgobernador de Quintana Roo se le acusó de facilitar el trasiego de drogas desde Colombia a territorio mexicano, al poner -dijo en su momento el procurador Rafael Macedo de la Concha-, a disposición del Cártel de Juárez toda la estructura de seguridad del estado, vinculado con narcotraficantes de la talla de Alcides Ramón Magaña “El Metro”, y Juan Esparragoza “El Azul”.

En esa red de corrupción expuesta por la PGR se detuvo a cuatro cercanos colaboradores del entonces gobernador. Todos ya exonerados al no demostrarse las acusaciones oficiales.

En la lista de sus amigos se encontraba el empresario Fernando García Zalvidea, quien finalmente fue exonerado; murió el 5 de noviembre de 2013, era dueño de la cadena hotelera Real Resorts y propietario de la agencia de viajes en línea BestDay.

Otro señalado como su socio, y exonerado, fue Rafael Lara, exalcalde de Cancún.

También se indició a Ramiro de la Rosa Bejarano, pero la PGR no pudo demostrar sus acusaciones, pese a ser arraigado durante 90 días.

Años después, De la Rosa Bejarano fue coordinador de Enrique Peña Nieto para sus trabajos de campaña en Chiapas.

El Maxi Proceso incluyó a Irving Trigo Zegarra, empresario del ramo de la seguridad privada; arraigado por 90 días sin que la PGR demostrara sus acusaciones y liberado en el 2000.

Daisy Baeza Rodríguez, cercana colaboradora, se encuentra en libertad tras pasar seis años en una prisión de la Ciudad de México bajo cargos de complicidad con Villanueva y el delito de lavado de dinero.

Tras alcanzar la libertad en el 2006 se integró a la administración de Chetumal, a invitación del entonces alcalde Mario Villanueva Tenorio, hio del exgobernador.

Mandato con mancha

A la fecha son 12 exgobernadores señalados o bajo proceso por delitos relacionados al narcotráfico o desvío de recursos:

>> Mario Villanueva Madrid
Quintana Roo. A punto de ser liberado en EU tras cumplir una sentencia de 9 años. Tiene condena pendiente en México.

>> Jesus Reyna García
Michoacán. Detenido en abril del 2014, preso en la cárcel federal del Almoloya acusado de ser parte de los Caballeros Templarios.

>> Tomás YarringtOn Ruvalcaba
Tamaulipas. Prófugo de la justicia desde el 2012, señalado por la PGR de vínculos con el Cártel de Los Zetas.

>> Eugenio Hernández Flores
Tamaulipas. También prófugo y señalado por el Departamento del Tesoro de EU de lavado de dinero a favor del Cártel del Golfo.

>> Javier Duarte de Ochoa
Veracruz. Prófugo, el Gobierno federal ofrece 15 millones de pesos para ubicar su paradero; acusado de lavado de dinero, entre otros delitos.

>> Cesar Duarte Jáquez
Chihuahua. Señalado de atentar contra el erario, de donde salieron 36 propiedades inmobiliarias y decenas de miles de cabezas de ganado.

>> Guillermo Padrés Elías
Sonora. Actualmente preso por la presunción de los delitos de lavado de dinero y operaciones con recurso de procedencia ilícita.

>> Andrés Granier Melo
Tabasco. Preso, enfrenta desde junio del 2013 un proceso penal por lavado de dinero y uso ilegítimo de recursos destinados al sector salud.

>> Luis Armando Reynoso Femat
Aguascalientes. Preso por sustracción ilegal de recursos del erario y defraudación fiscal; la PGR investiga probable nexo con crimen organizado.

>> Miguel Alonso Reyes
Zacatecas. La Procuraduría de Justicia estatal investiga su probable participación en peculado, que causaría la crisis financiera en la entidad.

>> Roberto Borge Angulo
Quintana Roo. Investigado por la Fiscalía local tras señalamientos de diputados locales de actos de enriquecimiento ilícito.

>> Rodrigo Medina de la Cruz
Nuevo León. Enfrenta un proceso en libertad, luego de la acusación de la Fiscalía estatal sobre probable desvío de fondos oficiales.

Comentarios