Marco Antonio Sànchez Flores aún no está en condiciones de declarar. El joven tiene un cuadro de delirium mixto secundario, indican los resultados de un estudio médico que le fue realizado tras ser encontrado el pasado domingo en el Municipio de Melchor Ocampo, en el Estado de México.

Según el documento elaborado el pasado lunes y filtrado en Internet, el estudiante también presenta momentos de irritabilidad y violencia, así como deshidratación y contusiones en diversas partes del cuerpo, como el rostro y las extremidades.

Familiares del joven de 17 años señalan que tampoco reconoce a sus padres y no sabe quién es y critican que las autoridades no le han dado importancia al caso.

Pese a las quejas de la familia, Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, (CDMX) indicó ayer que se tendrán que agotar todas las líneas de investigación. También señaló que no se dará información preliminar hasta no tener datos puntuales.

“De la parte de salud que es una parte fundamental estamos esperando los reportes finales, sé que se está atendiendo al menor y también estoy informado que no tenemos su declaración, siguen los médicos atendiendo, siguen las valoraciones y habrá que esperar. La investigación sigue su curso, es una investigación que tendrá que agotar todas las líneas, se siguen buscando más elementos técnicos, eso es lo más importante, se siguen corroborando bitácoras”, dijo durante su reporte matutino.

El mandatario se negó a dar información preliminar y señaló que los resultados médicos se agregarán a la declaración que Marco Antonio dé una vez que pueda hacerlo.


“No daríamos ninguna información preliminar hasta en tanto no tener obviamente datos puntuales que los den los expertos, los médicos, ellos son los que tendrán que decirnos cual es su estado de salud, cuales son sus condiciones, antes y después”

Miguel Ángel Mancera,

Jefe de Gobierno de la CDMX

 “Los médicos, ellos son los que tendrán que decirnos cual es su estado de salud, cuales son sus condiciones, antes y después, eso será una parte muy importante, que se agregará así como su declaración, efectivamente cuando tengamos su declaración”, dijo.

Antes, Mancera había señalado que la declaración de Marco Antonio es fundamental para saber qué sucedió y qué fue lo que vivió durante los días que estuvo desaparecido.

Marco Antonio fue detenido el 23 de enero pasado por elementos de la Policía Capitalina al intentar tomar la foto de un mural, según un amigo que se encontraba con él en ese momento.

Días después fue detenido en Tlalnepantla, Estado de México, por policías de esa entidad, quienes lo trasladaron al MP y luego lo dejaron ir, pese a que ya lo estaban buscando sus familiares y el caso ya había sido retomado por medios de comunicación.

 El pasado domingo, el joven fue hallado deambulando en el Municipio de Melchor Ocampo, y sus padres pudieron reunirse con él, pero debido al estado en el que se encontraba, no los pudo reconocer.

La travesía

Durante casi una semana Marco Antonio estuvo desaparecido, pero aún es incierto lo que le sucedió

23 de enero

>Fue detenido por elementos de la Policía Capitalina al supuestamente intentar fotografiar un mural.

27 de enero

>En Tlalnepantla volvió a ser remitido tras supuestamente intentar suicidarse, pero las autoridades lo dejaron libre.

28 de enero

>Se confirmó a sus padres su localización en el Municipio de Melchor Ocampo, donde fue trasladado a Tlalnepantla.

29 de enero

>Se le realizó un estudio para determinar su condición médica.